Archivos de la categoría Reciclaje

Lavado verde – Greenwashing

Greenwashing (del inglés green, verde, y whitewash, blanquear o encubrir), ecoblanqueamiento, lavado verde o lavado de imagen verde es una forma de propaganda en la que se realiza márquetin verde de manera engañosa para promover la percepción de que los productos, objetivos o políticas de una organización son respetuosos con el medioambiente con con el fin de aumentar sus beneficios

Acciones verdes y que ayudan el medioambiente están cada vez más común, y el conocimiento sobre sustentabilidad es creciendo. Más y más consumidores favorecen a las marcas socialmente responsables,  enfocan en marcas que ayudan al medio ambiente. Asimismo, las marcas se concentran en ser amables con el medioambiente. Al menos algunas realmente lo hacen, mientras otras es solo greenwashing  – se trata de una estrategia para vender más ropa y mejorar su imagen.

Algunos ejemplos de greenwashing:
  • Afirmar que las marcas apuestan por la sostenibilidad de los productos sin aportar pruebas fundadas ni certificados que lo demuestren.
  • Incluir etiquetas con atributos verdes que indiquen certificación del producto – aún la certificación es su propio, o queda sin información cuales acciones están realizando y como los resultados se observan.
  • Aclaraciones y compromisos de reciclaje parciales –  como declaraciones como la oficina central es 100% green y comprometido a acciones medioambientales, pero no realizan mismos actos  en procesos de manufactura.

No sabemos suficiente acerca del impacto que la industria moda tiene sobre las personas y el planeta. Incluso las marcas que aparecen en el rango más alto de puntuación, tienen un largo camino por recorrer para ser transparentes acerda de sus proveedores, la gestión de la cadena de suminstro y sus practices comerciales. Lo que nosotros, consumidores podemos hacer y preguntar a las marcas sobre sus procesos, y demanda la transparencia.

Economía Circular – el futuro de la industria de la moda?

El presente modelo económico lineal de “tomar, hacer, desechar” se basa en disponer de grandes cantidades de energía y otros recursos baratos y de fácil acceso, pero está llegando ya al límite de su capacidad física. La economía circular es una alternativa atractiva y viable que ya han empezado a explorar distintas empresas.

Reparar y regenerar

Por definición, la economía circular es reparadora y regenerativa, y pretende conseguir que los productos, componentes y recursos en general mantengan su utilidad y valor en todo momento. Este concepto distingue entre ciclos técnicos y biológicos.

Tal como la imaginan sus creadores, la economía consiste en un ciclo continuo de desarrollo positivo que conserva y mejora el capital natural, optimiza el uso de los recursos y minimiza los riesgos del sistema al gestionar una cantidad finita de existencias y unos flujos renovables. Además, funciona de forma eficaz en todo tipo de escala.

Ciclo de economía circular

La economía circular proporciona múltiples mecanismos de creación de valor no vinculados al consumo de recursos finitos. En una verdadera economía circular, el consumo solo se produce en ciclos biológicos eficaces; por lo demás, el uso sustituye al consumo. Los recursos se regeneran dentro del ciclo biológico o se recuperan y restauran gracias al ciclo técnico. Dentro del ciclo biológico, distintos procesos permiten regenerar los materiales descartados, pese a la intervención humana o sin que esta sea necesaria. En el ciclo técnico, con la suficiente energía disponible, la intervención humana recupera los distintos recursos y recrea el orden, dentro de la escala temporal que se plantee. Mantener o aumentar el capital supone características diferentes en ambos ciclos.

La economía circular se basa en tres principios clave, cada uno de los cuales aborda varios de los retos en términos de recursos y del sistema a los que han de hacer frente las economías industriales.

  1. Preservar y mejorar el capital natural, controlando existencias finitas y equilibrando los flujos de recursos renovables.
  2. Optimizar el uso de los recursos, rotando productos, componentes y materiales con la máxima utilidad en todo momento, tanto en los ciclos técnicos como en los biológicos.
  3. Fomentar la eficacia del sistema, relevando y eliminando externalidades negativas.

 

Cadena de Moda Circular, por Alice Beyer Schuch

Moda circular

Es un hecho que la industria de la moda sigue siendo una de las industrias más perjudiciales para el medio ambiente en el mundo. Sólo en 2015 la industria mundial consumió 79.000 millones de metros cúbicos de agua, liberó 1.715 millones de toneladas de CO2 y produjo 92 millones de toneladas de desechos, según datos del Boston Consulting Group (2017). Además, debido a que la industria se ha vuelto tan grande y fragmentada a lo largo de los años, también está plagada de problemas sociales y éticos. Estos van desde la desigualdad de género y el acoso sexual, hasta los salarios y la exposición continua de los trabajadores a los productos químicos y residuos peligrosos.

