Archivos de la categoría Recuperación de técnicas ancestrales

Symbols and History of Spinning in the Andean Textile Traditions

For the Aztec, spinning and weaving symbology were connected with pre-columbian goddesses. Spindle whorls were elaborately decorated with motifs related to deities responsible for sexuality, childbirth, and major events in the female life cycle. Spinning and weaving helped to define feminity. A woman who spun but never wove was equated with infertility.

In Abancay, Peru, cloth is central to the definition of self. It may replace the individual and be used in witchcraft to harm the owner.

Andean men, women, and children all spin, an occupation that can be accomplished while tending animals. In Chinchero, Peru, men produce slings and cords for llama halters. Women weave shoulder cloths or llikllas and other clothing elements, while young girls create narrow ties or hakimas as their first textile.

High Andean weavers Village of Quenqo,located 45 km outside of Cusco Peru at 4000m ASL. The spinning of threads is incorporated into all daily activities of the Andean women. The traditional Andean spinning top hand spindle called a Puscha is used to make threads from the raw wool. The threads are dyed and get a second spinning using two threads intertwined to complete the final working thread.

Spinzilla is a global event where teams and individuals compete to see who can spin the most yarn in a week! The rural weavers of Huancarani, Bolivia, have been spinning yarn by hand for their entire lives and are now fighting to maintain the traditions that have characterized their isolated communities as more and more rural Bolivians migrate to the city. May this be the beginning of a movement to honor and respect the skills and talents of the aging weavers and to motivate younger generations to carry on the ancient Andean textile tradition.

Andean textiles reflect the fabric of life—a unique heritage of woven stories and cultural traditions inspired by the high, windswept deserts and snow-capped peaks of the Andes. In the ancient Andean world, textiles served as a primary form of artistic expression as well as a powerful visual medium for portraying nature’s secrets and the order of the universe. The Incas believed cosmic harmony required balance in all realms of life— nature-culture, male-female, past-future, front-back, right-left, and top-to-bottom. Textile designs from both pre- and post-Spanish Conquest periods reflect these belief systems, whether destined for ceremonial purposes or for everyday use.

 

ABOUT SPINNING:

 

Education in spinning and weaving techniques began at an early age, and by adolescence girls were learning the rudiments of weaving.

Mapuche traditional custom is to place newborn girls, spiders web threads around their wrists or spider veins also slide the palm of their hands to convey the secrets of the most important textile art process: the thread.

Women pass their knowledge from generation to generation orally or using gestures. This know-how was transmitted in the family and household. The women were valued and respected for their high skills in weaving and spinning, and still are.

Although the tissue belongs to the female sphere, it has been seen in Cuzco and northwestern Argentina men Inca descendants with the spindle. In some remote provinces of Cuzco still were not well cultivated by the Inca kings, they were women to work in the fields and the men were at home spinning and weaving.

In Argentina, the first hand-spun cordage—a mixture of plant fibers, wool, and human hair—dates to nearly 7670 BC and was found in a cave in Jujuy Province. The domestication of native Andean camelids—guanacos, alpacas, llamas, and vicuñas—as a consistent wool source clearly predated the Inca’s cultural ascendency. In fact, woven cloth became such a valuable commodity that it functioned as a status symbol and often took the place of monetary currency.

 SPINNING WITH SPINDLE

Peru- Alto Peru
Bolivia
North Argentina

The process of spinning by hand is an ancient art that is to transform the fiber into yarn twisting several short while to join them and produce a continuous strand fibers.

Therefore fingers are used but to be precise, the spindle is the most primitive and simplest object that serves for spinning textile fibers is used.

There is two ways of spinning

  1. Drop-spinning

Drop-spinning is done with a heavy whorl on the spindle shaft, where the rotating spindle is repeatedly dropped to draw out and twist the raw fiber. Drop-spinning can be done virtually anywhere, and ethnographic accounts describe women spinning with this technique as they walk to the fields or in the marketplace.

