Todas las entradas de: staffmodaetica

Bangladesh y Mauritius: Esclavitud Moderna

Bangladesh y Mauritius son ejemplos de países donde las condiciones laborales de los trabajadores en la industria textil sonde las peores; de tal manera que la práctica textil ha sido denominada “Esclavitud Moderna” allí.

Los invitamos a leer un artículo del caso, y la acción de marcas referentes en la moda impulsando un acuerdo entre los países para terminar con dicha injusticia.

Link: http://news.trust.org/item/20180302155447-empad/

How fashion brands are tackling modern slavery in Mauritius

by Cindy Berman | Ethical Trading Initative
Friday, 2 March 2018 15:54 GMT

 Mauritius and Bangladesh are negotiating an agreement that could put an end to bonded labour once and for all

Mauritius may have a reputation as a tropical paradise, but for thousands of migrants working in its factories, it represents a limbo of debt and bonded labour. Many arrive from Bangladesh, attracted by the promise of a decent job so that they can send money home to their families. But the reality is that they end up trapped for months, even years, working to repay the huge fees charged by unscrupulous recruitment agents just to secure their job abroad.

Yet this could be about to change. The Mauritian and Bangladeshi governments are negotiating an agreement that should help to put an end to this kind of practice once and for all.

The breakthrough was announced at an event in Mauritius hosted by the British High Commission and Asos – a major fashion brand and member of the Ethical Trading Initiative. For the first time, the event brought together ministers and officials from Mauritius and Bangladesh, along with international brands, retailers, suppliers, and a host of other stakeholders to discuss the issues and how best to tackle them.

The apparel and textile industry is big business for Mauritius, but it is heavily reliant on migrant workers, the majority coming from Bangladesh, with others from Madagascar, India and Sri Lanka. While the government has made an express commitment to decent work, this reliance on migrant labour without due oversight of the recruitment process has made it a high-risk country for modern slavery.

The problem isn’t new, and it’s by no means unique. Migrant workers from Asia can pay anything between $600 – $20,000 for their jobs depending on the country, sector and type of job. Some employers hold their documents or withhold payment until the end of the contract, leaving workers vulnerable and dependent on one employer for years.

Yet the Mauritian government and manufacturers are keen for the country to remain an attractive sourcing destination for brands and retailers. It is a stable country that upholds the rule of law, but they must take important steps to ensure their industries do not put vulnerable workers at risk. With the right leadership, getting it right in Mauritius could provide a model for similar change elsewhere.

The agenda already has the support of a wide range of stakeholders, including the UK government, Anti-Slavery International, the IHRB, the ILO and the IOM. But it is being led by a core group of businesses who are taking their responsibilities to tackle and prevent modern slavery seriously.

Asos in particular has shown genuine leadership. Prior to the meeting, a letter from Asos and ETI signed by 10 international brands was sent to the Mauritian Government calling for action to monitor and regulate the recruitment industry. The brand also used its own significant leverage in the country to bring together important stakeholders – including many of its commercial competitors – and lay the groundwork for a common understanding of the problem.  At the same time, ETI members Asos, Whistles, and Princes, along with other brands, suppliers and retailers have been working together over the past few months to investigate the human rights risks and impacts of their commercial operations in Mauritius.

While it’s early days, these efforts are starting to bear fruit. A number of suppliers in Mauritius have already changed their recruitment policies and practices, while the Mauritian Export Association has agreed to adopt the ‘employer pays’ principle and ensure its members comply with it. In some cases, debts owed by migrant workers have been repaid to free them from bonded labour.

Unions too have an important role to play, but organising migrant workers takes considerable resources and different ways of working. They will need organisers who can speak the language of migrant workers, who can build trust and help them deal with the issues that are most important to them. They will also need a shift in approach to successfully win the trust of both suppliers and workers. At the same time, suppliers and manufacturers in Mauritius will need to open their doors and allow trade unions in. Brands need to send a message to their suppliers that this is important, and government needs to monitor that this is happening.

Some of this work is already underway. For example, Mauritian trade unions are starting to build alliances with Bangladeshi unions so that workers can better understand their rights before they leave, and when they arrive.

Ultimately, the real measure of success will be whether these efforts effectively eliminate debt bonded labour. So far, however, the process has been an excellent example of what a coordinated, multi-lateral approach can achieve.