Moda circular esta aplicando economía circular en sus procesos. Como economía circular, la definición la moda circular es reparadora y regenerativa, utilizando el reciclaje y reuso de fibras.  La moda circular consiste en un ciclo continuo de desarrollo positivo que conserva y mejora el capital natural, optimiza el uso de los recursos y minimiza los riesgos del sistema al gestionar una cantidad finita de existencias y unos flujos renovables. Además, funciona de forma eficaz en todo tipo de escala, implementando la estrategia de diseño para la ciclabilidad; aumentando el volumen y el procesamiento de las prendas usadas recolectadas; Aumentando la reventa de prendas de vestir o aumentar el uso de fibras textiles recicladas.

Ideas afines:

Cradle to Cradle (de la cuna a la cuna)

El químico y visionario alemán Michael Braungart desarrolló, junto con el arquitecto estadounidense Bill McDonough, el concepto Cradle to Cradle™ (de la cuna a la cuna) y su proceso de certificación. Esta filosofía de diseño considera todos los materiales empleados en los procesos industriales y comerciales como nutrientes, de los cuales hay dos categorías principales: los técnicos y biológicos. El marco Cradle To Cradle se centra en el diseño de la eficacia en lo relativo a los productos con un impacto positivo y la reducción de los impactos negativos del comercio mediante la eficiencia.

El diseño Cradle to Cradle percibe los procesos seguros y productivos del «metabolismo biológico» de la naturaleza como modelo para desarrollar un flujo de «metabolismo técnico» de materiales industriales. Los componentes de los productos pueden diseñarse para su continua recuperación y reutilización como nutrientes biológicos y técnicos en esos metabolismos. El marco Cradle to Cradle aborda también insumos de energía y agua.

• Elimina el concepto de residuos. «Los residuos equivalen a alimentos». Diseñar productos y materiales con ciclos de vida que sean seguros para la salud humana y el medio ambiente y que puedan reutilizarse perpetuamente a través de metabolismos biológicos y técnicos. Crear y participar en sistemas para recoger y recuperar el valor de esos materiales tras su uso.
• Hacer uso de la energía renovable. «Aprovechar la energía del sol». Maximizar el uso de la energía renovable.• «Celebrar la diversidad». Gestionar el uso del agua para maximizar la calidad, promover ecosistemas saludables y respetar los efectos a nivel local. Orientar las operaciones y las relaciones con las partes interesadas mediante la responsabilidad social.

Ecología industrial

«La ecología industrial es el estudio de los flujos de materiales y de la energía a través de sistemas industriales». Centrándose en las conexiones entre los operadores dentro del ecosistema industrial, este enfoque tiene como objetivo crear procesos de circuito cerrado en el que los residuos sirven de entrada para otro proceso, eliminando la noción de un subproducto no aprovechable.

La ecología industrial adopta un punto de vista sistémico, diseñando los procesos de producción atendiendo a las restricciones ecológicas, mientras mira su impacto global desde el principio, y trata de darles forma para que se puedan realizar lo más cerca posible de los sistemas vivos. A este marco de trabajo se le denomina a veces «ciencia de la sostenibilidad», por su carácter interdisciplinario y porque sus principios pueden aplicarse también en el sector de los servicios. Con un énfasis en la restauración del capital natural, la ecología industrial también se centra en el bienestar social.

Lea el artículo de los profesores Clift y Allwood acerca de la ecología industrial aquí.

Economía azul

Impulsada por Gunter Pauli, empresario belga y anteriormente Director Ejecutivo de Ecover, la Economía azul es un movimiento de código abierto que reúne una serie de casos prácticos recopilados inicialmente en un informe del mismo nombre entregado al Club de Roma. Como dice el manifiesto oficial, «utilizando los recursos disponibles en los sistemas en cascada, (…) los residuos de un producto se convierten en la entrada para crear un nuevo flujo de caja».

Basada en 21 principios fundacionales, la Economía azul insiste en soluciones que están determinadas por su entorno local y las características físicas y ecológicas, haciendo hincapié en la gravedad como principal fuente de energía. El informe, que sirve también como manifiesto del movimiento, describe las «100 innovaciones que pueden crear 100 millones de empleos en los próximos diez años» y ofrece muchos ejemplos de proyectos colaborativos ganadores Sur-Sur, otra característica original de la intención de este planteamiento de promover su enfoque práctico.

