Archivos de la categoría Inspiración

Lévalo de manera sustentable – Innovación y Colaboración – un camino hacia la implementación de objetivos de desarrollo sustentable en la cadena global textil

En Julio atendí un evento del High-level Policial Forum en las Naciones Unidas para Hecho por Nosotros. Fue un evento que conecto importantes y muy diversos jugadores para nuestro gol común: cambiar el paradigma de la industria de la moda como existe ahora. 

El evento fue organizado por la misión permanente de Estonia en la ONU y UN Environment Programme UNEP. Los oradores incluyan un politico de Bangladesh, el ministro de finanzas de Dinamarca Kristian Jensen y la presidenta de la iniciativa del sector textil del Parlamento Europeo Linda McAvan, pero también el presidente ejecutivo de la empresa UPMADE que se dedica a “Upcycling Industrial”, la directora del Copenhagen Design School Mette Harrestrup, y el director de UN Environment Programme, Mr. Elliot Harris. Fue una excelente mezcla de expertos en diferentes areas que se dedican a avanzar la Sustentabilidad en la moda.

Se presentó una iniciativa que se llama “Race to the Top” con apoyo del gobierno de Dinamarca, para hacer el desarrollo sustentable mas atractivo en Bangladesh. Como Dinamarca ya no produce mucha ropa en su país pero si consume mucha ropa producidos en países de desarrollo, tomaron responsabilidad por los productos consumidos en su país.

La Union Europea esta trabajando en el “Flagship Initiative on the Garment Sector”, para escribir leyes que aseguran la responsabilidad de las empresas y que aseguran también que entiendan su cadena de suministro al 100%. La idea es que sea la responsabilidad de las empresas que sepan exactamente donde todos sus productos están fabricados, sin excusa. Esto es uno de los goles principales de esta iniciativa aparte de acuerdos de comercio con diferentes país, regulaciones de contaminación, eficiencia de recursos naturales, salud y otros leyes mas.

Elliot Harris de la ONU trajo el tema al consumidor y al problema de residuos textiles de todos nosotros. También habló sobre el problema de los micro-plásticos que con cada lavado en la maquina entran a nuestros vías fluviales y contaminan nuestros océanos. Lo más simpatico fue una anécdota de Mr. Harris sobre unas recientes compras de ropa con su familia. Su elegante traje que estaba llevando este día lo compró en una tienda de segunda mano Goodwill. Que buen ejemplo! Porque todos podemos tener un efecto positivo aunque no tenemos mucho dinero si compramos ropa usada.

Marko Kiisa de UPMADE presentó su solución para reducir los residuos textiles de producción. Generalmente, se tiran un 18% de las telas cuando se corta la producción y su empresa desarrollo un software que analiza como producir de manera eficiente nuevos productos con los residuos. Así se salvan materiales virgeneas, se pueden producir 12% mas ropa con las telas residuos y además es económicamente beneficioso.

La presentación tocó ultimo el tema del futuro con la presidenta del Copenhagen Design School Mette Harrestrup. Un grupo de estudiantes de moda participaron en una reunión, Youth Fashion Summit,  donde desarrollaron ideas para el desarrollo sustentable en la cadena textil en colaboración con empresas. 80% del impacto medioambiental se decide en el proceso de diseño y son los estudiantes de moda de ahora que pueden hacer el cambio mas grande para el futuro. 

Es muy inspirador ver todas estas personas que logran tener un impacto muy real y positivo para cambiar el paradigma de la industria de moda. El cambio del paradigma es el hilo conductor de nuestro trabajo en ONU – estamos sumando un RED mundial para avanzar el cambio del paradigma con el fin de presentar un Working Paper en ONU sobre el cambio de la industria de la moda hacia una industria verdadero sustentable. Hay aún mucho para hacer pero se llega paso a paso con cada uno de nosotros haciendo lo que uno tiene en su poder. Nadie puede hacer un cambio solo, pero nuestro movimiento crece cada día. 

Un texto de Nina Dornheim, diseñadora y embajadora de Hecho por Nosotros en ONU.

Economía Circular – el futuro de la industria de la moda?

El presente modelo económico lineal de “tomar, hacer, desechar” se basa en disponer de grandes cantidades de energía y otros recursos baratos y de fácil acceso, pero está llegando ya al límite de su capacidad física. La economía circular es una alternativa atractiva y viable que ya han empezado a explorar distintas empresas.

Reparar y regenerar

Por definición, la economía circular es reparadora y regenerativa, y pretende conseguir que los productos, componentes y recursos en general mantengan su utilidad y valor en todo momento. Este concepto distingue entre ciclos técnicos y biológicos.

Tal como la imaginan sus creadores, la economía consiste en un ciclo continuo de desarrollo positivo que conserva y mejora el capital natural, optimiza el uso de los recursos y minimiza los riesgos del sistema al gestionar una cantidad finita de existencias y unos flujos renovables. Además, funciona de forma eficaz en todo tipo de escala.

Ciclo de economía circular

La economía circular proporciona múltiples mecanismos de creación de valor no vinculados al consumo de recursos finitos. En una verdadera economía circular, el consumo solo se produce en ciclos biológicos eficaces; por lo demás, el uso sustituye al consumo. Los recursos se regeneran dentro del ciclo biológico o se recuperan y restauran gracias al ciclo técnico. Dentro del ciclo biológico, distintos procesos permiten regenerar los materiales descartados, pese a la intervención humana o sin que esta sea necesaria. En el ciclo técnico, con la suficiente energía disponible, la intervención humana recupera los distintos recursos y recrea el orden, dentro de la escala temporal que se plantee. Mantener o aumentar el capital supone características diferentes en ambos ciclos.

La economía circular se basa en tres principios clave, cada uno de los cuales aborda varios de los retos en términos de recursos y del sistema a los que han de hacer frente las economías industriales.