We’ve been particularly impressed by the work of the brands. Businesses have a legal and moral duty to address modern slavery in their supply chains – quite simply, it is the right thing to do – but if they take their responsibilities seriously, this is exactly the sort of approach we should be seeing: bold, proactive and committed to the long-term.

We’ll be following future developments closely.

Cindy Berman is the head of Modern Slavery Strategy at the Ethical Trading Initiative

animaná & Hecho por Nosotros: De la Patagonia a una Boutique en París – EL CRONISTA

Adriana Marina creó una empresa B que diseña y comercializa indumentaria, accesorios y mantas hechas a mano por comunidades. Tiene un exclusivo local en Buenos Aires y otro en Francia. Facturó u$s 350.000 en 2017.

Nota de Florencia Tuchin – El Cronista

 

 

Criarse en la Patagonia, inmersa en la fuerza de la naturaleza, entre ovejas, guanacos, y la comunidad local, inspiró a Adriana Marina a crear Animaná, una empresa social de la industria de la indumentaria. Desde 2009, la fundadora pensó en un modelo de negocio que combina el diseño contemporáneo y técnicas ancestrales. La marca sustentable se enfoca en la creación de ropa, accesorios y mantas hechas a mano por comunidades de la Patagonia y Los Andes. Además, Marina impulsa la ONG Hecho x Nosotros, encargada de la investigación de textiles sustentables y reconocida con el Status Consultativo de la ONU.

 

La compañía, que en la actualidad cuenta con cinco empleados divididos en Buenos Aires y París, trabaja con productores de fibras naturales, cooperativas, emprendimientos sociales y artesanos de comunidades vulnerables para preservar sus tradiciones artísticas y mejorar su calidad de vida. También, trabaja con líderes de la moda para proveer recomendaciones y guías de mejores prácticas.

 

Marina vivió en la Patagonia, en Buenos Aires y Salta; viajó por Perú, Bolivia e India; trabajó y residió en Europa nueve años, y regresó con sus hijos a la Argentina hace casi una década. Estudió sistemas de información y realizó un doctorado en Economía. Además, desarrolló una carrera de investigación en el área de Convergencia, crecimiento y desigualdad, en proyectos internacionales basados en redes de aprendizaje colaborativa.

 

Con una inversión inicial de $ 1,5 millón, el proyecto comenzó con un trabajo intenso de interacción con diferentes comunidades y con la creación de la marca. “Visité y colaboré con diversas comunidades, tanto en la Argentina como en Perú y Bolivia, con las cuales ya tenía contacto y empezamos a realizar colecciones después de trabajar con ellos en diseño y en gestión”, cuenta.

 

 

Al trabajar con productos realizados en forma artesanal, recuperar técnicas ancestrales, unirlas con un diseño contemporáneo y con algunos procesos semi industriales, los cuales también incluyen pasos y terminaciones manuales, se requiere un sistema de producción más costoso y de control de calidad organizado y profesional. “Durante los últimos 10 años, hemos generado capacitaciones con artesanos y cooperativas, pymes locales para mejorar su rendimiento y establecer una cadena de producción más competente y ordenada”, señala.

 

Al comienzo, la marca participó en ferias sustentables en Londres. Luego pasaron a ferias más comerciales, como Maison et Objet, en espacios de nuevos emprendedores, y conquistaron poco a poco a los compradores internacionales de concept stores y marcas de lujo. Según la fundadora de Animaná, el intercambio con los compradores internacionales en las ferias, es un aprendizaje muy interesante.

 

Marina menciona que tuvo la suerte de conocer a Dominique Peclers, experta de la moda mundial con más de 50 años de experiencia en el mercado del lujo. El equipo creativo de Peclers crea libros de tendencias de temporada que establecen los componentes básicos para las empresas en las industrias de la moda y el hogar. “Dominique Peclers es una aliada de lujo e incondicional, que colabora desde los inicios. Ella viajó junto con nosotros a visitar cientos de comunidades de Perú y Argentina para conocer sus técnicas e historia”, relata la emprendedora.

 

El apoyo de Peclers, su red de expertos, contactos y colaboradores les facilitó mucho la apertura de la boutique en París y la entrada al país galo. Hace dos años y medio que abrieron el negocio en la capital francesa.