Algunas artículos sobre la moda circular:
https://www.slowfashionnext.com/blog/2016/08/30/moda-circular-sea-demasiado-tarde/
https://www.slowfashionnext.com/blog/2017/06/19/moda-circular-big-players/
Boston Consulting Group reporte “Pulse of the Fashion Industry” 2017 (en ingles): https://www.copenhagenfashionsummit.com/wp-content/uploads/2017/05/Pulse-of-the-Fashion-Industry_2017.pdf

 

El articulo es basado de un articulo publicado por Ellen MacArthur Foundation 

 

Acercándonos a un consumo responsable

¿Cómo puedo empezar a consumir de una forma más ética y responsable?

¿Sabías que la moda es la segunda industria más contaminante del mundo? Probablemente sí, ¿verdad? Además es una industria que agrupa a toda la sociedad, y por lo tanto todos somos responsables de ello. Para esas personas que sentís ese punto de responsabilidad y queréis aportar vuestro granito de arena a este planeta empezando a trabajar en un consumo más responsable en vuestro día a día, dentro de la industria textil, hoy os traemos unos pequeños y simples consejos que los podréis llevarlos a la práctica en vuestro día a día.

  1. Fomentar la práctica de la ropa de segundo uso o ropa vintage. Es una forma de conseguir ropa de calidad por un precio asequible y participar en el ciclo de la moda de una forma más sostenible. ¡Comprar ropa usada siempre es mejor que comprar vestimenta nueva para nuestro planeta!
  2. Da una segunda vida a la ropa que no utilices o esté un poco más vieja bien convirtiéndolas en otros productos y dándoles otro uso o llevándolas a un establecimiento que trabaja con ropa de segunda mano o ropa vintage.
  3. Otra opción de reutilizar la ropa y no comprar nueva puede ser la de alquilarla. Hay establecimientos que trabajan de esta forma e incluso páginas web y apps.
  4. Aprende a reparar. Esta puede ser una opción para reusar la ropa que tienes tirada por que le hace falta algún arreglo. Aprende a arreglarlas por ti mismo, hay millones de tutoriales en internet que te ayudan o incluso videos para que puedas crearte tus propios modelos, usando lo que ya tienes en casa.
  5. A la hora de comprar nuevos productos intenta comprar ropa de calidad que dure en el tiempo, en vez de ropa de menos calidad y menos duradera, aunque sea más económica.
  6. Sé curios@, investiga sobre el origen del producto que vayas a comprar, su origen, sus materiales, quién lo produjo cómo… Intentar consumir marcas que sean más transparentes y sostenibles en estos procesos.
  7. Fomentar la compra de productos, de materiales amigables con el medioambiente, y que respeten las personas y los actores involucrados en el proceso. Por ejemplo, fibras naturales, materiales que se puedan reciclar…
  8. Y por último cuida los productos que ya tienes y dales un buen trato.

¡SE CREATIVO, INFÓRMATE Y QUE COMIENCE LA ACCION! Es hora de que todos nos involucremos en este nuevo cambio de paradigma de la moda.

Introducción Upcycling

foto nota nina upcycling

Upcycling textil es muy beneficial no solo para el medioambiente sino también del punto de vista económico. A través del Upcycling de ropa usada y sobras de telas de la producción de ropa, podemos evitar contaminación y ademas se evita un enorme desgaste de energía y agua que se necesita para crecer las fibras virgines, hilar los tejidos, teñirlos y coser la ropa.

Según un reporte del MIT del 2015, la industria de moda mundial produjo mas que 150 billones de prendas en el 2010. Según el mismo reporte están prediciendo para el 2015 una producción mundial de mas que 400 billones de metros cuadrados de tela por año. 1,5 billones de prendas están producidas para el mercado de Estados Unidos cada año. De esta enorme cantidad de ropa, los consumidores tiran 14 millones de toneladas al vertedero cada año, o 80 libras por persona. Los consumidores solamente reciclan un 15% de la ropa que se quieren deshacer. El 75% se va al vertedero donde los productos químicos usados para teñir y estampar la ropa, entran en la tierra y el agua subterráneo y así eventualmente llegaran estas toxinas a las vías acuáticas.

El EPA estima que si se reciclase toda la basura textil, seria el equivalente de sacar 7.3 milliones de coches y sus emisiones de carbon dióxido de las carreteras. Ademas cuesta a las ciudades en promedio $45 por tonelada de basura textil para el transporte al vertedero o al incinerador.

El reciclaje desafortunadamente tampoco es la solución ideal, porque del momento cuando donamos la ropa, las fundaciones muchas veces solamente pueden vender un 20%, algunas grandes fundaciones supuestamente tienen un porcentaje mas alto pero muchas veces no llega al 50%. El resto se manda a otros países y la peor calidad de ropa donada se manda a Africa. Como resultado, en el 2004 el 81% de ropa comprada en Uganda era segunda mano. Por esta razón, la industria textil ha casi desaparecido en muchos países de Africa desde los años 90.

