Archivos de la categoría Entrevistas y especiales

¿Empoderamiento femenino o una estrategia de negocios?

No es ninguna sorpresa que la industria textil, después de la petrolera, sea una de las que mueve más capital en el mundo y que detrás de ella se escondan millones de trabajadores. No obstante los atractivos desfiles y el seductor visual merchandising de las marcas de moda; no todo es color de rosa en la producción de indumentaria.

Aproximadamente un 75% de la mano de obra en el sector textil y de moda esta compuesto por mujeres. Por un lado, es positiva la democratización de los puestos de trabajo, considerando la discriminación de género en estos temas y sobre todo teniendo en cuenta que las actividades textileras han sido relacionadas con el sexo femenino desde épocas previas a la revolución industrial. Pero, con una mirada más profunda a lo que esta sucediendo en la cadena productiva lo mínimo que podemos hacer es preocuparnos e informarnos si estas trabajadoras mujeres están recibiendo el trato que se merecen por producir lo que vestimos todos los días.

Es inexplicable como muchas de las empresas y marcas con mejores ingresos económicos sigan sin garantizar salarios justos, trabajos decentes y seguridad laboral. De la misma manera, es inexplicable que en pleno Siglo XXI sigan existiendo mujeres esclavizadas en una fábrica 60 a 140 horas semanalmente para que el pan de cada día no falte es sus hogares.

Emilie Schultze, del colectivo Fashion Revolution de Inglaterra, hace énfasis en el dato de que las mujeres en Bangladesh perciben un sueldo 50% inferior al salario mínimo para cubrir sus necesidades básicas; también reporta que en general, las mujeres tienen salarios inferiores a los que percibe el sexo masculino.

Esta problemática no es exclusiva de países orientales, en Latinoamérica, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe CEPAL la feminización de la mano de obra en esta industria ha ido aumentando desde las últimas décadas y es un porcentaje que sigue una tendencia de crecimiento. Desde enormes fábricas hasta el trabajo desde sus propios hogares las mujeres latinas tienen un rol primordial en la producción de indumentaria.

El empoderamiento femenino en lugar de ser tomado como una oportunidad para la erradicación de la pobreza en países en vías de desarrollo, también ha sido tomado como una ventaja por las grandes corporaciones para reducir sus costos de producción. La desigualdad social que viven las mujeres en contextos vulnerables es una de las razones por las cuales las empresas manufactureras se aprovechan para tener mano de obra más dócil y barata.

Por lo general, en esta industria las mujeres acceden a los puestos de trabajo con los peores salarios y sin muchas oportunidades de crecimiento.

Se cree que otro factor que no deja que se superen estos problemas es la falta de apoyo o la prohibición por parte de los empleadores a formar sindicatos de trabajadores o grupos internos para que las trabajadoras puedan reclamar sus derechos. El miedo a perder su trabajo es una de las causas que muchas veces callan a las mujeres, cabe mencionar que en otras ocasiones la razón por las que pierden su trabajo es por estar en estado de embarazo, en lo que empleadores prefieren no asumir los costos y permisos de maternidad que las leyes demandan.

Si bien el papel de la mujer es primordial en esta industria que por décadas a ayudado a mujeres a sacar a sus familia a adelante y, que de una u otra forma ha contribuido a la igualad de género en ámbitos laborales, es importante que la integración de la mujer en estas plazas de trabajo sea protegida y regulada por las entidades competentes pero, más aún que estas medidas sean exigidas por el consumidor, quien a la final del día manda sobre las marcas de indumentarias, por más grandes que sean. Nosotros como consumidores somos los que con nuestra vanidad ayudamos a que ciertas personas en el mundo se enriquezcan a costa del sacrificio de otras, nosotros como consumidores tenemos la responsabilidad en nuestras manos de que esta industria haga más bien que mal.

Referencias:

European Year For Development news series 24/03/2015. Schultze, Emilie “Exploitation or emancipation? Women workers in the garment industry”. https://europa.eu/eyd2015/en/fashio….

ILO (2000). Equidad de genero en el mundo del trabajo en américa latina. Avances y desafíos 5 años después de Beijing. http://www.ilo.org/public//spanish/….

The Guardian 08/03/2016. Low wages, unsafe conditions and harassment: fashion must do more to protect female workers. https://www.theguardian.com/sustain….

Celia Mather ‘Garment Industry Supply Chains’ (Women Working Worldwide) (2004). http://www.yorku.ca/rajagopa/docume….

CEPAL (1997) “Nuevos Problemas y Oportunidades para el Desarrollo Industrial de América Latina”. Desarrollo Productivo No. 31. CEPAL: Santiago de Chile.

Hecho Por Nosotros Centro de Investigación con la colaboración de Joshe Ordoñez

COPENHAGEN FASHION SUMMIT- El evento más importante de moda sustentable

JONAS EDER-HANSEN

Hace un mes, en Copenhagen se realizó la Cumbre de Moda más importante del mundo que impulsa la innovación responsable.

A continuación les compartimos una entrevista con Jonas Eder-Hansen, el director de desarrollo del Insituto de Moda Danés ( Danish Fashion Institute) y organizador de la Cumbre. Nos habla sobre el gran evento y el estado actual y futuro de la sustentabilidad en la moda.