 

“El punto de inflexión de Animaná como empresa surge de la mano de Mateo Zambruno, un joven ingeniero industrial, que tomó el desafío de hacer de Animaná una realidad en el mercado hace dos años. Él ordenó la empresa y creó un modelo de negocio sustentable ad hoc, que está permitiendo tener bases de expansión del negocio a nivel internacional”, destaca Marina. En 2017, la empresa social facturó u$s 350.000.

 

En 2017, la compañía se lanzó en el mercado argentino, a través de venta online y con un showroom. Lograron la apertura de la boutique en diciembre.

 

En relación a las expectativas, Marinacuenta que en Francia quieren abrir otro local para el siguiente año. También, buscan afianzarse en el mercado argentino y después, en los Estados Unidos.

 

La fundadora de la empresa, que cuenta con certificación B, dice que está logrando posicionar la marca en la Argentina, no solo en el comercio minorista y mayorista, sino también en el área de los regalos corporativos. “Notamos una creciente demanda por parte de organizaciones y organismos estatales de poder ser consistentes con sus políticas de RSE y sustentabilidad al momento de hacer regalos institucionales y a sus equipos de trabajo”, agrega.

 

Redes colaborativas

 

Para potenciar el negocio y ampliar el impacto, la fundadora de Animaná asistió a espacios de ferias sustentables, encuentros de colaboración y conferencias de otras organizaciones pioneras dentro de la sustentabilidad en la industria, que estaban surgiendo en Europa como el Ethical Fashion Forum o el Ethical fashion Show. “La participación en estos espacios nos ayudó a crecer y desarrollar ideas y proyectos en otro nivel: formar redes para realizar proyectos de mediano y largo plazo, involucrando más personas”, destaca Marina.

 

En 2009 fueron seleccionados como participantes en el programa Business in Development Network – BiD Challenge Argentina, un programa de capacitación y mentoría para organizaciones sustentables para desarrollar sus modelos de negocio. También los eligieron para participar en el desafío Changemakers de Ashoka. Asimismo, participaron en BiD Network Mujeres empresarias, saliendo entre los 20 proyectos más interesantes del mundo en el desarrollo local.

 

Ficha técnica

  • Inversión inicial: $ 1,5 millón
  • Facturación 2017: u$s 350.000
  • Locales: 2
  • Empleados: 5

 

—–

 

 

 

 

 

 

 

Nuestro aliado Museo Arqueológico Pío Pablo Díaz, vencedor de concurso Museos Ibero-Americanos!!!

El Museo Arqueológico Pío Pablo Díaz de Cachi, Salta, fue premiado por su proyecto “Arqueologías de la Memoria” en el concurso de Ibermuseos.
Los invitamos a leer la nota sobre nuestro aliado ganador y su proyecto, quién hoy funciona como puente entre los diversos actores de la sociedad civil de Cachi a través de la historia que narra en sus salas 

Proyecto ganador del Premio Iberoamericano de Educación y Museos estimula diálogos entre colectivos locales de los Valles Calchaquíes de Argentina

Tercera Edición del Foro Cyted Iberoeka!!

Tema: “Innovación en la Cadena Productiva de Camélidos Sudamericanos”.


¿Cuándo? – 24, 25 y 26 de Mayo 2018.

¿Dónde? – La Paz, Bolivia.


Luego de haber organizado la segunda edición del Foro Cyted Iberoeka 2017 en Mar Del Plata a la par de la municipalidad de Pueyrredón, volvemos en 2018 para celebrar la tercera edición en La Paz, Bolivia en el mes de Mayo de 2018. Si bien este año la organización está en manos de agentes locales, apoyamos al Foro desde Argentina.

Este año, como principal objetivo, el Foro se concentrará en promover el intercambio de conocimientos y experiencias en innovaciones para la cadena productiva de fibra de camélidos asociada al sector textil, así como iniciativas y oportunidades de negocios globales para dichas fibras naturales. De esta manera, seránbienvenidos investigadores, artesanos emprendedores, diseñadores, asistentes provenientes de los países iberoamericanos, y el  intermediar tecnología entre empresas.

animaná y Hecho por Nosotros: Partícipes del W20 Argentina 2018

Moderadoras:

  • Silvia Torres Carbonell: Directora del Centro de Emprendedurismo en IAE – Vice Presidenta del Foro Internacional de la Mujer (IWF)
  • Andrea Grobocopatel: Co-Chair del W20

En esta gran oportunidad, Hecho por Nosotros y animaná fueron invitados especiales a participar del Women20 Argentina en el IAE Business School el pasado 20 de Febrero. El W20 es uno de los grupos de afinidad del G20 con el objetivo de lograr influenciar a los líderes de la cumbre que se realizará en Argentina en Octubre de este año a través de posibles propuestas de políticas públicas que promuevan la equidad de género.