  1. Preservar y mejorar el capital natural, controlando existencias finitas y equilibrando los flujos de recursos renovables.
  2. Optimizar el uso de los recursos, rotando productos, componentes y materiales con la máxima utilidad en todo momento, tanto en los ciclos técnicos como en los biológicos.
  3. Fomentar la eficacia del sistema, relevando y eliminando externalidades negativas.

 

Cadena de Moda Circular, por Alice Beyer Schuch

Moda circular

Es un hecho que la industria de la moda sigue siendo una de las industrias más perjudiciales para el medio ambiente en el mundo. Sólo en 2015 la industria mundial consumió 79.000 millones de metros cúbicos de agua, liberó 1.715 millones de toneladas de CO2 y produjo 92 millones de toneladas de desechos, según datos del Boston Consulting Group (2017). Además, debido a que la industria se ha vuelto tan grande y fragmentada a lo largo de los años, también está plagada de problemas sociales y éticos. Estos van desde la desigualdad de género y el acoso sexual, hasta los salarios y la exposición continua de los trabajadores a los productos químicos y residuos peligrosos.

Moda circular esta aplicando economía circular en sus procesos. Como economía circular, la definición la moda circular es reparadora y regenerativa, utilizando el reciclaje y reuso de fibras.  La moda circular consiste en un ciclo continuo de desarrollo positivo que conserva y mejora el capital natural, optimiza el uso de los recursos y minimiza los riesgos del sistema al gestionar una cantidad finita de existencias y unos flujos renovables. Además, funciona de forma eficaz en todo tipo de escala, implementando la estrategia de diseño para la ciclabilidad; aumentando el volumen y el procesamiento de las prendas usadas recolectadas; Aumentando la reventa de prendas de vestir o aumentar el uso de fibras textiles recicladas.

Ideas afines:

Cradle to Cradle (de la cuna a la cuna)

El químico y visionario alemán Michael Braungart desarrolló, junto con el arquitecto estadounidense Bill McDonough, el concepto Cradle to Cradle™ (de la cuna a la cuna) y su proceso de certificación. Esta filosofía de diseño considera todos los materiales empleados en los procesos industriales y comerciales como nutrientes, de los cuales hay dos categorías principales: los técnicos y biológicos. El marco Cradle To Cradle se centra en el diseño de la eficacia en lo relativo a los productos con un impacto positivo y la reducción de los impactos negativos del comercio mediante la eficiencia.

El diseño Cradle to Cradle percibe los procesos seguros y productivos del «metabolismo biológico» de la naturaleza como modelo para desarrollar un flujo de «metabolismo técnico» de materiales industriales. Los componentes de los productos pueden diseñarse para su continua recuperación y reutilización como nutrientes biológicos y técnicos en esos metabolismos. El marco Cradle to Cradle aborda también insumos de energía y agua.

• Elimina el concepto de residuos. «Los residuos equivalen a alimentos». Diseñar productos y materiales con ciclos de vida que sean seguros para la salud humana y el medio ambiente y que puedan reutilizarse perpetuamente a través de metabolismos biológicos y técnicos. Crear y participar en sistemas para recoger y recuperar el valor de esos materiales tras su uso.
• Hacer uso de la energía renovable. «Aprovechar la energía del sol». Maximizar el uso de la energía renovable.• «Celebrar la diversidad». Gestionar el uso del agua para maximizar la calidad, promover ecosistemas saludables y respetar los efectos a nivel local. Orientar las operaciones y las relaciones con las partes interesadas mediante la responsabilidad social.

Ecología industrial

«La ecología industrial es el estudio de los flujos de materiales y de la energía a través de sistemas industriales». Centrándose en las conexiones entre los operadores dentro del ecosistema industrial, este enfoque tiene como objetivo crear procesos de circuito cerrado en el que los residuos sirven de entrada para otro proceso, eliminando la noción de un subproducto no aprovechable.

La ecología industrial adopta un punto de vista sistémico, diseñando los procesos de producción atendiendo a las restricciones ecológicas, mientras mira su impacto global desde el principio, y trata de darles forma para que se puedan realizar lo más cerca posible de los sistemas vivos. A este marco de trabajo se le denomina a veces «ciencia de la sostenibilidad», por su carácter interdisciplinario y porque sus principios pueden aplicarse también en el sector de los servicios. Con un énfasis en la restauración del capital natural, la ecología industrial también se centra en el bienestar social.

Lea el artículo de los profesores Clift y Allwood acerca de la ecología industrial aquí.

Economía azul

Impulsada por Gunter Pauli, empresario belga y anteriormente Director Ejecutivo de Ecover, la Economía azul es un movimiento de código abierto que reúne una serie de casos prácticos recopilados inicialmente en un informe del mismo nombre entregado al Club de Roma. Como dice el manifiesto oficial, «utilizando los recursos disponibles en los sistemas en cascada, (…) los residuos de un producto se convierten en la entrada para crear un nuevo flujo de caja».

Basada en 21 principios fundacionales, la Economía azul insiste en soluciones que están determinadas por su entorno local y las características físicas y ecológicas, haciendo hincapié en la gravedad como principal fuente de energía. El informe, que sirve también como manifiesto del movimiento, describe las «100 innovaciones que pueden crear 100 millones de empleos en los próximos diez años» y ofrece muchos ejemplos de proyectos colaborativos ganadores Sur-Sur, otra característica original de la intención de este planteamiento de promover su enfoque práctico.