 

P. Esta es la cuarta edición del Copenhagen Fashion Summit. ¿Qué tiene de especial esta edición?

-Jonas Eder-Hansen

Atravesamos un largo camino. Tenemos que tomar muchas decisiones entre los participantes y cómo cada uno aporta desde un lugar distinto dentro de la industria de la moda, representando desde diseño, abastecimiento de materiales hasta ventas y marketing. Creo que esta edición cautivó más a participantes interesados en la moda en general, y no sólo a expertos en sustentabilidad.

P. La temática del Copenhagen Fashion Summit es “Innovación responsable”. ¿Qué significa este concepto para vos?

-Jonas Eder-Hansen

Trabajamos en una de las industrias más grandes del mundo, pero también una de las que utiliza un alto volumen de recursos. Como empresa tenemos que desarrollar nuevos modelos de negocio y soluciones que puedan resolver los desafíos que enfrentamos cada día. El mundo necesita innovadores que puedan empujar hacia una economía sustentable. La industria de la moda tiene el potencial para ser innovadora, trabajando de manera pro activa hacia retos medioambientales, sociales y éticos en una escala global.

 

P. Muchos representantes del fast fashion van a participar de la cumbre como H&M, Adidas, Diesel. ¿Cómo estas grandes compañías pueden volverse más sustentables cuando su modelo de negocio depende de que la gente compre más ropa más frecuentemente?

-Jonas Eder-Hansen

Las grandes marcas y minoristas se construyen sobre una línea económica en donde extraemos, procesamos, consumimos y desechamos. Este es el fundamento de la sociedad moderna, no sólo de la industria de la moda. No puede cambiarse en una noche, pero la industria de la moda definitivamente se está dirigiendo hacia una economía circular. Una compañía como H&M es consciente de los desafíos y está comprometida a utilizar su tamaño y escala para transformarse en circular.

 

P. ¿La industria de la moda, en términos generales, está preparada para entrar en una economía circular?

¡Tenemos que estar preparados! Según los estudios realizados por la fundación Ellen Mac Arthur, hay una gran oportunidad de negocio aquí. Muchas marcas y minoristas están probando modelos de recuperación e inversión en tecnologías de reciclaje. Todavía estamos lejos de la perfecta solución, pero los actores responsables están involucrados lo suficiente como para llegar al éxito.

-Jonas Eder-Hansen

 

P. Uno de los discursos más inspiradores de la última cumbre fue la presentación de Vanessa Friedman sobre la idea de “guardarropa sustentable” donde seleccionamos detalladamente ropa que vamos a utilizar por un largo periodo de tiempo. ¿Qué opinas sobre esto? ¿Un guardarropa sustentable es irreconciliable con la prosperidad de la industria de la moda?

-Jonas Eder-Hansen

Al contrario. Creo que hay muchas compañías que ya están enfocadas en lo artesanal, la calidad y la sustentabilidad; pero al mismo tiempo venden productos de alta gama y tienen un modelo de ingresos saludable. De todos modos, hay mucho por hacer desde la industria para comprometerse en un dialogo con los consumidores sobre el uso y cuidado de las prendas. Esto puede llevar a un crecimiento de la lealtad del consumidor y una construcción de la marca para las compañías.  Desde el punto de vista de los consumidores, creo que no somos conscientes para reflexionar en cómo cuidamos nuestras prendas de manera inteligente, cómo lavamos la ropa en agua fría, cómo secamos la ropa con secadora, etc. Creo que los consumidores pueden aprender más sobre la “administración del guardarropas” para hacer que sus prendas duren más.

P. El ministro danés de relaciones exteriores está en la lista de invitados para la Cumbre como muchas otras figuras políticas. ¿Qué rol juegan los políticos hoy para que la industria de la moda sea más sustentable?

-Jonas Eder-Hansen

Hay mucho para hacer por parte de los gobiernos. Algunos ejemplos incluyen:

  • Integración del plan de estudios de la moda sustentable en escuelas primarias, secundarias; universidades, educación vocacional e investigación
  • Estandarización de la transparencia de los productos revelados y consolidación de las etiquetas ecológicas para productos de moda
  • Investigación y testeo de incentivos económicos como depósitos, tarifas, etc para internalizar costos de consumo y producción sociales y medio ambientales

 

P. ¿Qué te gustaría que la gente se lleve a su casa después de la cumbre?

-Jonas Eder-Hansen

Que estamos en camino hacia una industria de moda más sustentable y que Copenhagen es el lugar ideal para discutir ambiciones y visiones para llegar hacia eso.

 

Desde Brasil para el mundo

Image

Ecotece fue fundada en Septiembre de 2005. Desde ese entonces esta institución esta enfocada principalmente en el vestir de manera consciente. Su propuesta se orienta a vestirnos reflexionando y teniendo en cuenta que la vida se parece a un tejido: todo y todos somos como hilos que se conectan, y el bien que realizamos en las pequeñas cosas se refleja en todo el universo.

“Vestir consciente”es un término creado por Ecotece. Este concepto, tiene horizontes más amplios que la moda ecológica. Uno de los significados de la palabra moda es que es pasajera, transitoria. La consciencia, en cambio, es  diaria y está presente en todo momento. La moda ecológica está más ligada a la preservación de la naturaleza. La expresión “vestir consciente” transciende la cuestión ambiental para llegar a la presencia de la consciencia en una acción cotidiana. Por eso optaron la palabra vestir, y no la palabra moda porque vestir es un verbo, una acción que debemos realizar todos los días.