En esta primer sesión, fuimos representados por Marina Cirio, miembro del grupo de trabajo de Hecho por Nosotros y animaná. En este encuentro, diferentes mujeres con experticias en diversas áreas de la economía del país, trabajaron en conjunto para discutir, debatir, y llegar a una propuesta final a presentar para promover el emprendedurismo y la innovación en las mujeres argentinas; las temáticas principales del evento.

Dichas soluciones se pensaron a partir a los cuatro ejes problemáticos para las mujeres, los cuales se eligieron trabajar en el W20 del 2018:

  • La baja tasa de inclusión laboral,
  • El bajo acceso a lo digital,
  • La baja inclusión en el sector financiero,
  • Las problemáticas a las que se enfrenta la mujer rural.   

A partir del trabajo de Hecho por Nosotros y animaná en las comunidades Andinas y el emprendedurismo sustentable, Marina compartió con entusiasmo las experiencias de nuestro trayecto para colaborar a partir del conocimiento adquirido en él, en las propuestas innovativas y emprendedoras a las que llegaron en conjunto algunas de las mujeres referentes del país, buscando mejorar la situación de la falta de equidad de género.


Sin duda existen diversos caminos mediante los cuales la mujer puede hacer aportes distintos y sumamente positivos a nuestro país; es tan sólo cuestión de encontrar su motivación y abrirles el paso para que hagan su propio camino.

¡Esperamos poder seguir colaborando en las siguientes sesiones y poder ver nuestra influencia en la cumbre del G20 el próximo Octubre 2018 en Argentina!

  Video W20

Lévalo de manera sustentable – Innovación y Colaboración – un camino hacia la implementación de objetivos de desarrollo sustentable en la cadena global textil

En Julio atendí un evento del High-level Policial Forum en las Naciones Unidas para Hecho por Nosotros. Fue un evento que conecto importantes y muy diversos jugadores para nuestro gol común: cambiar el paradigma de la industria de la moda como existe ahora. 

El evento fue organizado por la misión permanente de Estonia en la ONU y UN Environment Programme UNEP. Los oradores incluyan un politico de Bangladesh, el ministro de finanzas de Dinamarca Kristian Jensen y la presidenta de la iniciativa del sector textil del Parlamento Europeo Linda McAvan, pero también el presidente ejecutivo de la empresa UPMADE que se dedica a “Upcycling Industrial”, la directora del Copenhagen Design School Mette Harrestrup, y el director de UN Environment Programme, Mr. Elliot Harris. Fue una excelente mezcla de expertos en diferentes areas que se dedican a avanzar la Sustentabilidad en la moda.

Se presentó una iniciativa que se llama “Race to the Top” con apoyo del gobierno de Dinamarca, para hacer el desarrollo sustentable mas atractivo en Bangladesh. Como Dinamarca ya no produce mucha ropa en su país pero si consume mucha ropa producidos en países de desarrollo, tomaron responsabilidad por los productos consumidos en su país.

La Union Europea esta trabajando en el “Flagship Initiative on the Garment Sector”, para escribir leyes que aseguran la responsabilidad de las empresas y que aseguran también que entiendan su cadena de suministro al 100%. La idea es que sea la responsabilidad de las empresas que sepan exactamente donde todos sus productos están fabricados, sin excusa. Esto es uno de los goles principales de esta iniciativa aparte de acuerdos de comercio con diferentes país, regulaciones de contaminación, eficiencia de recursos naturales, salud y otros leyes mas.

Elliot Harris de la ONU trajo el tema al consumidor y al problema de residuos textiles de todos nosotros. También habló sobre el problema de los micro-plásticos que con cada lavado en la maquina entran a nuestros vías fluviales y contaminan nuestros océanos. Lo más simpatico fue una anécdota de Mr. Harris sobre unas recientes compras de ropa con su familia. Su elegante traje que estaba llevando este día lo compró en una tienda de segunda mano Goodwill. Que buen ejemplo! Porque todos podemos tener un efecto positivo aunque no tenemos mucho dinero si compramos ropa usada.