Alrededor de 30% de la ropa donada se transforma en trapos de limpieza para la industria pero estos trapos terminaran en el vertedero en poco tiempo. Aproximadamente el 20% se procesa en fibras para convertirse en insolación para edificios. Si pensamos en toda la energía, recursos naturales y esfuerzo humano que se ha puesto en estas prendas, es un verdadero desperdicio que termine su vida como relleno y con un valor tanto menor. Solamente un 0.1% de toda la ropa esta reciclado como fibra nueva. Hoy en día aun hay que mezclar la fibra reciclada con fibra virgin porque sola seria demasiado débil.

En la producción de ropa quedan entre el 10% al 30% de sobras cuando se corta la tela, según “The Renewal Workshop” que esta desarrollando un software para utilizar estas sobras para crear un sistema de “zero waste” para la industria. Con el escenario mas optimista de 10%, el mundo crea 40 billones de metros cuadrados de tela de sobra o según el escenario mas pesimista de 30% serian 120 billones de tela que se tira cada año. Ellos hacen el argumento que si estas sobras podrían estar reutilizado en la producción en manera eficiente, el mundo podría producir 15 billones de prendas nuevas con estas sobras. Si logramos convertir las sobras en un recurso para la fabricas, ganamos todos: ellos económicamente y el medioambiente por las materias primas que se protegen.

Nuevas soluciones tecnológicas como este software y las innovaciones para avanzar el reciclaje de fibra tienen un enorme potential. En adelante, también vamos a presentar diseñadores quienes encontraron soluciones inteligentes y creativas para diseñar moda con residuos, o con ropa o telas desechadas. Ellos ponen enormes esfuerzos y mucha imaginación para convertir lo que se considerada desecho o basura en un nuevo producto de moda. Transforman ropa desechada a moda actual, telas de sobras se convierten en prendas reconstruidas o incluso residuos de plásticos forman la base para una nueva tela hilada artesanalmente. En la naturaleza no existe el concepto de basura. Estos diseñadores tampoco querían ver lo desecho como basura pero como un recurso que puede tener una nueva vida en la moda. Con su trabajo ayudan para reducir la huella ecológica, protegen recursos naturales, energía y ayudan a reducir basura.

Nina Dornheim – diseñadora, miembro de Hecho por Nosotros.

Una campera hecha con 50 botellas y festival de moda ética en Brasil

©Joe Fox a través deKickstarter/Difusión
©Joe Fox a través deKickstarter/Difusión

Las noticias de moda ética de esta semana nos acercan curiosidades sobre eventos y prendas sostenibles. La marca eco Dirt Ball Fashion se prepara para lanzar una colección de camperas hechas en un 100 por ciento con materiales reciclados, y la empresa Lorenzetti transforma uniformes desechados en accesorios útiles para sus empleados.

Además, la ciudad brasileña de Paraty es la sede de un importante evento de moda eco. Entérate de todos los detalles en este resumen semanal.

Empresa transforma uniformes en regalos sostenibles

Lorenzetti, compañía brasileña que se dedica a la producción de duchas y filtros de agua, está desarrollando una exitosa campaña de reciclaje de indumentaria: Vista essa Ideia. El proyecto consiste en reutilizar los uniformes de los empleados que trabajan en sus fábricas para transformarlos en hermosos obsequios empresariales como bolsos, porta cosméticos y cartucheras.

Bolsos reciclados de Lorenzett
©Lorenzetti/Difusión

Teniendo en cuenta que la indumentaria de trabajo genera anualmente más de una tonelada de desechos, la firma se asoció con el instituto para la vestimenta consciente Ecotece y juntos desarrollan esta línea de productos que son distribuidos a los empleados en el marco de campañas ambientales internas. (Vía: CicloVivo)

50 Botellas recicladas en una prenda

A pocas semanas de la llegada del invierno, la industria textil de Estados Unidos está presentando novedosas prendas sostenibles. Una de las más sorprendentes es la última campera de la marca eco Dirt Ball Fashion, confeccionada en un 100 por ciento con materiales reciclados. Cada pieza reutiliza 50 botellas de plástico, dando lugar a un tejido ultra resistente y capaz de mantener el calor.