Actualmente Ecotece además de actuar como agente de conocimiento y creación para vestir de forma consciente, se ocupa de la creación de proyectos que potencian y mejoran el cuidado de la naturaleza y el valor de las condiciones en las que trabajan las personas.

http://ecotece.org.br/

CALZACORP

Luis Fernando Paredes Gómez se dedica desde hace 22 años a la Industria del Calzado. Fundó su primera empresa jurídica en el año 99 que fue un Centro de Educativo Ocupacional dando cursos de fabricación de calzado y carteras. En el 2003 creó su segunda empresa que dio coberturas de capacitaciones a varias regiones en el Perú como Arequipa (ciudad matriz), Tacna, Huánuco, Junín y Puno tanto a empresarios del calzado como a jóvenes aprendices que querían aprender a fabricar calzado. Hoy en día lleva adelante su emprendimiento “Calzacorp”.

Calzacorp es un aula taller móvil completamente implementado con maquinaria para la industria del calzado. Este innovador sistema educativo, puede ir a prácticamente cualquier sitio donde tenga acceso camiones. Una vez en la zona ubicada el aula taller crecerá de 30 m2 a 70 m2, gracias a sus paredes desplegables que se convierten en pisos laterales. Allí en la plataforma están ancladas las maquinas, equipos y muebles necesarios para un correcto aprendizaje técnico productivo.

Luis, desde Perú, nos cuenta acerca de su proyecto y como se vincula con la sustentabilidad:

¿Qué fue lo que te motivó a emprender algo sustentable?

En principio en Perú existe retraso en los temas educativos técnicos productivos y se sabe que existen ocho abogados por cada ingeniero, las universidades se dedican mucho a las carreras sociales y si tienen carreras de ciencias sus laboratorios no están bien implementados. A pesar de eso está cambiando esa realidad, pero en grandes ciudades, mas no en pequeños pueblos que pueden convertirse en unidades productivas para proveer por ejemplo ropa y accesorios de seguridad a empresas mineras u otras afincadas en la zona. De esta forma creemos que si resolvemos o colaboramos en esa resolución de problemas de esas comarcas podremos tener muchos años de sustentabilidad en nuestra empresa

Me comprometo a dar una capacitación técnica de primer nivel, a ofrecer otras especialidades como Confecciones Textiles, Soldadura, Industria Alimentaria, de acuerdo a la zona que se ayude, pero siempre potencializando las ventajas que posea cada una de las regiones que se apoye.

Sabemos que las dificultades serán grandes ya que como pioneros de este tipo de capacitaciones itinerantes las empresas tanto públicas como privadas tendrán que interiorizar que este mecanismo de aprendizaje llena el espacio dejado por las autoridades.

¿Cómo es tu experiencia actual en el mercado local con productos sustentables?

Desde el inicio de mi experiencia me di cuenta que en el Perú la gente de a pie no está acostumbrada a pagar por capacitaciones técnicas. Esa cultura de pagar por servicios de capacitación ha hecho que no solamente no inviertan en capacitarse sino que hagan empresas de forma empírica y como dicen “a la de Dios”. Aprendida esa faceta me especialice en hacer proyectos educativos para que empresas público y privadas financiaran o cofinanciaran las capacitaciones técnicas para personas de bajos recursos pudieran ser alumnos nuestros, teniendo en cuenta que los cursos técnicos además de causar un impacto positivo a cualquier colectividad también es de otra forma es costosa y difícil de conseguir. Allí es donde queremos llegar, al corazón mismo de las necesidades de poblaciones para que puedan surgir y mejorar su calidad de vida.

Nos está gustando mucho el tema de los espacios móviles ya que el Perú es muy grande y creemos que podemos llegar a muchos rincones del país apoyando el desarrollo económico de cada región.

En tu opinión, ¿con qué dificultades se topa hoy un emprendedor sustentable en Latinoamérica?

Las leyes y normas no están completamente adecuadas a formar conceptos y productos sustentables. Las autoridades por ende no entienden que no todo es dinero, sino que hay cosas más importantes que los aspectos económicos. Si se logra fusionar lo social, lo económico y lo ambiental se podrá tener consecuencias positivas que generarían, sin darse cuenta, economía, pero no en el corto ni mediano plazo.

CALZACORP. EIRL

E-mail: calzacorp@gmail.com

Face:www.facebook.com/calzacorp

Bondis Shoes dona alpargatas por cada par vendido

Image

Bondis Shoes fue creado en 2012 por Damián Torres y Gemma Dunn para dedicarse a la producción de calzados y básicos a través del comercio justo, cuidando toda la cadena de producción: desde los proveedores hasta la llegada al consumidor.

Su manera de fabricación responde a la forma tradicional de confección de alpargatas, es decir, aquella en la que se utiliza más mano de obra y menos máquinas. La política de la firma es la de ser amigable con el medio ambiente, es por eso que disminuye la utilización de papel en embalajes y bolsas; y los procesos de impresión son serigráficos hechos manualmente, mecanismo que reduce el  impacto ambiental y genera mayores fuentes de trabajo.

Se trata de un proyecto integral basado en Argentina que además ayuda a los sectores vulnerables y conecta a las fundaciones y asociaciones con sus consumidores. Esto lo hace con el fin de que gerar sinergias y -por sobre todo- concientizar al público en general.

Una de las acciones más destacadas de Bondis es entregar, por cada par vendido, otro a un niño sin calzado: Esto no es caridad, la caridad se ejerce verticalmente, alguien que tiene más le da a alguien que tiene menos o, en muchos casos, nada. En Bondis (…) se comparte, se ayuda: alguien que puede un poco más ayuda a alguien que (…) está pasando un mal momento”, nos cuenta Damián.