Marko Kiisa de UPMADE presentó su solución para reducir los residuos textiles de producción. Generalmente, se tiran un 18% de las telas cuando se corta la producción y su empresa desarrollo un software que analiza como producir de manera eficiente nuevos productos con los residuos. Así se salvan materiales virgeneas, se pueden producir 12% mas ropa con las telas residuos y además es económicamente beneficioso.

La presentación tocó ultimo el tema del futuro con la presidenta del Copenhagen Design School Mette Harrestrup. Un grupo de estudiantes de moda participaron en una reunión, Youth Fashion Summit,  donde desarrollaron ideas para el desarrollo sustentable en la cadena textil en colaboración con empresas. 80% del impacto medioambiental se decide en el proceso de diseño y son los estudiantes de moda de ahora que pueden hacer el cambio mas grande para el futuro. 

Es muy inspirador ver todas estas personas que logran tener un impacto muy real y positivo para cambiar el paradigma de la industria de moda. El cambio del paradigma es el hilo conductor de nuestro trabajo en ONU – estamos sumando un RED mundial para avanzar el cambio del paradigma con el fin de presentar un Working Paper en ONU sobre el cambio de la industria de la moda hacia una industria verdadero sustentable. Hay aún mucho para hacer pero se llega paso a paso con cada uno de nosotros haciendo lo que uno tiene en su poder. Nadie puede hacer un cambio solo, pero nuestro movimiento crece cada día. 

Un texto de Nina Dornheim, diseñadora y embajadora de Hecho por Nosotros en ONU.

Lavado verde – Greenwashing

Greenwashing (del inglés green, verde, y whitewash, blanquear o encubrir), ecoblanqueamiento, lavado verde o lavado de imagen verde es una forma de propaganda en la que se realiza márquetin verde de manera engañosa para promover la percepción de que los productos, objetivos o políticas de una organización son respetuosos con el medioambiente con con el fin de aumentar sus beneficios

Acciones verdes y que ayudan el medioambiente están cada vez más común, y el conocimiento sobre sustentabilidad es creciendo. Más y más consumidores favorecen a las marcas socialmente responsables,  enfocan en marcas que ayudan al medio ambiente. Asimismo, las marcas se concentran en ser amables con el medioambiente. Al menos algunas realmente lo hacen, mientras otras es solo greenwashing  – se trata de una estrategia para vender más ropa y mejorar su imagen.

Algunos ejemplos de greenwashing:
  • Afirmar que las marcas apuestan por la sostenibilidad de los productos sin aportar pruebas fundadas ni certificados que lo demuestren.
  • Incluir etiquetas con atributos verdes que indiquen certificación del producto – aún la certificación es su propio, o queda sin información cuales acciones están realizando y como los resultados se observan.
  • Aclaraciones y compromisos de reciclaje parciales –  como declaraciones como la oficina central es 100% green y comprometido a acciones medioambientales, pero no realizan mismos actos  en procesos de manufactura.

No sabemos suficiente acerca del impacto que la industria moda tiene sobre las personas y el planeta. Incluso las marcas que aparecen en el rango más alto de puntuación, tienen un largo camino por recorrer para ser transparentes acerda de sus proveedores, la gestión de la cadena de suminstro y sus practices comerciales. Lo que nosotros, consumidores podemos hacer y preguntar a las marcas sobre sus procesos, y demanda la transparencia.

Se necesitan 1,7 planetas para satisfacer la demanda humana de recursos naturales

Se necesitan 1,7 planetas para satisfacer la demanda humana de recursos naturales. La humanidad gastará este miércoles, 2 de agosto, el ‘presupuesto ecológico’ anual de la Tierra, es decir, la provisión de recursos naturales que el planeta puede reponer durante un año en agua, suelo y aire limpio.Este Día de la Sobrecapacidad de la Tierra llega un día antes que en 2016, lo que significa que la humanidad estará viviendo ‘a crédito’ desde este miércoles hasta lo que queda de año, según señaló Global Footprint Network, la organización mundial y social de WWF que analiza la evolución de la huella ecológica del planeta.”Para el 2 de agosto de 2017 habremos usado más de la naturaleza de lo que nuestro planeta puede renovar en todo el año. Esto significa que en siete meses emitimos más carbono que los océanos y los bosques pueden absorber en un año, cogimos más peces, talamos más árboles, cosechamos más y consumimos más agua de lo que la Tierra pudo producir en ese mismo periodo”, indicó Global Footprint Network. No en vano, tanto Global Footprint como Network destacaron que se necesita el equivalente a 1,7 planetas para producir lo suficiente con el fin de satisfacer las necesidades humanas conforme a las actuales tasas de consumo.