Algunas artículos sobre la moda circular:
https://www.slowfashionnext.com/blog/2016/08/30/moda-circular-sea-demasiado-tarde/
https://www.slowfashionnext.com/blog/2017/06/19/moda-circular-big-players/
Boston Consulting Group reporte “Pulse of the Fashion Industry” 2017 (en ingles): https://www.copenhagenfashionsummit.com/wp-content/uploads/2017/05/Pulse-of-the-Fashion-Industry_2017.pdf

 

El articulo es basado de un articulo publicado por Ellen MacArthur Foundation 

 

Symbols and History of Spinning in the Andean Textile Traditions

For the Aztec, spinning and weaving symbology were connected with pre-columbian goddesses. Spindle whorls were elaborately decorated with motifs related to deities responsible for sexuality, childbirth, and major events in the female life cycle. Spinning and weaving helped to define feminity. A woman who spun but never wove was equated with infertility.

In Abancay, Peru, cloth is central to the definition of self. It may replace the individual and be used in witchcraft to harm the owner.

Andean men, women, and children all spin, an occupation that can be accomplished while tending animals. In Chinchero, Peru, men produce slings and cords for llama halters. Women weave shoulder cloths or llikllas and other clothing elements, while young girls create narrow ties or hakimas as their first textile.

High Andean weavers Village of Quenqo,located 45 km outside of Cusco Peru at 4000m ASL. The spinning of threads is incorporated into all daily activities of the Andean women. The traditional Andean spinning top hand spindle called a Puscha is used to make threads from the raw wool. The threads are dyed and get a second spinning using two threads intertwined to complete the final working thread.

Spinzilla is a global event where teams and individuals compete to see who can spin the most yarn in a week! The rural weavers of Huancarani, Bolivia, have been spinning yarn by hand for their entire lives and are now fighting to maintain the traditions that have characterized their isolated communities as more and more rural Bolivians migrate to the city. May this be the beginning of a movement to honor and respect the skills and talents of the aging weavers and to motivate younger generations to carry on the ancient Andean textile tradition.

Andean textiles reflect the fabric of life—a unique heritage of woven stories and cultural traditions inspired by the high, windswept deserts and snow-capped peaks of the Andes. In the ancient Andean world, textiles served as a primary form of artistic expression as well as a powerful visual medium for portraying nature’s secrets and the order of the universe. The Incas believed cosmic harmony required balance in all realms of life— nature-culture, male-female, past-future, front-back, right-left, and top-to-bottom. Textile designs from both pre- and post-Spanish Conquest periods reflect these belief systems, whether destined for ceremonial purposes or for everyday use.

 

ABOUT SPINNING:

 

Education in spinning and weaving techniques began at an early age, and by adolescence girls were learning the rudiments of weaving.

Mapuche traditional custom is to place newborn girls, spiders web threads around their wrists or spider veins also slide the palm of their hands to convey the secrets of the most important textile art process: the thread.

Women pass their knowledge from generation to generation orally or using gestures. This know-how was transmitted in the family and household. The women were valued and respected for their high skills in weaving and spinning, and still are.

Although the tissue belongs to the female sphere, it has been seen in Cuzco and northwestern Argentina men Inca descendants with the spindle. In some remote provinces of Cuzco still were not well cultivated by the Inca kings, they were women to work in the fields and the men were at home spinning and weaving.

In Argentina, the first hand-spun cordage—a mixture of plant fibers, wool, and human hair—dates to nearly 7670 BC and was found in a cave in Jujuy Province. The domestication of native Andean camelids—guanacos, alpacas, llamas, and vicuñas—as a consistent wool source clearly predated the Inca’s cultural ascendency. In fact, woven cloth became such a valuable commodity that it functioned as a status symbol and often took the place of monetary currency.

 SPINNING WITH SPINDLE

Peru- Alto Peru
Bolivia
North Argentina

The process of spinning by hand is an ancient art that is to transform the fiber into yarn twisting several short while to join them and produce a continuous strand fibers.

Therefore fingers are used but to be precise, the spindle is the most primitive and simplest object that serves for spinning textile fibers is used.

There is two ways of spinning

  1. Drop-spinning

Drop-spinning is done with a heavy whorl on the spindle shaft, where the rotating spindle is repeatedly dropped to draw out and twist the raw fiber. Drop-spinning can be done virtually anywhere, and ethnographic accounts describe women spinning with this technique as they walk to the fields or in the marketplace.

How to spin:

  1. Make a leader. Tie a two and a half foot long piece of yarn right above the edge of the whorl, the disc at the bottom of the spindle.
  2. Tie a knot at the top of the spindle where an indentation is.
  3. Twirl the hand spindle (drop spindle) in a clockwise direction.
  4. Holding the end of the leader with one hand, hold the edge of the unspun fibers to the end of the leader without letting go. The fiber should start looking like yarn.
  5. Wind the yarn you just spun onto the hand spindle (drop spindle) shaft and continue.
  6. Once you have a large amount of yarn, wind it off to another stick and repeat the whole process again.
  7. Take the second length of yarn off and put the two ends together.
  8. Tie them both to the leader and begin to spin the spindle ANTI-clockwise (or the other direction to what you spun it before) this is called plying and will make your yarn twice as strong and counter-twist the already twisted two half yarns.
Photo 1 - drop-spinning
Photo 1 – drop-spinning
  1. Supported spinning

 Supported spinning is done with the tip of the spindle shaft resting in a small bowl or on a flat surface. It provides greater control over the spinning process and results in a finer-quality thread.