Los calzados son entregados directamente a los chicos, incentivándolos a que siempre se puede salir adelante. Dentro de este concepto, la empresa hace llegar algo nuevo, algo que es para el uso exclusivo de un niño y que contrasta con los objetos usados y ya descartados por otros, que son los que suelen ser donados. Bondis busca revertir esa situación.

Cada par vendido es seriado, con un número troquelado, el cual tiene un número gemelo en el par donado. Todas las alpargatas donadas se entregan vía fundaciones o asociaciones civiles, para garantizar la absoluta transparencia del programa. Así, los consumidores pueden consultar e informarse del nombre de la persona que recibió su correspondiente par y el contacto de la fundación que se encargó de ubicarlo, incetivando a que se siga colaborando con la misma.

Gracias a tu compra.

Esta interesante iniciativa es fruto de una convicción muy profunda de sus impulsores; de un proceso de desarrollo personal y espiritual: “Uno no puede ser feliz si los que nos rodean no lo son -subraya Damián-. No podemos pasar por la vida sin dejar nuestra huella positiva. Y sentimos que era el momento de lanzarnos de lleno en este proyecto, pero debíamos hacerlo de una manera clara, responsable y por sobre todas las cosas (…) absolutamente transparente. Durante mi vida tuve la posibilidad de vivir por muchos lugares del mundo y del país, y ver a diario las necesidades de las personas -y sobre todo de los niños-, te hace replantearte día a día qué estás haciendo por cambiar la realidad de esas personas”.

Cambiar la manera de hacer las cosas no es fácil, menos en el mundo de la moda. Bondis aspira a que los consumidores puedan preguntarse quiénes son las personas que confeccionan las prendas, así como también por qué y bajo qué situación lo hacen. Busca dar otra alternativa al mundo de la moda y una opción superadora a las personas.

Las industrias sólo cambiarán cuando cambien los valores sociales, cuando el consumidor pida y exija productos y servicios basados en la justicia y la equidad. El poder lo tiene el consumidor y nadie más.

Los consumidores son los protagonistas de estos cambios y para ello deben llegar a ser tan exigentes al elegir un estilo como al comprar una filosofía ecológica y ética de una marca, y conocer igual de bien qué hay detrás de cada marca como los procesos que hicieron posible la prenda o el artículo. Así que de ahora en adelante ¡seamos compradores más exigentes! Este mercado está creciendo enormemente en Argentina”, añade Damián.

El emprendimiento sigue avanzando en la apertura de mercados en el exterior y se están desarrollando líneas de productos nuevos a medianos plazo. Su meta es poder ampliar la cadena de distribución para que todos tengan posibilidad de acceder al producto.

Bondis se puede encontrar tanto online como en la Feria de Consumo Responsable (CABA), Mandala Magico (San Isidro) y Tea Rose (Palermo). También asistirá en La Gran Feria en La Aldea, Pilar.

¿Conocías la marca?

Vestir moda ética, ¿una misión imposible? Entrevista de Infobae al Foro.

Mariana Gándara, de Infobae, entrevistó al Foro de Moda Etica Latinoamérica. En lo que concierne a la publicación, se deja transcripta la nota abajo. Para mayor información, dirigirse a www.infobae.com

La tragedia de Bangladesh desató la polémica con respecto a la compra de las prendas a bajo precio y el consumo a conciencia. Pero ser un consumidor responsable no es tarea fácil, hay poca oferta y hasta puede resultar más costoso. Cómo ser un comprador comprometido.

Vestir moda ética, ¿una misión imposible?

A la hora de salir de compras, ¿cuántos se preguntan quién confeccionó esta prenda y en qué circunstancias? La tragedia de Bangladesh en la que 1.127 personas murieron y más 2.000 resultaron heridas en el derrumbe de una fábrica puso bajo la lupa las duras condiciones laborales en las que se trabaja en la industria textil y la importancia del consumo a conciencia.

En pleno furor de las cadenas low cost, firmas que ofrecen prendas a bajo costo, surge a contrapartida un fenómeno llamado moda ética. La propuesta es evitar la compra compulsiva y preguntarse de dónde viene la prenda, qué materiales se usaron para confeccionarla, quién la realizó y en qué condiciones.

“Es un concepto que encierra un conjunto de premisas éticas, sociales y ambientalmente basadas en los principios de la sustentabilidad. Los productos elaborados bajo el concepto ‘moda ética’ son productos en los cuales su cadena productiva se basa en la transparencia, la trazabilidad, el respeto al medioambiente, concebidos en una visión acorde a la sustentabilidad en cada uno de los procesos de la moda”, explicó Adriana Marina, directora del Foro de Moda Ética Latinoamérica.

Según la especialista, la moda es una de las industrias “más contaminantes y esclavizantes del mundo”. “Cerca del 25% de los pesticidas mundiales se usan en el algodón y la industria está altamente relacionada con el trabajo esclavo, infantil, etc. Lo que sucedió en Bangladesh es sólo una muestra de lo que pasa en todos los países del mundo: situación de pobreza y esclavitud asociadas al mundo de la moda”, evaluó.

Mientras las firmas low cost con sus precios económicos fomentan lo que se llama moda rápida, en la que cada semana incorporan nuevas prendas con las tendencias que se imponen, casi en tiempo real, la moda ética propone un consumo slow en dónde el comprador tome una actitud responsable.