How to spin:

  1. Make a leader. Tie a two and a half foot long piece of yarn right above the edge of the whorl, the disc at the bottom of the spindle.
  2. Tie a knot at the top of the spindle where an indentation is.
  3. Twirl the hand spindle (drop spindle) in a clockwise direction.
  4. Holding the end of the leader with one hand, hold the edge of the unspun fibers to the end of the leader without letting go. The fiber should start looking like yarn.
  5. Wind the yarn you just spun onto the hand spindle (drop spindle) shaft and continue.
  6. Once you have a large amount of yarn, wind it off to another stick and repeat the whole process again.
  7. Take the second length of yarn off and put the two ends together.
  8. Tie them both to the leader and begin to spin the spindle ANTI-clockwise (or the other direction to what you spun it before) this is called plying and will make your yarn twice as strong and counter-twist the already twisted two half yarns.
Photo 1 - drop-spinning
Photo 1 – drop-spinning
  1. Supported spinning

 Supported spinning is done with the tip of the spindle shaft resting in a small bowl or on a flat surface. It provides greater control over the spinning process and results in a finer-quality thread.

How to spin:

  1. Making a lead: Hold the fiber in your left hand and the spindle in your right hand. Catch a few fibers on the spindle hook, pinch them and draw them just slightly out of the fiber mass. Rotate the spindle several turns clockwise. This will start your lead.
  2. Hold the spindle upright, pinch the fibers on the hook and draw your fiber mass up a little. Spin the spindle and let the twist run up the lead.
  3. Repeat this until you have about two feet of thread. Draft out any slubs and give the spindle a spin to put more twist in your thread. Now slide the end of the thread down the shaft, and wind half of it clockwise around the base of the shaft, just above the whorl. You have made yourself a lead for your spindle.
  4. Ready to spin: Lay the last foot of thread (lead) up the shaft, lean the spindle slightly to the left. Hold the fiber gently, and the spindle firmly and draft out fibers until it feels real weak. Now give your spindle a spin, letting the lead wrap around the shaft and putting strength in the drafted fibers.
  5. Pinch at the top of the spindle with your right thumb and first finger, holding the thread firmly, draw out more fibers until the thread becomes weak. Then spin again until you have almost an arm’s length of thread.

Then draft out the slubs by pinching off the twist with your left thumb and first finger so the extra twist will not go up into the loose fiber. Now gently pull on the thread until the slubs come out. Give it a quick spin. Lastly holding the thread taunt, (lift the spindle out of the bowl and the weight of the spindle will keep the thread taunt), give the spindle a good spin and strengthen the thread. Wind onto the spindle leaving about 12 to spiral up the shaft to start again.

Photo 2 - Supported spinning
Photo 2 – supported spinning

SPINNING WITH WHEEL

Huancayo, Perú
Hualhuas, Perú
Alto Perú
Bolivia

A spinning wheel is a machine used to turn fiber into thread or yarn. This thread or yarn is then woven as cloth on a loom. The spinning wheel’s essential function is to combine and twist fibers together to form thread or yarn and then gather the twisted thread on a bobbin or stick so it may be used as yarn for the loom. The action is based on the principle that if a bunch of textile fibers is held in one hand and a few fibers are pulled out from the bunch, the few will break from the rest. However, if the few fibers are pulled from the bunch and at the same time are twisted the few pulled out will begin to form a thread. If the thread is let go it will immediately untwist, but if wound on a stick or bobbin it will remain a thread that can be used for sewing or weaving.

Many different kinds of fibers can be spun on a simple spinning wheel, including wool and hairs; bast fibers which come from below the surface of a plant stem including flax (linen), hemp, jute, ramie, and nettle; and seed fibers, particularly cotton. Each of these fibers vary tremendously in length of staple, quality and strength. Different fibers require different kinds of pieces or bobbins placed on the spinning wheel and even call for spinning wheels of different size or configuration in order to spin the specific fiber more efficiently. Spinning wheels were one of the first craft tools to be supplanted by modern machinery.

While there is no single spinning wheel design, the iconic spinning wheel has three splayed legs, a foot treadle connected to a footman that attaches to the driving wheel thus making the wheel go around. A horizontal stock is the wooden plank or bed upon which most of the apparatus rests upon. The driving wheel is perhaps the most prominent feature of the spinning wheel and resembles a wheel with turned spindles in the center (thread is pulled along the outside of that wheel). The bobbin is a grooved wooden spool that fits on the flyer, which gathers the yarn after it is spun. The bobbin fits into a U-shaped flyer (a bracket with hooks on it that guide the yarn onto the bobbin and keep the yarn evenly distributed on it). The distaff and distaff arm hold a batch of unspun fiber. These are only the primary parts of the spinning wheel as the typical wheel has well over 100 small parts that fit together to ensure quality spinning.