How to spin:

  1. Making a lead: Hold the fiber in your left hand and the spindle in your right hand. Catch a few fibers on the spindle hook, pinch them and draw them just slightly out of the fiber mass. Rotate the spindle several turns clockwise. This will start your lead.
  2. Hold the spindle upright, pinch the fibers on the hook and draw your fiber mass up a little. Spin the spindle and let the twist run up the lead.
  3. Repeat this until you have about two feet of thread. Draft out any slubs and give the spindle a spin to put more twist in your thread. Now slide the end of the thread down the shaft, and wind half of it clockwise around the base of the shaft, just above the whorl. You have made yourself a lead for your spindle.
  4. Ready to spin: Lay the last foot of thread (lead) up the shaft, lean the spindle slightly to the left. Hold the fiber gently, and the spindle firmly and draft out fibers until it feels real weak. Now give your spindle a spin, letting the lead wrap around the shaft and putting strength in the drafted fibers.
  5. Pinch at the top of the spindle with your right thumb and first finger, holding the thread firmly, draw out more fibers until the thread becomes weak. Then spin again until you have almost an arm’s length of thread.

Then draft out the slubs by pinching off the twist with your left thumb and first finger so the extra twist will not go up into the loose fiber. Now gently pull on the thread until the slubs come out. Give it a quick spin. Lastly holding the thread taunt, (lift the spindle out of the bowl and the weight of the spindle will keep the thread taunt), give the spindle a good spin and strengthen the thread. Wind onto the spindle leaving about 12 to spiral up the shaft to start again.

Photo 2 - Supported spinning
Photo 2 – supported spinning

SPINNING WITH WHEEL

Huancayo, Perú
Hualhuas, Perú
Alto Perú
Bolivia

A spinning wheel is a machine used to turn fiber into thread or yarn. This thread or yarn is then woven as cloth on a loom. The spinning wheel’s essential function is to combine and twist fibers together to form thread or yarn and then gather the twisted thread on a bobbin or stick so it may be used as yarn for the loom. The action is based on the principle that if a bunch of textile fibers is held in one hand and a few fibers are pulled out from the bunch, the few will break from the rest. However, if the few fibers are pulled from the bunch and at the same time are twisted the few pulled out will begin to form a thread. If the thread is let go it will immediately untwist, but if wound on a stick or bobbin it will remain a thread that can be used for sewing or weaving.

Many different kinds of fibers can be spun on a simple spinning wheel, including wool and hairs; bast fibers which come from below the surface of a plant stem including flax (linen), hemp, jute, ramie, and nettle; and seed fibers, particularly cotton. Each of these fibers vary tremendously in length of staple, quality and strength. Different fibers require different kinds of pieces or bobbins placed on the spinning wheel and even call for spinning wheels of different size or configuration in order to spin the specific fiber more efficiently. Spinning wheels were one of the first craft tools to be supplanted by modern machinery.

While there is no single spinning wheel design, the iconic spinning wheel has three splayed legs, a foot treadle connected to a footman that attaches to the driving wheel thus making the wheel go around. A horizontal stock is the wooden plank or bed upon which most of the apparatus rests upon. The driving wheel is perhaps the most prominent feature of the spinning wheel and resembles a wheel with turned spindles in the center (thread is pulled along the outside of that wheel). The bobbin is a grooved wooden spool that fits on the flyer, which gathers the yarn after it is spun. The bobbin fits into a U-shaped flyer (a bracket with hooks on it that guide the yarn onto the bobbin and keep the yarn evenly distributed on it). The distaff and distaff arm hold a batch of unspun fiber. These are only the primary parts of the spinning wheel as the typical wheel has well over 100 small parts that fit together to ensure quality spinning.

Photo 3 - spinning wheel
Photo 3 – spinning wheel

Next, we will have a closer look on weaving symbols and history in the Andean textile culture.

Advancing the paradigm shift – what does ECOSOC consultative status mean for an NGO?

In 2016 Hecho por Nosotros was granted consultative status with the UN Economic and Social Council (ECOSOC), a status that gives us access to all of the UN bodies that are open to NGOs. This has marked a new stepping stone in shifting the paradigm in the fashion industry towards more sustainable industry, by granting us opportunities to address sustainability issues in international forums.

What does this all mean then – what does ECOSOC consultative status mean for an NGO?

The United Nations (UN) Economic and Social Council (ECOSOC) was established by the United Nations Charter as the principal organ, under the authority of the General Assembly, to promote:

(a) higher standards of living, full employment, and conditions of economic and social progress and development;

(b) solutions of international economic, social, health, and related problems; and international cultural and educational cooperation; and

(c) universal respect for, and observance of, human rights and fundamental freedoms for all without distinction as to race, sex, language, or religion.

Under the Charter, the Economic and Social Council may consult with non-governmental organisations (NGOs) concerned with matters within the Council’s competence, such as labour rights, social and economic development, and environmental issues. The Council has recognised that these organizations should have the opportunity to express their views, and that they possess special experience or technical knowledge of value to the Council’s work.

NGOs with ECOSOC consultative status can make oral and written statements to ECOSOC meetings, organise events that are held during ECOSOC and its sub-bodies meetings to address, gather people interested in learning and talk about certain issue, and form clusters together with other NGOs and address issues together with UN member countries, UN bodies, NGOs and other relevant stake holders. This is essential for advocating, promoting, educating, and to influence decision makers at highest international level – to bring the controversies of the fashion industry to daylight, and to eventually work together for sustainable future.

Having the ECOSOC consultative status also means that the quality of our work is regularly reviewed by the UN, and that we need to live up to a certain standard in order to continue to have the access we have. We can also team-up and have access to meet other international NGOs and work together for more sustainable future.

The 2030 Agenda for Sustainable Development was adopted by the members of UN in 2015. The 2030 Agenda is a broad and universal policy agenda, with 17 Sustainable Development Goals (SDGs), with 169 associated targets which are integrated and indivisible. Building on the Millennium Development Goals, the 2030 Agenda aims to achieve inclusive, people-centred and sustainable development that leaves no one behind.

As the implementation of the Agenda 2030 for sustainable development requires a more holistic, coherent and integrated approach at the national, regional and global levels, the role of NGOs in promoting, educating and implementing the SDGs in practise.