“No hay una conciencia de dónde provienen las cosas. Eso tiene que ver con ser un consumidor responsable, preguntarse de dónde y quién la hizo. El tema es que hay una persona que estuvo ahí haciéndola en malas condiciones, condiciones inhumanas”, resaltó la diseñadora Paula Gray al tiempo que aclaró que, en busca de “humanizar” sus prendas, cada producto a la venta lleva el nombre de la persona que lo confeccionó.

Pero producir ropa bajo la política del comercio justo suele encarecer la prenda y en Argentina, tampoco hay tanta variedad de propuestas. Entonces, ser un consumidor responsable y a la moda, ¿es una misión imposible?

“Es verdad que puede haber entre un 30% y un 50% de diferencia de precio con respecto a otra marca. Se encarece por lo que es la famosa cadena de valor, se tiene en cuenta absolutamente todo, desde la procedencia de la materia prima, desde el hilado hasta quien lo cultivó. En el caso de la ropa, todos los avíos que pones en la prenda como los cierres son hechos en bronce reciclado, botones de plástico reciclados”, resaltó Gray.

Es que la idea de instalar la moda ética va más allá de una cuestión económica y lo que busca instalar es una forma de vida. “Estaríamos pagando como sociedad un plus aceptable para tener menos problemas sociales, desarrollo en zonas desfavorecidas socialmente y menos contaminación. Estaríamos pagando un poco más por tener menos problemas que también nos salen caros en salud, en pobreza, en delincuencia, en contaminación, entre otros tantos problemas”, advirtió Marina.

Pero el precio no es la única barrera que enfrenta este fenómeno para lograr su masividad sino también la falta de oferta. Si bien en algunos países desarrollados está más evolucionado este concepto su demanda aún es débil y en Argentina más aún.

“En el país recién empieza todo esta corriente, recién empieza a haber información”, añadió Gray pero también resaltó que “una persona se vista completamente de forma ética es la perfección y la perfección no existe, creo que tiene que ver con un equilibro”.

“Si hay una marca que no es ecológica pero sabés que trabajan de forma seria y sabés que la materia prima es de industria argentina, que fomenta lo local, sabés quién es su proveedor, tampoco está mal usarla”, evaluó.

“La ropa, los productos de nuestros hogares, el diseño, nos acompañan desde que nacemos y llevamos en nuestra piel, en nuestro medio productos cargados de pesticidas, de esclavitud y eso nos acompaña día tras día, las 24 horas”, sentenció Marina y agregó: “Los consumidores deberían comenzar a exigir transparencia y saber la procedencia de las prendas; hoy es mucho más fácil con la tecnología. Como ciudadanos debemos exigir a los gobiernos los procesos de certificación, de transparencia de la cadena”.

Ética pero a la moda

Una de las pocas que logró la proeza de construir un imperio económico de la mano de la corriente “moda ética” es la diseñadora británica Stella McCartney. La hija del ex Beatle demostró que su convicción ecologista puede llevarse bien con el desarrollo en la moda. Nada de cuero, ni pieles, la modista logró insertarse en las pasarelas de moda internacionales con tejidos orgánicos como la lana y el algodón.

La última novedad de McCartney fue su creación de zapatos biodegradables con una suela de plástico que su producción es amigable al medio ambiente.

El mismísimo Giorgio Armani se apuntó a este fenómeno y creó sus jeans ecológicamente correctos fabricados con algodón orgánico.

En tanto, la casa de moda italiana Valentino es la que más respeta el medio ambiente, según la organización Greenpeace, gracias a su compromiso de impulsar “una política de compras que implican cero deforestación y una política de cero para la producción textil”.

Fuente: Infobae.
http://www.infobae.com/notas/712096-Vestir-moda-etica-una-mision-imposible.html

Cooperativa Guadalupe, proyecto social en textiles en Maquinista Savio.

Hemos entrevistado a miembros de la Cooperativa Guadalupe, un emprendimiento social que confecciona y comercializa bolsas y prendas de vestir.

 

La Cooperativa Guadalupe es un taller textil que funciona desde marzo de 2012 en Maquinista Savio, partido de Escobar (Argentina) gracias a la iniciativa de un grupo de voluntarios y el apoyo de la Fundación Tupambaé.Coop Guadalupe 1

El principal objetivo de la cooperativa es la promoción de la mujer mediante su formación en un oficio y el trabajo cooperativo como modelo de economía social.

Fabrica bolsas publicitarias para empresas que buscan cumplir su RSE. Con la ganancia obtenida colaboran económicamente con el Centro Comunitario Sagrada Familia, ubicado frente a su taller. En el precio de las bolsas sólo se incluye el costo de los materiales, la mano de obra y un monto que es íntegramente donado a la Fundación Tupambaé.

También realiza productos para terceros, entre los que se incluyen prendas de vestir y juguetes de tela, por el momento. Su meta es seguir sumando nuevos productos textiles debido a que cuenta con varias máquinas de coser industriales y costureras capacitadas.

 

¿Cuál fue la motivación que los llevó a emprender el proyecto? ¿Qué experiencia previa tuvieron anteriormente en relación al mismo?

El proyecto surge como una continuación del trabajo iniciado en el Taller Escuela San Jorge de Garín, que debió cerrar sus puertas en mayo de 2011.