Photo 3 - spinning wheel
Photo 3 – spinning wheel

Next, we will have a closer look on weaving symbols and history in the Andean textile culture.

La importancia de la artesanía para los pueblos indígenas

Actualmente un dilema que se trata de resolver es la erradicación de la pobreza y la inclusión de los pueblos indígenas en la matriz productiva. En este artículo hacemos énfasis en la gran oportunidad para alcanzar estos objetivos mediante su propia cultura, sus conocimientos ancestrales que representan un potencial para el crecimiento económico de sus comunidades y una oportunidad de empleo decente que debe ser promovido desde los gobiernos.

La cultura y la identidad de los pueblos es un fenómeno dinámico, que con el paso del tiempo puede perderse o alterarse; es un deber de las naciones resguardar estos tesoros. Antropológicamente hablando, la historia de un pueblo y la preservación de su cultura y sus costumbres ha sido una necesidad de expresión humana y por otro lado ha sido un transmisor de conocimientos vitales para la evolución cada sociedad. La construcción de la identidad no es un proceso que se edifica solo, es un proceso en el que la enseñanza juega un rol primordial y es una obligación del estado garantizar su correcta preservación y difusión.

La artesanía además de la religión, las manifestaciones culturales, y la comida tradicional entre otros, es claramente una manera de transmitir la historia y las diferentes culturas de la humanidad que nace desde la prehistoria con la necesidad de fabricar objetos que faciliten las actividades diarias del ser humano. Hablar de las artesanías es hablar de los artesanos puesto que son ellos los personajes principales de este tema, ellos no solo utilizan las artesanías; sin ellos no se producirían estos objetos y no perduraría la tradición y el conocimiento que heredan de sus antepasados.

Hablar de artesanos es hablar de innumerables comunidades indígenas que en su mayoría pertenecen a sectores deprimidos económicamente de la sociedad. Aunque las principales ocupaciones laborales de los pueblos indígenas difieren de país en país nos encontramos con el común denominador de que son poblaciones ricas en expresiones culturales y técnicas artesanales que representan una increíble oportunidad de empleo y crecimiento sostenible.

Entre algunas de las actividades tradicionales que sustentan estas comunidades indígenas resaltan la agricultura y las artesanías que sin en el apoyo de políticas gubernamentales que hagan énfasis en el desarrollo de habilidades y la formación profesional en campos en el que ellos ya tienen una destreza excepcional cada vez resultará más difícil crear igualdad de trabajo y una matriz productiva inclusiva.

La falta de protección y apoyo en sus derechos al acceso a un trabajo decente y protección social provoca que no solo se dé una migración de zonas rurales a urbanas en busca de empleos mejor remunerados, pero también que nuestros indígenas abandonen sus oficios y sus expresiones culturales. Esta problemática vista desde otra perspectiva lastima nuestra cultura colectiva en la que los indígenas al ser creadores son los actores principales; si abandonan sus actividades artesanales perdemos todos.

Estudios realizados por la Organización Internacional del Trabajo, una agencia especializada de la Naciones Unidas, nos dice que el número de este tipo migraciones no ha cesado principalmente en Latinoamérica y en ciertos sectores al Sur de Asia en los que encontramos más indígenas trabajando informalmente en actividades domésticas, ventas ambulantes y en el sector textil industrial. En contraste con otros países como Nueva Zelanda donde se han generado programas de capacitación en pueblos indígenas resultando en un decrecimiento de la tasa de desempleo indígena; por ejemplo, en Māori este porcentaje a descendido de un 62% en el año 2008 a un 5.8% en 2013.

A pesar del esfuerzo que realiza el sector privado en el que algunos negocios combinan tendencias modernas con la inclusión del trabajo artesanal no es suficiente para erradicar la pobreza de estas comunidades. La falta de reconocimiento de sus habilidades tradicionales y una correcta educación y entrenamiento en como sus conocimientos representan una manera de crecimiento económico deben ser temas cruciales en los planes de trabajo de los gobiernos. Medidas como un fácil acceso a ayuda financiera y capacitación en emprendimientos en conjunto con la creación de espacios que junten al mercado consumidor con el producto artesanal son necesarias para que las comunidades indígenas puedan tener un trabajo decente y formal mientras que siguen practicando su cultura.