Además, el diseño está pensando para ser parte de un circuito cerrado de fabricación dado que al cumplir su vida útil puede ser enviado otra vez a la empresa, donde lo reciclan nuevamente. Para poder comenzar a producir el producto, Dirt Ball Fashion está buscando financiamiento a través de Kickstarter. (Vía: TreeHugger)

Festival de moda ética en Brasil

Lanzamiento del Party Eco Festival 2014
©Party Eco Festival/Difusión

Desde el jueves 16 y hasta el domingo 19 de octubre se estará desarrollando la cuarta edición del Paraty Eco Festival, un encuentro organizado en esta paradisíaca ciudad de Ilha Grande con el objetivo de discutir sobre el uso de materiales sostenibles en el mundo de la artesanía, la moda y el diseño.

Habrá desfiles, talleres, conferencias y una feria creativa donde se expondrán trabajos de comunidades locales hechos a partir de técnicas y materiales ecológicos. Además, participarán notables invitados como los diseñadores Ronaldo Fraga y Juliana Moria. (Vía: Globo.com)

¿Qué opinas de las noticias de esta semana?

Pants to Poverty trabaja con unos cinco mil productores orgánicos de algodón

Una colección de PET reciclado de Mormaii; Pants to Poverty va a India

Pants to Poverty trabaja con unos cinco mil productores orgánicos de algodón
©Pants to Poverty/Difusión

En este nuevo resumen semanal de las últimas noticias de moda ética alrededor del globo, las etiquetas Feelgoodz y Coclico nos sorprenden con sus últimas líneas de calzado sustentable, y Mormaii presenta su colección verano 2015 hecha con fibras de plástico reciclado.

Además, la semana de la moda de Brighton centra su atención en la industria responsable y la marca de ropa interior Pants to Poverty se traslada a los campos de algodón orgánico de la India.

No te pierdas todas estas novedades y más, en este nuevo resumen semanal.

Zapatillas de Guatemala con sello internacional

Nueva colección de Feelgoodz
©Feelgoodz/Captura de pantalla

La empresa de calzado sustentable con sede en Estados Unidos Feelgoodz acaba de lanzar una nueva colección de zapatillas, esta vez en colaboración con artesanos de Guatemala. Conocida como Lizzielooms, la línea se compone de diseños tejidos a mano a partir de fibras 100 por ciento naturales extraídas y producidas en el país latinoamericano.

El resultado son piezas coloridas y originales pensadas para los momentos de relax: pueden usarse en casa, en la clase de yoga o en la habitación del hotel. Los diseños ya se pueden pre-ordenar en el sitio de la compañía. (Vía Ecouterre)

Mormaii presenta ropa con textiles de botellas recicladas

La marca deportiva brasileña acaba de lanzar su línea de verano 2015 Eco Vibe, que utiliza fibras confeccionadas a partir de PET reciclado. Le colección incluye remeras para ambos sexos y varios diseños de vestidos, cuya materia prima son botellas y cables de plástico triturados.

Las nuevas prendas son realizadas por costureras locales de Garopaba, Santa Catarina, contribuyendo de esta manera a la economía local. (Vía CicloVivo)

La moda ética protagoniza la Brighton Fashion Week

Brighton Fashion Week
©Brighton Fashion Week/Difusión

La semana de la moda de Brighton -8 al 12 de octubre- busca llamar la atención sobre el lado ético y sostenible de esta industria: el evento será anfitrión del Drop Dead Gorgeous, un debate abierto al público que se realizará este viernes en el teatro local Sallis Benny con el objetivo de reflexionar sobre los avances y desafíos para una moda más limpia y justa.

Expondrán Caroline Lucas del Partido Verde, Carry Somers de la organización Fashion Revolution y Ben Ramsden de la marca Pants to Poverty, entre otros expertos en el tema. (Vía My Green Pod)

Coclico: Zapatos con compensaciones de carbono

La compañía española con sede en Mallorca lanzó una nueva colección de calzado inspirada en la naturaleza: está compuesta por líneas limpias y materiales puros como la madera, el corcho y el cuero, todos obtenidos de proveedores certificados que trabajan a pequeña escala y de manera artesanal.

Coclico es una pequeña fábrica de gestión familiar que vende sus productos en Nueva York bajo la premisa de moda slow: invita a disminuir el consumo confeccionando piezas de larga duración. Además, trabaja bajo los estándares de comercio justo y sostenibilidad, abonando compensaciones de carbono para proyectos de energía limpia. (Vía TreeHugger)

Pants to Poverty se muda a las granjas orgánicas de la India

Pants to Poverty viaja a la India
©Pants to Poverty/Difusión

Los directivos de la compañía Pants to Poverty acaban de anunciar una insólita decisión: viajar con los empleados basados en Londres hacia las granjas de producción de algodón en Odisha, India. La idea es convivir y trabajar durante un tiempo con los agricultores para conocer de cerca su labor y reflejarla en los diseños 2015.