Las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por la quema de carbón, petróleo y gas constituyen el 60% de la huella ecológica de la humanidad en la Tierra.Esta tasa varía según los países, puesto que España consume 2,4 planetas, una cifra superada por países como Australia (5,2), Estados Unidos (5,0), Corea del Sur y Rusia (3,4), Alemania (3,2), Suiza (3,1), Francia y Reino Unido (3,0), Japón (2,9) e Italia (2,6).

CADA VEZ MÁS TEMPRANO
El Día de la Sobrecapacidad de la Tierra, que se calcula desde 1986, llega más temprano cada año. En 1993 ocurrió el 21 de octubre, en 2003 el 22 de septiembre y en 2015 el 13 de agosto. No obstante, Global Footprint Network recalcó que, como aspecto positivo, el avance del Día de Soprecapacidad de la Tierra se ha ralentizado. “Si redujéramos las emisiones de carbono a la mitad, la fecha del Día de la Sobrecapacidad de la Tierra retrocedería 89 días o aproximadamente tres meses. Esto es posible y reduciría la demanda de la humanidad sobre los recursos ecológicos de 1,2 Tierras en vez de 1,7, como ahora”, apuntó. Además, WWF subrayó que las emisiones de dióxido de carbono (CO2) relacionadas con la energía no aumentaron en 2016 por tercer año consecutivo, pese al crecimiento de la economía mundial, lo que puede explicarse en parte por el importante desarrollo de las energías renovables en la electricidad.

Global Footprint Network aseguró que las personas pueden contribuir a detener, y eventualmente a revertir, esta tendencia si comen menos carne, queman menos combustible y reducen el desperdicio de alimentos. En el año 1961, cuando se fundó WWF, la humanidad consumía sólo dos tercios de los recursos naturales disponibles en el planeta. En ese mismo año, la mayoría de los países todavía tenían saldo ecológico positivo, es decir, que su huella ecológica era mucho más pequeña y sostenible. Los actuales niveles de consumo se han disparado y actualmente la humanidad está fuera de los límites sostenibles y en la actualidad 1,7 planetas para abastecer las necesidades de consumo. De seguir esta tendencia, serán necesarias al menos tres Tierras para que las personas puedan abastecerse en 2050, según WWF.

Por eso necesitamos ACCIONES SUSTENTABLES para un mejor futuro. Conocer más ¿Cómo puedo empezar a consumir de una forma más ética y responsable?

Articulo fue publicado por La Información.

Economía Circular – el futuro de la industria de la moda?

El presente modelo económico lineal de “tomar, hacer, desechar” se basa en disponer de grandes cantidades de energía y otros recursos baratos y de fácil acceso, pero está llegando ya al límite de su capacidad física. La economía circular es una alternativa atractiva y viable que ya han empezado a explorar distintas empresas.

Reparar y regenerar

Por definición, la economía circular es reparadora y regenerativa, y pretende conseguir que los productos, componentes y recursos en general mantengan su utilidad y valor en todo momento. Este concepto distingue entre ciclos técnicos y biológicos.

Tal como la imaginan sus creadores, la economía consiste en un ciclo continuo de desarrollo positivo que conserva y mejora el capital natural, optimiza el uso de los recursos y minimiza los riesgos del sistema al gestionar una cantidad finita de existencias y unos flujos renovables. Además, funciona de forma eficaz en todo tipo de escala.

Ciclo de economía circular

La economía circular proporciona múltiples mecanismos de creación de valor no vinculados al consumo de recursos finitos. En una verdadera economía circular, el consumo solo se produce en ciclos biológicos eficaces; por lo demás, el uso sustituye al consumo. Los recursos se regeneran dentro del ciclo biológico o se recuperan y restauran gracias al ciclo técnico. Dentro del ciclo biológico, distintos procesos permiten regenerar los materiales descartados, pese a la intervención humana o sin que esta sea necesaria. En el ciclo técnico, con la suficiente energía disponible, la intervención humana recupera los distintos recursos y recrea el orden, dentro de la escala temporal que se plantee. Mantener o aumentar el capital supone características diferentes en ambos ciclos.