Referencias:

Indigenous women workers, with case studies from Bangladesh, Nepal and the Americas. Working Paper. ILO 2012
Indigenous peoples access to decent work and social protection. Thematic Paper. Inter-Agency Support Group On Indigenous Peoples’ Issues. ILO 2014.

Hecho Por Nosotros Centro de Investigación con la colaboración de Joshe Ordoñez

Anaïs Devillers en EXPOARTESANO 2017 LA MEMORIA

“Cada historia detrás es la que los lleva adelante”.

Esa es la inspiración para la octava edición de Expoartesano La Memoria 2017 que tomó lugar en la Plaza Mayor de Medellín en Colombia del 17 al 23 de abril.SAMSUNG CAMERA PICTURES

Foto: Anaïs Devillers

Toda la semana se pudo ver cientos de artesanías que narran historias y tradiciones de los pueblos del Caribe, el Pacífico, el Centro, el Eje Cafetero y los Llanos Orientales.

400 artesanos de 26 departamentos de Colombia incluyendo la representación de 19 etnias indígenas de todas las zonas de la nación formaron parte de esta nueva edición de Expoartesano La Memoria. Artesanos indígenas, los tradicionales y los contemporáneos representantes de las cinco regiones del país que tienen todas unas historias que contar, un oficio que rescatar y un recuerdo que evocar.SAMSUNG CAMERA PICTURES

Foto: Anaïs Devillers

Expoartesano brinda la oportunidad a artesanos colombianos de comercializar directamente ante los 30.000 visitantes que recibe la feria convirtiendo a la feria en la vitrina comercial de artesanía más importante de Antioquia. Es una plataforma que se abre a la oferta artesanal nacional como una “expresión que rinde homenaje a la tradición creadora de nuestras comunidades y a la herencia cultural.

Para Ana María Fries, gerente general de Artesanías de Colombia, “elaborar una artesanía es un proceso de meditación, es tiempo en silencio que requiere de altos niveles de concentración. Es un momento donde todos los sentidos están conectados en el objeto, la tradición y la sabiduría”.

La asociación civil Hecho por Nosotros que trabaja activamente para brindar informaciones y herramientas de creación, de diseño, de emprendimiento a todos los actores del sector y que está en lucha constante para conservar y transmitir los saberes ancestrales de toda América latina, ha sido presente en esa feria, entrevistando a varios artesanos para dar a conocer sus trabajos y la iniciativa de esta feria que permite generar ingresos a los que perpetúan las tradiciones y el patrimonio cultural de cada nación.

Primer Festival de Experiencias Textiles: Tramas Nativas

Primer Festival de experiencias textiles. Foto.El 26 de agosto se realizó la apertura del Primer Festival de Experiencias Textiles, que tuvo lugar en distintos puntos de la provincia de Buenos Aires.  Su principal objetivo fue la promoción y difusión de la actividad textil (incluyendo arte, artesanía y diseño textil).

La exposición fue un espacio para la reflexión sobre el trabajo artesano y las diversas formas de integrarlo a una cadena de valor comercial, justa y consciente.

Josefina Goñi, diseñadora de indumentaria y profesional de la moda con una impronta profesional atravesada por un profundo trabajo social, fue una de las disertantes del evento, llevando al mismo su experiencia dentro del proyecto Revalorización del tejido artesanal. Experiencias y capacitaciones en Catamarca, orientado a capacitar a artesanos y a desarrollar un modelo de intervención que articule metodologías, procedimientos y herramientas, activando la transformación de la cadena productiva en una de valor que contribuya al progreso del sector artesanal mediante aportes tecnológicos específicos (como introducción a la sustentabilidad, desarrollo de procesos y productos, y mejoramiento de materias primas).

“Buscamos promover que desde el entendimiento de lo distinto es posible la construcción de un paradigma de trabajo integral e inclusivo”, explicó Goñi al Foro de moda Ética.

En la apertura de su exposición, Goñi destacó su meta de transmitir que se debe “entender el oficio como un valor agregado dentro de nuestra cadena de producción y comercialización. Como un valor agregado ancestral que, integrado a nuestra cadena de valor, cobra un sentido de construcción conjunta, honesta y propia”.