The path to achieving these goals will not be easy; nevertheless, we have made it our personal mission to join the work of UN, and thus work together to achieve them. Specifically, our job will relate poverty issues with fashion and explain how we can all contribute towards the goal of alleviating poverty while working in fashion and making it a more sustainable and rounded industry.

As the ECOSOC consultative status is a culmination of long-run work of collaboration with UN and its organs in different projects. With the consultative status we have been actively participating the events of ECOSOC. At the 55th sessions of Commission for Social Development we organised a side event addressing the challenge of sustainability and fighting poverty using the fashion industry as a tool to promote prosperity for all. During the 61st sessions of Status of Women we held an oral declaration on economic empowerment of women in rural areas, by referring the real-life examples of our work. Next, we are participating to the High Level Political Forum that looks into progress of SDGs where we are focusing on building NGO networks and promoting the importance of NGOs in reaching sustainable, inclusive future for all.

We are dedicated to the sustainable reform of the fashion and textile industry – inviting all parties to join to advance this paradigm change in the fashion industry. By working together, we can pledge to “leave no one behind” as stated by the sustainable development goals. It is the peoples that eventually are the agents for change – and to reach the paradigm change in the fashion industry, we cannot forget how consumer demands can make a difference to corporate policies – and the best statement we could possibly make is to support sustainable consumerism and decrease demand for fast fashion.

Acercándonos a un consumo responsable

¿Cómo puedo empezar a consumir de una forma más ética y responsable?

¿Sabías que la moda es la segunda industria más contaminante del mundo? Probablemente sí, ¿verdad? Además es una industria que agrupa a toda la sociedad, y por lo tanto todos somos responsables de ello. Para esas personas que sentís ese punto de responsabilidad y queréis aportar vuestro granito de arena a este planeta empezando a trabajar en un consumo más responsable en vuestro día a día, dentro de la industria textil, hoy os traemos unos pequeños y simples consejos que los podréis llevarlos a la práctica en vuestro día a día.

  1. Fomentar la práctica de la ropa de segundo uso o ropa vintage. Es una forma de conseguir ropa de calidad por un precio asequible y participar en el ciclo de la moda de una forma más sostenible. ¡Comprar ropa usada siempre es mejor que comprar vestimenta nueva para nuestro planeta!
  2. Da una segunda vida a la ropa que no utilices o esté un poco más vieja bien convirtiéndolas en otros productos y dándoles otro uso o llevándolas a un establecimiento que trabaja con ropa de segunda mano o ropa vintage.
  3. Otra opción de reutilizar la ropa y no comprar nueva puede ser la de alquilarla. Hay establecimientos que trabajan de esta forma e incluso páginas web y apps.
  4. Aprende a reparar. Esta puede ser una opción para reusar la ropa que tienes tirada por que le hace falta algún arreglo. Aprende a arreglarlas por ti mismo, hay millones de tutoriales en internet que te ayudan o incluso videos para que puedas crearte tus propios modelos, usando lo que ya tienes en casa.
  5. A la hora de comprar nuevos productos intenta comprar ropa de calidad que dure en el tiempo, en vez de ropa de menos calidad y menos duradera, aunque sea más económica.
  6. Sé curios@, investiga sobre el origen del producto que vayas a comprar, su origen, sus materiales, quién lo produjo cómo… Intentar consumir marcas que sean más transparentes y sostenibles en estos procesos.
  7. Fomentar la compra de productos, de materiales amigables con el medioambiente, y que respeten las personas y los actores involucrados en el proceso. Por ejemplo, fibras naturales, materiales que se puedan reciclar…
  8. Y por último cuida los productos que ya tienes y dales un buen trato.

¡SE CREATIVO, INFÓRMATE Y QUE COMIENCE LA ACCION! Es hora de que todos nos involucremos en este nuevo cambio de paradigma de la moda.

El potencial de las fibras naturales en América Latina

Las fibras naturales están en el centro del movimiento impulsado por la eco-moda o “ropa sostenible”; de aquel que se enfoca en las preocupaciones globales por el medio ambiente y por el bienestar de los productores y consumidores. El objetivo es crear prendas que sean sostenibles en cada etapa de su ciclo de vida, desde su producción hasta su eliminación. Precisamente, es posible crear este tipo de productos a través del proceso de las fibras naturales: de la cría de los animales, su esquila, el hilado y el tejido.

La producción, el procesamiento y la exportación de las fibras naturales son de gran importancia económica para muchos regiones con bajos recursos y vital para la subsistencia y la seguridad alimentaria de millones de pequeños agricultores y procesadores. Entre ellos se incluyen, por ejemplo, 120.000 familias de pastores de alpacas localizados en los Andes.

fibranatural

En cuanto a los camélidos domesticados, la población de llamas se estima en un total de 3,3 millones de animales y la de las alpacas, en 3 millones. Estos animales se encuentran distribuidos a lo largo de seis países de la región. Alrededor del 93% de las llamas y del 99% de las alpacas se encuentran en Perú y Bolivia; mientras que el resto se reparte entre los territorios de Chile, Argentina, Ecuador y Colombia, entre otros.

La producción total de fibras de camélidos en la región latinoamericana supera los 5 millones de kilogramos anuales. Cerca del 30% de esa cantidad se procesa y es empleada a nivel de la comunidad. Por otro lado, alrededor del 80% de la fibra de alpaca comercializada es color blanco y el 12% de ella tiene un diámetro menor de 23 micrones. Estas cifras reflejan que el aprovechamiento de las fibras producidas por los camélidos se encuentra todavía limitado pero ofrece un potencial muy importante.

Latinoamérica posee un enorme potencial en relación a las fibras naturales. Todas ellas presentan un gran nivel de calidad: las de los camélidos andinos, las ovinas, las del mohair, la angora y el algodón. Más aún, la producción ofrece grandes posibilidades de desarrollo. Esto quiere decir que es posible llevándola a mayores escalas, para acompañar el nivel de interés suscitado en el mercado internacional.