Persiguiendo el sueño de continuar produciendo bolsas ecológicas que resultaran una fuente de trabajo para las costureras y generaran recursos para apoyar emprendimientos sociales, el grupo se acerca a la Fundación Tupambaé, quien le brinda un espacio para instalar el taller y de cuya comunidad surgen nuevas costureras, fundamentales para materializar la iniciativa.

En 2012 realizaron un pedido de 1.000 bolsas para la Universidad Nacional de General Sarmiento, que se regalaron en el Congreso Latinoamericano de Ecología Urbana, evento organizado por el Área de Ecología del Instituto del Conurbano, perteneciente a dicha Universidad.

El material usado en las bolsas es lienzo de puro algodón y los modelos se desarrollan de acuerdo a las necesidades de cada cliente. La impresión es mediante serigrafía con tintas al agua.

Coop Guadalupe

Describa brevemente cómo su producción beneficia a las comunidades donde se desarrolla su cooperativa. Trabajan con ONG’s, empresas u organismos de apoyo?

La Cooperativa Guadalupe está en estrecha relación con la Fundación Tupambaé ya que es ésta quien le proporciona el espacio para trabajar. El compromiso de la Cooperativa es capacitar y dar trabajo a personas que asisten al Centro Comunitario Sagrada Familia, colaborando de esa manera con la labor formadora de la Fundación.

 

Para mayor información y contacto:
guadalupecooperativa@gmail.com
http://coopguadalupe.blogspot.com.ar
www.tupambae.org

Entrevista a Lía Spínola de Ecotece, la institución que fomenta la moda sustentable en Brasil.

Entrevistamos a Lía Spínola, actual directora del Instituto Ecotece,  institución que trabaja para fomentar la moda sustentable en Brasil desde el año 2005.

Este oficio no sólo permite hacer el mundo un poco mejor al interactuar y colaborar con personas de distintos saberes, empoderarlas, aprender y compartir conocimiento, cuidar el medio desde el lugar propio y desde la sociedad; también  genera satisfacción personal de hacer lo correcto. Así lo transmite Lía, así lo vive toda persona involucrada en la sustentabilidad, desde el consumidor responsable hasta el profesional o director de una empresa social.

 

¿Cuándo y cómo surge Ecotece?

Ecotece fue fundada por la periodista Ana Cândida Zanesco en 2005 con el objetivo de reunir los conceptos y la información acerca de la moda ética. En este periodo Ana trabajaba como asesora de prensa del concurso EcoFashion Brasil y tuvo mucho trabajo para encontrar datos sobre el tema tanto en fuentes brasileñas como internacionales. Así surgió la ONG y la web Ecotece www.ecotece.org.br que después creció y empezó a actuar en otros frentes.

 

¿Cómo contribuye Ecotece a la sustentabilidad?

Ecotece es un instituto que difunde la sustentabilidad a través de la moda. Vestir es un acto cotidiano, y así también puede ser nuestra conciencia, presente diariamente. La ropa es un producto indispensable que puede generar activos sociales y ambientales.

La moda tiene el poder de inspirar los consumidores a respetar el planeta y las personas, a través del encantamiento que genera.” – afirma Lía.

Actuamos en tres frentes de acción:

– Educación: armado de contenidos para publicaciones, cursos y conferencias, nuestra web y blog Ecotece. 

– Proyectos Sociales: desarrollo de proyectos que potencien el cuidado de la naturaleza, el valor de las manos y la generación de renta.

– Productos: colección de camisetas y productos ecológicos que generen ganancia y comuniquen nuestros valores.

Abajo se pueden ver las fotos de los integrantes del proyecto “Retece”, mediante el cual Ecotece capacita a mujeres en las áreas de costura, bordado y re-uso de tejidos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

¿Cómo te llegaste a involucrar en el proyecto de Ecotece?

En 2006, mientras vivía en México y me quedé encantada con la visión de los mexicanos de la muerte, entonces, empecé a pensar sobre como podría llevar y reflejar este concepto en mi trabajo en la moda. Así que en mi graduación hice una colección hecha de residuos textiles, una manera de traer vida a los tejidos que ya habían muerto. Impregnada con estos conceptos, viajé a Brasil en busca de instituciones que trabajasen con moda sustentable y así me adentré en Ecotece.

 

¿Qué aporte personal crees haberle dado a la causa trabajando en Ecotece?

Muchísimos, trabajar en una organización como Ecotece, es aprender cosas que creo que ninguna escuela hoy nos enseña. Desde la gestión de los proyectos, pasando por los estudios sobre moda sostenible, que se encuentran aún en pleno desarrollo, hasta el trabajo en la escuela con las personas de los proyectos sociales.

¿Cuáles son tus proyectos a mediano y largo plazo?

Queremos formar un libro en portugués sobre el tema del Vestir Consciente, organizar una red donde puedan interactuar con más facilidad marcas, proveedores de materia prima, proyectos sociales y consumidores.

 

¿Como consumidores, cual crees sería el cambio de conducta fundamental hacia la sustentabilidad?

Creemos que las personas tienen más poder como consumidores que como votantes. Así, es imprescindible que tengamos más consciencia en este acto.

En la camiseta que se viste, es posible practicar nuestro poder como consumidores, buscando el equilibrio entre la satisfacción personal, el bienestar social y la preservación del planeta.

Es importante vestirnos con la conciencia de que todo y todos están conectados, el bien que hacemos en nuestro pequeño mundo tiene reflejo en todo el universo.