Pants to Poverty fabrica desde hace más de cinco años ropa interior y la comercializa en unos 20 países. Trabaja con más de cinco mil agricultores de la India nucleados en la organización Chetna Organic, que asegura trabajo digno y producción libre de fertilizantes. (Vía Ethical Fashion Forum)

¿Qué opinas de las noticias de esta semana?

Relojes hechos con madera de descarte. Foto.

Trabajo textil camboyano, en un Reality show; relojes de madera de Analog Watch

Relojes hechos con madera de descarte. oto.
©Analog Watch Co./Difusión

La moda no pone freno en su camino y sigue generando interesantes propuestas, lanzamientos e iniciativas. Esta semana hemos sido testigos del anuncio de JetBlue, aerolínea que pretende que sus viejos uniformes sean reciclados; así como del lanzamiento de una nueva línea de tejidos responsables de alapaca y otra de relojes de madera reciclada.

Además, Sweatshop, reality show en el que se explora las condiciones del trabajo textil en Camboya ya está disponible en español y la reconocida tienda yoox.com apoya la plantación de miles de árboles.

A continuación, repasamos las últimas noticias de moda ética:

Sweatshop, reality show sobre la explotación textil

Para difundir las condiciones en las que se produce la ropa que muchos de nosotros usamos, el periódico noruego Aftenposten creó Sweatshop, un reality show protagonizado por tres jóvenes enamorados de la moda que viajaron a Camboya para vivir y trabajar a lo largo de un mes en las mimas condiciones en las que lo hacen habitualmente las trabajadoras textiles del país asiático.

La idea original de Sweatshop es de la ONG noruega Fremtiden i våre henner y ha sido financiada por Norad, la Agencia noruega de cooperación para el desarrollo. El resultado son cinco episodios que ya están disponibles en español en Aftenposten TV. (Vía Mihimu)

Reformation lanza nueva línea de sweaters de alpaca

Tejidos de alpaca criada responsablemente. Foto.
©Reformation/Difusión

El pasado miércoles 1 de octubre, la marca sustentable Reformation presentó su nueva línea de tejidos hecha íntegramente de lana de alpacas criadas respetuosamente por productores familiares en Perú.

Los modelos están disponibles en las tiendas de Lower East Side y Soho, así como también en su plataforma online, donde podrás ver todos los modelos. (Vía Racked)

Relojes clásicos de madera reciclada

Relojes hechos con madera de descarte. Foto.
©Analog Watch Co./Difusión

La estadounidense Analog Watch Co. presentó recientemente su línea de relojes clásicos Carpenter, la cual está hecha a partir de madera reciclada y adhesivos naturales, y cuyos modelos son ofrecidos al público dentro de un packaging reciclable.

Algo muy interesante es que la empresa se alió con la organización sin fines de lucro Trees for the Future, con la que asegura que por cada reloj vendido un árbol será plantado. (Vía TreeHugger)

JetBlue le da una segunda oportunidad a viejos uniformes

En junio de este año, la aerolínea hizo un recambio de los uniformes usados por su personal, dejando atrás cerca de 18.5 toneladas de prendas. Para que éstas no fueran a los vertederos locales, la empresa –ayudada por Loomstate– donó esa enorme cifra a organizaciones como Planet Aid, que recicla prendas para financiar el desarrollo sostenible en África, Asia, el Caribe y América Latina.

De los 37.000 kilos de textiles recogidos, unos 11.538 se destinaron para su reutilización como ropa y otros 25.462 fueron triturados para pasar a ser relleno de tapicería o usarse para el aislamiento de edificios. (Vía Ecouterre)

YOOXYGEN, por el aire en China

Línea para el proyecto YOOXYGEN. Foto.
©yoox.com/Difusión

La reconocida tienda online de moda yoox.com dio a conocer en la última Semana BJDW de diseño Beijing 2014 la iniciativa YOOXYGEN, que incluye la venta de una colección de máscaras de edición limitada, la cual cuenta con piezas únicas creadas por cuatro de los mejores diseñadores de moda china: ma masha, Qiu Hao, Zhe Shangguan y Xander Zhou.

Los ingresos de cada pieza serán destinados al ‘proyecto un millón de bosques’, organizada por The Climate Group, China Green Foundation y el programa de medio ambiente de las Naciones Unidas. (Vía Design Boom)

¿Cuál de estos lanzamientos e iniciativas te resultó el más interesante?