La economía circular se basa en tres principios clave, cada uno de los cuales aborda varios de los retos en términos de recursos y del sistema a los que han de hacer frente las economías industriales.

  1. Preservar y mejorar el capital natural, controlando existencias finitas y equilibrando los flujos de recursos renovables.
  2. Optimizar el uso de los recursos, rotando productos, componentes y materiales con la máxima utilidad en todo momento, tanto en los ciclos técnicos como en los biológicos.
  3. Fomentar la eficacia del sistema, relevando y eliminando externalidades negativas.

 

Cadena de Moda Circular, por Alice Beyer Schuch

Moda circular

Es un hecho que la industria de la moda sigue siendo una de las industrias más perjudiciales para el medio ambiente en el mundo. Sólo en 2015 la industria mundial consumió 79.000 millones de metros cúbicos de agua, liberó 1.715 millones de toneladas de CO2 y produjo 92 millones de toneladas de desechos, según datos del Boston Consulting Group (2017). Además, debido a que la industria se ha vuelto tan grande y fragmentada a lo largo de los años, también está plagada de problemas sociales y éticos. Estos van desde la desigualdad de género y el acoso sexual, hasta los salarios y la exposición continua de los trabajadores a los productos químicos y residuos peligrosos.

Moda circular esta aplicando economía circular en sus procesos. Como economía circular, la definición la moda circular es reparadora y regenerativa, utilizando el reciclaje y reuso de fibras.  La moda circular consiste en un ciclo continuo de desarrollo positivo que conserva y mejora el capital natural, optimiza el uso de los recursos y minimiza los riesgos del sistema al gestionar una cantidad finita de existencias y unos flujos renovables. Además, funciona de forma eficaz en todo tipo de escala, implementando la estrategia de diseño para la ciclabilidad; aumentando el volumen y el procesamiento de las prendas usadas recolectadas; Aumentando la reventa de prendas de vestir o aumentar el uso de fibras textiles recicladas.

Ideas afines:

Cradle to Cradle (de la cuna a la cuna)

El químico y visionario alemán Michael Braungart desarrolló, junto con el arquitecto estadounidense Bill McDonough, el concepto Cradle to Cradle™ (de la cuna a la cuna) y su proceso de certificación. Esta filosofía de diseño considera todos los materiales empleados en los procesos industriales y comerciales como nutrientes, de los cuales hay dos categorías principales: los técnicos y biológicos. El marco Cradle To Cradle se centra en el diseño de la eficacia en lo relativo a los productos con un impacto positivo y la reducción de los impactos negativos del comercio mediante la eficiencia.

El diseño Cradle to Cradle percibe los procesos seguros y productivos del «metabolismo biológico» de la naturaleza como modelo para desarrollar un flujo de «metabolismo técnico» de materiales industriales. Los componentes de los productos pueden diseñarse para su continua recuperación y reutilización como nutrientes biológicos y técnicos en esos metabolismos. El marco Cradle to Cradle aborda también insumos de energía y agua.

• Elimina el concepto de residuos. «Los residuos equivalen a alimentos». Diseñar productos y materiales con ciclos de vida que sean seguros para la salud humana y el medio ambiente y que puedan reutilizarse perpetuamente a través de metabolismos biológicos y técnicos. Crear y participar en sistemas para recoger y recuperar el valor de esos materiales tras su uso.
• Hacer uso de la energía renovable. «Aprovechar la energía del sol». Maximizar el uso de la energía renovable.• «Celebrar la diversidad». Gestionar el uso del agua para maximizar la calidad, promover ecosistemas saludables y respetar los efectos a nivel local. Orientar las operaciones y las relaciones con las partes interesadas mediante la responsabilidad social.

Ecología industrial

«La ecología industrial es el estudio de los flujos de materiales y de la energía a través de sistemas industriales». Centrándose en las conexiones entre los operadores dentro del ecosistema industrial, este enfoque tiene como objetivo crear procesos de circuito cerrado en el que los residuos sirven de entrada para otro proceso, eliminando la noción de un subproducto no aprovechable.

La ecología industrial adopta un punto de vista sistémico, diseñando los procesos de producción atendiendo a las restricciones ecológicas, mientras mira su impacto global desde el principio, y trata de darles forma para que se puedan realizar lo más cerca posible de los sistemas vivos. A este marco de trabajo se le denomina a veces «ciencia de la sostenibilidad», por su carácter interdisciplinario y porque sus principios pueden aplicarse también en el sector de los servicios. Con un énfasis en la restauración del capital natural, la ecología industrial también se centra en el bienestar social.