Además, la cría de camélidos favorece el desarrollo de las economías locales. Por ejemplo, permite la creación de nuevos espacios para los jóvenes de las comunidades andinas, evitando su migración hacia las ciudades. En consecuencia, la cría y producción brinda un valor agregado local a sus riquezas naturales y culturales originarias.  De hecho les permite mantener sus tradiciones culturales y procedimientos ancestrales, poder permanecer en su tierra de origen y mejorar su calidad de vida notablemente.

Hablando en términos generales hay poco conocimiento a nivel mundial y baja difusión de los camélidos en los mercados internacionales entre los consumidores medio y alto poder adquisitivo – sobre todo de los camélidos salvajes de América del Sur: la vicuña, Vicugna vicugna, y el guanaco, Lama guanico. La utilización sustentable de la vicuña y guanaco, como otros camélidos, junto a una participación bien definida de las comunidades locales, suplementaria en gran medida la economía de los pueblos andinos permitiéndoles transformar la fibra de vicuña en tejidos de la mejor calidad mundial.

Guanaco: Este ungulado silvestre de América del Sur se  encuentra en una muy amplia distribución  geográfica. El guanaco vive en el noroeste de Perú, en el oeste y el sur de Bolivia, el noroeste de  Paraguay, y en los Andes de Chile y Argentina  hacia el este hasta la costa atlántica y el sur de la  isla de Tierra del Fuego y Navarino. Así como la  vicuña, el guanaco da una fibra única y rara. Su  brillo y suavidad especial son de la más alta  calidad, permitiendo a las prendas tener una belleza  sofisticada, finura, delicadeza, manteniendo el  encanto único de la naturaleza.

Vicuña: Este miembro más pequeño de la familia de los  camélidos vive en la Puna y en los ecosistemas alto  andinos de Perú, Bolivia, Argentina y Chile. La fibra increíblemente suave y lujosa de la vicuña  que ofrece los colores naturales que van desde el  dorado hasta el leonado profundo, ha hecho de esta  criatura uno de las más codiciados tesoros desde  los tiempos antiguos. Las prendas creadas a partir  de esta fibra son de inigualable belleza y suavidad.

Finalmente, los productores de las fibras naturales, fabricantes y la industria textil deben ser conscientes de este hecho. Ellos deben responder a las oportunidades que ofrece la creciente demanda de algodón orgánico y lana, de tejidos reciclables y biodegradables, y de prácticas del “comercio justo” que ofrecen precios más altos a los productores y protege a los trabajadores de la industria textil.

Anaïs Devillers en EXPOARTESANO 2017 LA MEMORIA

“Cada historia detrás es la que los lleva adelante”.

Esa es la inspiración para la octava edición de Expoartesano La Memoria 2017 que tomó lugar en la Plaza Mayor de Medellín en Colombia del 17 al 23 de abril.SAMSUNG CAMERA PICTURES

Foto: Anaïs Devillers

Toda la semana se pudo ver cientos de artesanías que narran historias y tradiciones de los pueblos del Caribe, el Pacífico, el Centro, el Eje Cafetero y los Llanos Orientales.

400 artesanos de 26 departamentos de Colombia incluyendo la representación de 19 etnias indígenas de todas las zonas de la nación formaron parte de esta nueva edición de Expoartesano La Memoria. Artesanos indígenas, los tradicionales y los contemporáneos representantes de las cinco regiones del país que tienen todas unas historias que contar, un oficio que rescatar y un recuerdo que evocar.SAMSUNG CAMERA PICTURES

Foto: Anaïs Devillers

Expoartesano brinda la oportunidad a artesanos colombianos de comercializar directamente ante los 30.000 visitantes que recibe la feria convirtiendo a la feria en la vitrina comercial de artesanía más importante de Antioquia. Es una plataforma que se abre a la oferta artesanal nacional como una “expresión que rinde homenaje a la tradición creadora de nuestras comunidades y a la herencia cultural.

Para Ana María Fries, gerente general de Artesanías de Colombia, “elaborar una artesanía es un proceso de meditación, es tiempo en silencio que requiere de altos niveles de concentración. Es un momento donde todos los sentidos están conectados en el objeto, la tradición y la sabiduría”.

La asociación civil Hecho por Nosotros que trabaja activamente para brindar informaciones y herramientas de creación, de diseño, de emprendimiento a todos los actores del sector y que está en lucha constante para conservar y transmitir los saberes ancestrales de toda América latina, ha sido presente en esa feria, entrevistando a varios artesanos para dar a conocer sus trabajos y la iniciativa de esta feria que permite generar ingresos a los que perpetúan las tradiciones y el patrimonio cultural de cada nación.

¿Qué cosas necesitas saber sobre tu ropa? Y por qué deberías preocuparte

usada

Nota escrita por Shannon Whitehead


 

La semana pasada, recibí este comentario en una de mis notas:

“Quiero saber más sobre lo que vos sabes. Soy un consumidor consciente cuando se trata de la comida pero nunca pensé cómo mis hábitos de consumo de moda podrían ir en contra de mi filosofía sustentable.”

Me inspiró a volver a lo básico ya que el movimiento de moda sustentable es  nuevo para muchos consumidores. Para aquellos que se están preguntando cómo pueden preocuparse por lo que hay en su ropero, acá les comparto información valiosa para que comiencen a cuestionar sus hábitos de consumo.
1. Hay químicos en toda tu ropa. Y son cancerígenos.