 

¿Qué futuro prevés para la moda ética en Brasil?

Hoy la moda sostenible esta cada vez más en boga, se estudia más sobre materiales ecológicos, personas involucradas en la cadena textil y vemos cada vez más empresas siguiendo o cambiando procesos para adecuarse a esa realidad tan necesaria. Tenemos mucho para hacer, aún estamos “gateando”.

Creo que Brasil tiene un grande potencial, como país tenemos riqueza en materias primas y creatividad.

 

 

Matriarcado, una propuesta de tejidos artesanales

Para Matriarcado, emprendimiento que nace en 2009 de la mano de sus fundadores Mashenka Jacovella y Hernán Bardi, lo más importante es revalorizar el oficio del tejido artesanal y empoderar a través del mismo a las mujeres de bajos recursos del Gran Buenos Aires. Ellas son las protagonistas que dejan en cada producto su sello personal y su historia.

En 2011, fueron seleccionados entre otros 5 ganadores en la competencia “Sustentabilidad en Acción” para mostrar sus productos en la feria Ethical Fashion Show de París.

Según nos cuenta Mashenka, hoy están buscando socio capitalista para poder ampliar sus horizontes de trabajo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

¿De qué se trata Matriarcado?

Matriarcado es un emprendimiento de tejidos hechos a mano, con diseños exclusivos.

Se realizan modelos únicos cada uno diseñado desde la libertad creativa que me dio mi background de escenógrafa primero y arte terapeuta después.

Desde que comencé, hice diferentes productos; a través del tiempo y con mucho esfuerzo pude establecer nuestro producto fuerte en los pie de cama  y mantas poncho.

 

¿Cuál fue la motivación que te llevó a emprender algo sustentable? ¿Cuál fue tu recorrido profesional anterior?

La inspiración surgió un poco en homenaje a mi bisabuela Alicia Larguia, dueña y fundadora de la casa Marilú. Ella fue una mujer de avanzada en el cuidado de su gente…pero esa es otra historia. Y también un sacerdote, El padre Murias,  un hombre ejemplar que cada domingo  me iba inspirado  a ser protagonista de los cambios que se necesita para contribuir al país y al prójimo. Con todo esto, tardé un año en dar a luz a esto que hoy me llena de felicidad.

Matriarcado es una familia que crece. Y como en toda familia, nació un proyecto común, que es la construcción de un polideportivo social y cultural, donde los chicos de más de 150 familias de muy bajos recursos, puedan tener un lugar de pertenencia y las mujeres puedan desarrollar y aprender distintos oficios.

 

¿Cuál es el aporte principal de tu propuesta?

La revalorización de los talentos como patrimonio femenino, la democracia grupal, la identidad que produce ser parte de algo  y el aporte económico que reciben. Cada manta lleva el nombre de cada tejedora y eso para ellas es sentir por primera vez el orgullo de su firma.


¿Cómo es tu experiencia actual en el mercado local con productos sustentables? ¿Con qué dificultades te encontrás en el camino?

Hoy estoy  sola y la dificultad es la comercialización de los productos, ya que sus costos son altos y el pago de los tejidos es de los más altos del mercado; por lo tanto, la mayoría de las veces compro lana shetland al por mayor. Con el tiempo y el posicionamiento espero lograr una cadena completa de valor.

Quisiera tener un socio capitalista para poder trabajar sólo productos teñidos a mano, lanas naturales, alpaca, llama,  siguiendo toda la cadena de valor.

De todas maneras, para mí lo importante hoy es que las tejedoras de Matriarcado puedan ser soportes de familia desde su talento, ya que esto las dignifica y las hace mujeres más felices.

 

¿Cuáles son tus proyectos a mediano y largo plazo?

 Quisiera poder tener un local y asociarme con alguien que sea fuerte en la comercialización de productos Premium.

 

Cuáles son los puntos de venta de Matriarcado?

La venta es personalizada, por la página y por prensa que sale de vez en cuando.

 

Datos de contacto:

Web: www.matriarcado.com

Face: matriarcado tejidos

Blog: www.matriacado-matriacado.blogspot.com

 

 

***

Aquellos interesados en promocionar un producto o servicio sostenible que cumpla con los criterios de moda ética (http://www.modaetica.com/principios_detalles.php#prin_5), y/o colaborar con el Foro en distintas áreas de interés, comuníquense con info.foromodaetica@gmail.com.

 

Fabulósico: una marca argentina que nace con la misión de educar y concientizar, a partir del arte, la lectura y el diseño.

Hablamos con Verónica Sordelli, la propietaria de Fabulósico, quien desde el año 2010, lleva adelante una editorial y comercializa indumentaria infantil y juguetes. A través de su emprendimiento intenta cuidar el medio ambiente en la fase de producción y concientizar a los grandes y pequeños en hacer uso responsable de recursos naturales, como el agua, y los productos de uso convencional, como son las bolsas.

¿Bajo qué concepto nació Fabulósico? ¿Qué logros obtuvieron hasta ahora?

FABULOSICO® es un emprendimiento que diseña y comercializa productos textiles innovadores fusionados con editorial que educan a los chicos en el cuidado del medioambiente.

El emprendimiento nació en el año 2010, de la mano de su fundadora y diseñadora Verónica Sordelli. En octubre se presentó en un ciclo de diseño sustentable en la Universidad de Morón, en noviembre fue seleccionado como finalista BID CHALLENGE 2010, por “Premio a la Empresa con Mayor Impacto Ambiental Positivo” y luego en diciembre comenzaron las ventas minoristas para navidad.