Freedon of Animals, nueva colección en colaboración con PETA

Vestidos sustentables de Stella McCartney y bolsos veganos para PETA

Freedon of Animals, nueva colección en colaboración con PETA
©PETA/Difusión

Esta semana el resumen de noticias incluye iniciativas sostenibles de etiquetas internacionales como Stella McCartney,  Freedom of Animals y Mud Jeans. Además, un reconocimiento a los diseñadores éticos de Asia y Europa, y una curiosa campaña protagonizada por el actor Benedict Cumberbatch. ¿Te quedaste con ganas de saber más? Te lo contamos aquí abajo.

Freedom of Animals, bolsos éticos en apoyo a PETA

La marca de bolsos femeninos elegida por figuras como Anne Hathaway y Sarah Jessica Parker acaba de lanzar dos ediciones especiales de cuero vegano para recaudar fondos en apoyo a la organización PETA. Ambas líneas, producidas por Morgan Bogle, siguen el estilo de colecciones anteriores donde se busca un acabado elegante y urbano, sin utilizar piezas de origen animal y aplicando materia prima reciclada y orgánica. Más sobre la línea en este link.

Stella McCartney: Nueva colección respetuosa con el medio ambiente

La diseñadora inglesa -reconocida por su compromiso con la moda ética- encabezó una nueva edición del evento de moda ética The Green Carpet  Challenge en Londres, donde lanzó su última colección de vestidos de noche sustentables.

La línea está conformada en su totalidad por prendas ecológicamente responsables, que incluyen vestidos minimalistas teñidos a base de agua y confeccionados con tela recuperada, además de zapatos con tacones de madera certificada. Estará disponible en las tiendas McCartney a partir de noviembre. Abajo, el Beatle Paul McCartney, padre de Stella, posa con su esposa frente a la colección. (Vía Ecorazzi)

Premios al diseño sostenible

Boceto de Víctor, finalista de Hong Kong
©EcoChic Desing Award/Difusión

Esta semana se anunciaron los finalistas del EcoChic Desing Award, un concurso de moda sostenible que desde 2011 inspira a pequeños diseñadores y estudiantes a involucrarse en la producción de ropa ética.

Los 10 talentos de este año provienen de países como Hong Kong, China, Francia, Suecia y Dinamarca, y todos destacan por aplicar en sus prendas materiales recuperados o de origen natural. Mientras esperan la gran final, los participantes deberán elaborar nuevos textiles que presentarán en la semana de la moda de Hong Kong en enero de 2015. (Vía Ecouterre)

Benedict Cumberbatch dona su ropa por una buena causa

El actor británico recreó una mítica escena de Colin Darcy en Orgullo y prejuicio para colaborar con la campaña Give Up Clothes for Good. La iniciativa promueve la donación de ropa y artículos del hogar a la tienda TK Maxx para recaudar fondos en beneficio de los niños con cáncer. (Vía The Independent)

Mud Jeans: Alquiler de pantalones en Europa

Mud Jeans: una empresa que 'alquila' jeans. Foto
©Mud Jeans/Vía Facebook

La compañía holandesa Mud Jeans decidió crear un innovador sistema de renta textil: sus clientes pueden llevarse un par de jeans durante un año para luego devolverlos, renovar el contrato o cambiarlos por otros nuevos. Además las prendas, hechas con algodón orgánico certificado y fibras recicladas, son confeccionadas en fábricas de comercio justo italianas. (Vía VeoVerde)

¿Cuál fue la noticia que más te gustó?

Pharrell es dueño de Bionic Yarn, empresa que produce fibras textiles de plástico reciclado

Ropa biodegradable de Freitag y jeans de plástico oceánico de Pharrell & G-Star Raw

Esta semana nuestra compilación de noticias de la moda ética en el mundo incluye un excitante anuncio de la marca suiza Freitag y las presentaciones con perfil sustentable de la semana de la moda de Nueva York -entre ellas, una colaboración entre el rapero Pharrell y G-Star Raw-.

Freitag, biodegradable

La empresa suiza Freitag fue una de las primeras en fabricar accesorios con materiales reciclados con personalidad y atractivo suficientes como para convertirlos en símbolo de la moda reciclada. Comenzó en el año 1993, cuando dos hermanos de Zurich estaban buscando un bolso que fuera lo suficientemente resistente e impermeable para soportar uso intensivo. Al ver que las lonas de los acoplados de los camiones eran un material resistente que se desechaba después de cierto uso, decidieron reutilizar este material para hacer bolsos y construyeron una empresa internacional que emplea a más de 160 personas.

Su nuevo producto comienza con otra búsqueda: querían uniformes para sus empleados, pero deseaban que fueran completamente biodegradables.