Lea el artículo de los profesores Clift y Allwood acerca de la ecología industrial aquí.

Economía azul

Impulsada por Gunter Pauli, empresario belga y anteriormente Director Ejecutivo de Ecover, la Economía azul es un movimiento de código abierto que reúne una serie de casos prácticos recopilados inicialmente en un informe del mismo nombre entregado al Club de Roma. Como dice el manifiesto oficial, «utilizando los recursos disponibles en los sistemas en cascada, (…) los residuos de un producto se convierten en la entrada para crear un nuevo flujo de caja».

Basada en 21 principios fundacionales, la Economía azul insiste en soluciones que están determinadas por su entorno local y las características físicas y ecológicas, haciendo hincapié en la gravedad como principal fuente de energía. El informe, que sirve también como manifiesto del movimiento, describe las «100 innovaciones que pueden crear 100 millones de empleos en los próximos diez años» y ofrece muchos ejemplos de proyectos colaborativos ganadores Sur-Sur, otra característica original de la intención de este planteamiento de promover su enfoque práctico.

Algunas artículos sobre la moda circular:
https://www.slowfashionnext.com/blog/2016/08/30/moda-circular-sea-demasiado-tarde/
https://www.slowfashionnext.com/blog/2017/06/19/moda-circular-big-players/
Boston Consulting Group reporte “Pulse of the Fashion Industry” 2017 (en ingles): https://www.copenhagenfashionsummit.com/wp-content/uploads/2017/05/Pulse-of-the-Fashion-Industry_2017.pdf

 

El articulo es basado de un articulo publicado por Ellen MacArthur Foundation 

 

El 95% de la producción textil artesanal está en manos de mujeres

Con el objetivo de contar con una herramienta ágil para acceder a información del sector artesanal textil varios organismos nacionales lanzaron un nuevo sitio web. De acuerdo con la información reunida es posible afirmar que el 95% de esa producción está en manos de mujeres, el 73% utiliza la técnica de tejido a telar; además, la provincia de Formosa concentra más del 20% del total de artesanos.

tejido artesanal argentina mapa digital panorama INTI
Se puede visitar el sitio en www.renatra.gob.ar y acceder a información sobre 6842 artesanos textiles distribuidos en el territorio nacional

Argentina es una nación productora de artesanías textiles por excelencia, resultado de una rica cultura común de trabajo en torno a las fibras y el tejido que halla sus raíces en saberes ancestrales. Con el objetivo de otorgarle valor y reconocimiento a este sector económico, diversos organismos nacionales impulsaron la creación de un Registro Nacional de Artesanos Textiles de la República Argentina (ReNATRA) disponible en la red.

“Nos propusimos dar visibilidad al trabajo de los artesanos textiles de todo el país” Laura Martínez, integrante del equipo del Observatorio de Tendencias del Centro de Textiles del INTI

Un dato que arroja esta nueva herramienta digital es que el 95% de la producción está en manos de mujeres, que el 73% utiliza la técnica de tejido a telar y que en Formosa se concentra más del 20% del mercado —seguida por Neuquén, Salta y Buenos Aires—. También se puede apreciar que el 65% de los artesanos dominan tanto la técnica de hilado como de tejido.

Quienes accedan al nuevo sitio podrán encontrar una presentación sobre la herramienta, un mapa digital, datos de contacto de cada productor, información sobre oficios y técnicas de tejido, un buscador de listas por provincia. Además dispone de un formulario online para que se sumen quienes aún no se han registrado.

El ReNATRA fue creado e impulsado por la Mesa del Mapa Cultural y Productivo del Textil Artesanal Nacional conformada por el Centro de Textiles del INTI, el Mercado Nacional de Artesanías Tradicionales de la República Argentina (MATRA) del Ministerio de Cultura de la Nación, la Subsecretaría de Responsabilidad Social del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) del Ministerio de Agroindustria de la Nación.

Este trabajo se suma a las acciones que lleva adelante el INTI, institución que este año celebra su 60º aniversario, para brindar apoyo tecnológico a la industria textil y de indumentaria nacional.

Acceder al sitio: www.renatra.gob.ar