Mientras el movimiento de slow food nos está atrapando y los consumidores están cada vez más conscientes en lo que comen, no pensamos que pasa lo mismo con la ropa. No sabemos que los pesticidas e insecticidas en nuestra ropa están dañando también nuestra salud. La piel en nuestro cuerpo es el órgano más grande y absorbe instintivamente todo lo que le pongamos encima – químicos de la ropa incluidos.
2. Hay entre 27-30 millones de esclavos en el mundo. Sí esclavos.

¿Alguna vez te preguntaste por qué compañías como H&M y Forever 21 pueden vender remeras a 5 dólares?. Hay personas en países como Uzbekistan, Cambodia, Bangladesh e India que están forzadas a trabajar en contra de su voluntad. Recolectan algodón o tiñen cuero y no les están pagando por hacer tu ropa. Están literalmente esclavos a un estilo de vida que no tiene escapatoria. Los trabajadores de fábricas pagos son probablemente quienes ustedes piensan como trabajadores “explotados” (sweatshops)  que probablemente están ganando menos que un salario básico. Esto quiere decir que no pueden acceder al alimento o refugio por ellos mismos y dejan solas a sus familias.

3. Las grandes marcas de ropa son un gran problema.

El negocio del shopping y la ignorancia de los consumidores está relacionada con la gente que hace nuestra ropa. Como queremos comprar una remera por menos de 20 dólares, las empresas minoristas están forzadas a encontrar formas de bajar los costos y competir en un mercado altamente saturado. Esto generalmente requiere un abaratamiento de costos como por ejemplo, fabricando en el extranjero. En Noviembre, H&M anunció públicamente los planes para entregar “un salario básico” a más de 850.000 trabajadores textiles en 2018. Suena como un gesto noble, pero genera curiosidad de porqué la marca de ropa más grande no les estaba pagando a sus trabajadores el salario que se merecían en un primer lugar. En los últimos años H&M fue acusada de promover condiciones inseguras y desfavorables, desnutrición y pobreza en sus trabajadores.
4. Nuestra ropa vieja  -malas costumbres de deshacernos de la ropa- está arruinando la economía Africana.

Mientras la reventa de ropa usada suena ético, es la enorme cantidad de donaciones el mayor problema. Salvation Army, Goodwill reciben más ropa donada que lo que realmente pueden revender. Entonces ¿qué pasa con el exceso? La mayoría de la ropa donada se vende a los comerciantes de ropa de segunda mano, quienes la revenden, generalmente fuera del país donde fue originalmente donada. En Africa, dónde un tercio de toda la ropa donada globalmente es vendida, la industria textil y su fabricación se ven comprometidas.
5. Pueden pasar décadas hasta que tu ropa se descomponga.

La industria del fast fashion pasó de cuatro estaciones a 52 “micro estaciones” para empujar nuevas tendencias y alentar el consumismo. Las empresas minoristas le hacen la vida más fácil a los consumidores; comprar un vestido barato, usarlo una vez y nunca más. Nosotros nunca pensamos a dónde va nuestra ropa después de que nos deshicimos de ella. Nylon, polyester y otros materiales sintéticos son plásticos esenciales que van a estar entre nosotros más que nosotros mismos.

 

6. No es un caso perdido.

Los consumidores tienen el poder de comprar. Todos tenemos la habilidad de cambiar la industria eligiendo qué compañías merecen nuestros dólares. Solo es cuestión de educarnos y ajustar nuestro estilo de vida de manera que no requiera de un consumo excesivo de ropa desechable. Educarnos puede ser tan simple como seguir algunos blogs de moda ética. Seguramente aprendas algo durante el día sólo leyendo los titulares de algunas notas. Algunos de mis favoritos son Ecouterre, EcoSalon & Ethical Fashion Forum.

 

COPENHAGEN FASHION SUMMIT- El evento más importante de moda sustentable

JONAS EDER-HANSEN

Hace un mes, en Copenhagen se realizó la Cumbre de Moda más importante del mundo que impulsa la innovación responsable.

A continuación les compartimos una entrevista con Jonas Eder-Hansen, el director de desarrollo del Insituto de Moda Danés ( Danish Fashion Institute) y organizador de la Cumbre. Nos habla sobre el gran evento y el estado actual y futuro de la sustentabilidad en la moda.


 

P. Esta es la cuarta edición del Copenhagen Fashion Summit. ¿Qué tiene de especial esta edición?

-Jonas Eder-Hansen

Atravesamos un largo camino. Tenemos que tomar muchas decisiones entre los participantes y cómo cada uno aporta desde un lugar distinto dentro de la industria de la moda, representando desde diseño, abastecimiento de materiales hasta ventas y marketing. Creo que esta edición cautivó más a participantes interesados en la moda en general, y no sólo a expertos en sustentabilidad.

P. La temática del Copenhagen Fashion Summit es “Innovación responsable”. ¿Qué significa este concepto para vos?

-Jonas Eder-Hansen

Trabajamos en una de las industrias más grandes del mundo, pero también una de las que utiliza un alto volumen de recursos. Como empresa tenemos que desarrollar nuevos modelos de negocio y soluciones que puedan resolver los desafíos que enfrentamos cada día. El mundo necesita innovadores que puedan empujar hacia una economía sustentable. La industria de la moda tiene el potencial para ser innovadora, trabajando de manera pro activa hacia retos medioambientales, sociales y éticos en una escala global.

 

P. Muchos representantes del fast fashion van a participar de la cumbre como H&M, Adidas, Diesel. ¿Cómo estas grandes compañías pueden volverse más sustentables cuando su modelo de negocio depende de que la gente compre más ropa más frecuentemente?

-Jonas Eder-Hansen

Las grandes marcas y minoristas se construyen sobre una línea económica en donde extraemos, procesamos, consumimos y desechamos. Este es el fundamento de la sociedad moderna, no sólo de la industria de la moda. No puede cambiarse en una noche, pero la industria de la moda definitivamente se está dirigiendo hacia una economía circular. Una compañía como H&M es consciente de los desafíos y está comprometida a utilizar su tamaño y escala para transformarse en circular.