Se abocaron a un desarrollo de cinco años con ingenieros textiles, diseñadores y cocedores hasta llegar a F-abric: textil de fibra de cáñamo de Francia, Holanda y Bélgica, combinada con fibras de modal de árboles haya de Zurich (querían que todo fuera de no más de 2500 kilómetros de Zurich). La tela es hilada en Portugal, y las prendas se cocen en Portugal y Polonia. El textil se empieza a descomponer naturalmente a los tres meses de ser ingresado en el compost (los botones y accesorios adicionales de las prendas se quitan y reutilizan).

Freitag comenzará a comercializar ropa con este nuevo textil a partir del 31 de octubre, pero sólo serán prendas básicas que no cambiarán con las estaciones.

El lado ético del New York Fashion Week

Del 4 al 11 de septiembre se llevó a cabo una nueva edición de la semana de la moda de Nueva York, uno de los eventos fashion más importantes del mundo. Aunque en otras temporadas la moda ética ha tenido mayor presencia en el evento, algunas hubo en esta edición algunos proyectos para destacar.

Uno fue el lanzamiento de la etiqueta Hanley Mellon, creada por el ex-Jimmy Choo Matthew Mellon y la ex-Ralph Lauren Nicole Hanley Mellon. La pareja ideó una marca que planifica crear colecciones inspiradas en diferentes lugares a los que viajaron. La primera: Kenya, donde estuvieron junto a la organización Acacia, que provee infraestructura sustentable para comunidades. (Vía Style.com)

Otra presentación a destacar fue la de Harare (arriba), que crea prendas con algodón natural tejido por artesanos de Guatemala y también utiliza fibra de jean reciclada del proyecto The New Denim. (Vía Ecouterre)

La marca G-Star Raw se unió al cantante Pharrell Williams para lanzar la colección “Raw para los océanos”, una línea que incorpora fibras de Bionic Yarn. Esta empresa -propiedad del cantante- realiza textiles con botellas de plástico recicladas, y para esta colección trabajó con material recolectado de contaminación plástica del océano. (Vía Ecouterre)

¿Qué les parecieron las noticias de esta semana?

Chureca Chic, accesorios reciclados en Managua

Chureca Chic empodera a las mujeres de Nicaragua

Chureca Chic, accesorios reciclados en Managua
©Yorch Sans Fotografia para Chureca Chic/Facebook

La comunidad de La Chureca en Managua, Nicaragua, es conocida como uno de los vertederos más grandes de Centroamérica, donde unas 1500 personas viven entre desechos y contaminación. En 2013, el complejo que funcionó durante unos 40 años fue oficialmente clausurado y en su lugar se instaló una planta de reciclaje que generó unos 200 puestos laborales.

Teniendo en cuenta que aún cientos de vecinos no tienen acceso al trabajo ni a la educación, la organización británica Earth Education Project (EEP) trabaja desde 2009 en la zona con el objetivo de empoderar a las mujeres para que puedan superar la pobreza y convertirse en agentes de cambio dentro de su comunidad. Esto lo logran generando empleo a través de la marca Chureca Chic, que comercializa joyas y accesorios hechos con materiales reciclados.

Cuando la EEP decidió trabajar en las inmediaciones del vertedero, lo hizo teniendo en cuenta que el acceso de las mujeres al campo laboral es fundamental para mejorar la economía, la salud y la educación de ellas y de sus hijos. Por eso, el programa busca facilitarles un ingreso a través de la confección de piezas ecológicas y de calidad, como tarjetas, pulseras, collares y bolsos.

Los productos se aprenden a hacer en talleres dictados por la organización, a los que las participantes deben comprometerse a asistir. Allí realizan cierta cantidad de accesorios por mes, que son retribuidos con canastas familiares y becas económicas. Este dinero les permite mantener a sus familias e invertir en la educación de sus hijos, rompiendo el ciclo de pobreza. Además, las mujeres reciben clases de alfabetización y salud, comenzando a ser más independientes y respetadas dentro de su comunidad.

Cada una de las piezas es confeccionada con papel reciclado, dando lugar a productos artesanales y de alta calidad. Incluso su colección de joyería fue presentada en la Semana de la Moda de Londres en febrero de 2014, lo que acrecentó considerablemente su difusión: hoy sus ingresos son un 250 por ciento más altos respecto a los primeros meses de trabajo. Además de donar dinero o comprar productos, los interesados en colaborar pueden sumarse como voluntarios en las capacitaciones.

El próximo objetivo de Chureca Chic es crear también piezas de cuero y metal reciclado para aumentar el número de beneficiarias. Además, participará del nuevo London Fashion Week (LFW) el 15 de septiembre y bajo el auspicio de la firma Ecoluxe.

¿Qué te pareció esta iniciativa?