Este año Fabulósico abrió su oficina y showroom en el Centro Metropolitano de Diseño (CMD) en el barrio de Barracas, como ganador del programa INCUBA VII, por ser un emprendimiento con base en industria creativa de reciente lanzamiento al mercado, con potencial de crecimiento que incorpora innovación y valor agregado a sus productos y procesos a partir del diseño.

¿Qué productos ofrecen?

Los productos que ofrecemos son kits llamados T-BAG y están compuestos por un diseño exclusivo de una remera que se pliega y se guarda en sí misma, convirtiéndose en una bolsita de 15 x 15 cm que contiene un libro de 13 x 13 cm.

El libro, con un total de 24 páginas ilustradas a color, contiene nuestra primera fábula denominada “En el océano de los 7 mares”. Trata la historia de un cangrejo, Barroso, que se encontraba enterrado en su pozo, porque había sido invadido por el petróleo. Una serie de personajes marinos intervienen para cumplir con la moraleja más importante, que es cuidar el agua. Al final del libro hay una explicación acerca de cómo puede cada niño cuidar en su casa este recurso. Además, el papel del libro tiene certificación FSC, lo que significa que ha sido extraído de bosques controlados.

Los productos textiles son de origen vegetal. Contamos con una línea completamente orgánica, los títeres son de textiles provenientes de descartes y próximamente adjuntaremos una línea de bambú.

¿Cuál fue la motivación que te llevó a emprender algo sustentable?

Entender que el planeta y sus recursos son finitos. Cuando empecé a investigar el mundo verde, llegué a la conclusión de que existen dos puntos fundamentales para que las personas elijan una opción eco-friendly: el primero es comunicar qué es y para qué sirve cuidar el planeta y el segundo es la educación medioambiental. Los países subdesarrollados no están acostumbrados ni educados para cuidar el planeta.

¿Qué recorrido profesional hiciste anteriormente?

Comencé como asistente de modelista, luego continué como diseñadora junior en Hispana (indumentaria femenina), diseñadora senior para Tascani, jefe de producto para Timberland, diseñadora de calzado en Sipal Shoes. También me desempeñé como docente en la Universidad de Buenos Aires, la Universidad de Morón, la Universidad de Palermo, dictando diferentes asignaturas tanto de diseño como de técnicas de producción de indumentaria y seminarios profesionales.

FABULOSICO® tuvo un proceso interno de 3 años que comenzó cuando conocí el mercado sustentable produciendo indumentaria para Timberland de Argentina. En ese momento nació la convicción y se articuló con mi historia familiar, por mi madre, que es escritora, y mi formación académica (soy diseñadora de indumentaria graduada de UBA).

¿Con qué aspectos de la sustentabilidad trabajas?

Principalmente la educación medioambiental, y lo acompaño con materias primas y conceptos relacionados. Las T-BAGs están diseñadas para generar conciencia sobre el cuidado del planeta.

Analizando la problemática de las bolsas plásticas descartables y las buenas propuestas que responden a este problema de bolsas no descartables, pensé en la posibilidad de seguir por esta línea y desarrollar productos que no necesiten bolsas, ni descartable ni no descartables. La idea es no necesitar bolsa para llevar estos objetos y ahorrar también elementos. Por esto me refiero que los productos se orientan a generar conciencia, más específicamente la conciencia del ahorro.

Por otro lado, el libro ocupa un espacio importante en lo que es el producto de indumentaria. La idea es que la lectura forme parte de la vida cotidiana de los chicos, que lo puedan incluir y lo lleven a todos lados en su bolsita o puesto.

¿Cuáles son los proyectos a mediano y largo plazo?

A mediano plazo comercializar Fabulósico en todo el país y, a largo plazo, exportar.

¿Cómo es tu experiencia actual en tu mercado local con productos sustentables?

Creo que al mercado local le falta concientización y educación ambiental. No están acostumbrados a consumir productos sustentables, por eso creo que es fundamental la educación ambiental.

¿Qué pasos se deberían dar a tu criterio para que el mercado se amplíe?

Educar, concientizar y ofrecer propuestas en relación a los precios. Es difícil ofrecer un producto 100% orgánico competitivo en precios, pero se pueden ofrecer artículos de producción responsable competitivos y comenzar a abrir el mercado de esa forma.

¿Cuáles son los principales desafíos que te toca afrontar en este momento?

Varios, en principio ser rentable produciendo en forma responsable.

Puntos de venta (Argentina):

Jugueterías didácticas: mundo dinámico (www.mundodinamico.com.ar)
Tiendas de diseño: ominim sorpresería (www.ominimsorpreseria.com.ar)
Multimarcas de todo el país comunicándose con el showroom en el Centro Metropolitano de diseño, Algarrobo 1041, Barracas. C.A.B.A. 4126-2950 int.3152.

Datos de contacto:
Web: www.fabulosico.com.ar
Facebook: fabulosico

Ruth Carnevale en colaboración con el equipo del Foro
ruth.salve@gmail.com

***

Aquellos interesados en promocionar un producto o servicio sostenible que cumpla con los criterios de moda ética (http://www.modaetica.com/principios_detalles.php#prin_5), y/o colaborar con el Foro en distintas áreas de interés, comuníquense con info.foromodaetica@gmail.com.