 

P. ¿La industria de la moda, en términos generales, está preparada para entrar en una economía circular?

¡Tenemos que estar preparados! Según los estudios realizados por la fundación Ellen Mac Arthur, hay una gran oportunidad de negocio aquí. Muchas marcas y minoristas están probando modelos de recuperación e inversión en tecnologías de reciclaje. Todavía estamos lejos de la perfecta solución, pero los actores responsables están involucrados lo suficiente como para llegar al éxito.

-Jonas Eder-Hansen

 

P. Uno de los discursos más inspiradores de la última cumbre fue la presentación de Vanessa Friedman sobre la idea de “guardarropa sustentable” donde seleccionamos detalladamente ropa que vamos a utilizar por un largo periodo de tiempo. ¿Qué opinas sobre esto? ¿Un guardarropa sustentable es irreconciliable con la prosperidad de la industria de la moda?

-Jonas Eder-Hansen

Al contrario. Creo que hay muchas compañías que ya están enfocadas en lo artesanal, la calidad y la sustentabilidad; pero al mismo tiempo venden productos de alta gama y tienen un modelo de ingresos saludable. De todos modos, hay mucho por hacer desde la industria para comprometerse en un dialogo con los consumidores sobre el uso y cuidado de las prendas. Esto puede llevar a un crecimiento de la lealtad del consumidor y una construcción de la marca para las compañías.  Desde el punto de vista de los consumidores, creo que no somos conscientes para reflexionar en cómo cuidamos nuestras prendas de manera inteligente, cómo lavamos la ropa en agua fría, cómo secamos la ropa con secadora, etc. Creo que los consumidores pueden aprender más sobre la “administración del guardarropas” para hacer que sus prendas duren más.

P. El ministro danés de relaciones exteriores está en la lista de invitados para la Cumbre como muchas otras figuras políticas. ¿Qué rol juegan los políticos hoy para que la industria de la moda sea más sustentable?

-Jonas Eder-Hansen

Hay mucho para hacer por parte de los gobiernos. Algunos ejemplos incluyen:

  • Integración del plan de estudios de la moda sustentable en escuelas primarias, secundarias; universidades, educación vocacional e investigación
  • Estandarización de la transparencia de los productos revelados y consolidación de las etiquetas ecológicas para productos de moda
  • Investigación y testeo de incentivos económicos como depósitos, tarifas, etc para internalizar costos de consumo y producción sociales y medio ambientales

 

P. ¿Qué te gustaría que la gente se lleve a su casa después de la cumbre?

-Jonas Eder-Hansen

Que estamos en camino hacia una industria de moda más sustentable y que Copenhagen es el lugar ideal para discutir ambiciones y visiones para llegar hacia eso.

 

GFW Graduate Fashion Week presenta el “Premio Ético Vivienne Westwood”

 

GFW Graduate Fashion Week presenta a la dama Vivienne Westwood como patrona y lanzan el “PREMIO ÉTICO VIVIENNE WESTWOOD”


Vivienne Westwood forma parte de una de las auténticas y originales industrias globales de moda, desde un lugar de inspiración, diseño radical y polémico. Su destacada influencia en la industria contemporánea de la moda británica y en décadas con estudiantes de moda, es reconocida y celebrada por GFW, quien le da la bienvenida como patrona formando parte de los festejos del 25 aniversario.

El reconocimiento del premio surge con la presentación del anual GFW Ethical Award (Premio Ético) renombrado como “PREMIO ETICO VIVIENNE WESTWOOD”- una competencia abierta a todos los alumnos y miembros del GFW con proyectos que tienen raíces en ética y sustentabilidad.

“Compra menos, elige bien, haz que dure.” 

Si sólo la gente comprara ropa bonita, eso sería una Revolución del Medio ambiente. Cultivemos talento. Gracias Jeff Banks, estoy encantada de convertirme en patrona del GFW y crear el “PREMIO ÉTICO VIVIENNE WESTWOOD” – Vivienne Westwood

“Vivienne es una de las figuras más inspiradoras dentro de la industria de la moda británica. Ella afirma que el talento para el diseño, la visión y el comercio generan una combinación efectiva y promueve ideas fuertes. Su trabajo ha sido influenciado, utilizado y amado por estudiantes de moda en el Reino Unido desde 1980. Un genio del diseño, un icono de estilo y reliquia nacional. La manera en que desarrolla su empresa, cautivando la prensa, colaboradores, inversores; ha creado modelos para futuras generaciones de estudiantes. Como su empresa continúa creciendo, sin compromiso, ella está emocionada, inspirada y más pertinente que nunca.” – Mark Newton-Jones, Presidente de GFW

El ganador del “PREMIO ÉTICO VIVIENNE WESTWOOD” en colaboración con el EFF recibirá una pasantía en el estudio Westwood en Londres – uno de los más sofisticados atelieres del mundo. Asimismo, se realizará aparte como premio, la suscripción gratuita a la plataforma online del EFF (Foro de Moda Ética), se premiarán a los primeros tres estudiantes de la competencia, garantizando 12 meses de acceso a canales sofisticados de información sobre moda sustentable inteligente. Las entradas serán entregadas por el EFF y el finalista será seleccionado por Brigitte Stepputis, encargada de Couture, la colección de Vivienne Westwood y Tamsin Lejeune, CEO de EFF.

 

“El apoyo de Vivienne Westwood con el Premio Ético representa la importancia y la consciencia de la ética y sustentabilidad en la industria de la moda actual, estamos entusiasmados de convertirla en patrona para apoyar las próximas generaciones de diseñadores. ”      – Tamsin Lejeune, fundadora y CEO del EFF (Ethical Fashion Forum)