Una vez sentadas esas bases, continuó la diseñadora, se podrá apuntar a “potenciar el desarrollo de identidad y diversificación de oferta de productos a nivel nacional e internacional”.

Dentro de su disertación, los presentes pudieron compartir la tarea de Guillermina Zárate, artesana de la provincia argentina de Catamarca, a quien puedes ver en el video que sigue:

Para Goñi, el ser artesano es “hacer la esencia presencia, es hacer todos los días y siempre (…) no es trabajar por un beneficio directo, sino que es trabajar porque se puede, porque se vive, porque se siente. Indistintamente de un intercambio propuesto. Y conociendo el corazón del oficio es como entendemos cómo integrarlo de manera consciente, consecuente y sustentable.”

A eso, precisamente, estuvo destinado el proyecto Revalorizando el tejido artesanal en Catamarca, del cual puedes ver algunos fragmentos aquí debajo:

¿Qué opinas sobre el Festival de Experiencias Textiles y los proyectos que allí fueron presentados?

Ceremonia 2013 del premio Joaquín Lopez Antay, Lima Perú

Recientemente, se realizó en Lima, Perú la ceremonia del Premio Joaquín Lopez Antay, que debe su nombre a un artesano ayacuchano hacedor de retablos. Dicha ceremonia busca reconocer la trayectoria artística de artesanos en Perú y valorar el trabajo manual que rescata técnicas ancestrales de la región.

 

IMG_2993

 

Presidida, el 22 de marzo pasado, por la vicepresidente de Perú, el ministro de Comercio Exterior y turismo, y la Directora Gral. de Artesanía, la ceremonia contó con la presencia tanto de artesanos como público en gral.

IMG_3030

 

La premiación busca reconocer y valorar la labor de hombres y mujeres que se dedican a la actividad artesanal, fortaleciendo y difundiendo las piezas artísticas de gran legado histórico y cultural, manteniendo viva la cultura y tradiciones peruanas a nivel social y comercial.

 

 

Cecilia Mora para el Foro de Moda Ética.

EXHIBE PERU 2012

La artesanía andina tiene 5000 años de historia, en los que los pueblos locales han usado virtuosamente distintas técnicas de tejido y ensamble de fibras, para producir artículos para el hogar y el cuerpo, primero con las fibras de los camélidos (alpaca, llama, vicuña y guanaco) y luego, con fibra de la oveja traída por los españoles en el siglo XIX. Este legado permanece en nuestros días, en los nobles artesanos de pueblos  indígenas dispersos por la Cordillera de los Andes, que aprendieron su oficio de sus madres y abuelas.

En Perú, la tradición artesanal está muy presente y constituye junto con confecciones y textiles, el segundo sector en importancia después de la minería.

La Dirección Nacional de Artesanía del MINCETUR, realiza anualmente la feria  EXHIBE PERU, dirigida a promover y desarrollar las capacidades del sector artesanal en Perú desde una perspectiva innovadora y con la finalidad de exportación.

La feria se realiza en el marco de la celebración de fiestas patrias en Perú, en la localidad de Lima, distrito de Miraflores, que cuenta con la mayor afluencia turística en toda Lima. Reúne alrededor de 100 entidades, entre ellos CITES y artesanos independientes representando a unas 20 regiones (la costa, sierra y selva peruanas), quienes exponen productos de alta calidad artística y elaboración artesanal en materiales como cerámica, piedra, cestería, tejido, bordado y joyas.

Este año, visitamos los stands de artesanos tejedores con quienes intercambiamos experiencias y conocimos sus hábiles creaciones. Los productos reflejan técnicas tanto ancestrales, como estilos y acabados contemporáneos. Se observan productos hechos en telar de cintura o de estaca, tejidos con palito o crochet. Entre las materias primas utilizadas, se destacan la fibra de alpaca, oveja, algodón nativo (de una amplia de colores naturales que van desde el natural al marrón), hiladas industrial o artesanalmente en pushka.

En las fotos podemos observar a artesanos representando las localidades de Huancavelica, Cajamarca y Lambayeque, expertas hilanderas y tejedoras que dominan el telar de cintura, palito y crochet.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cecilia Mora, para el Foro.

Lima, Perú.

Fotos de las muestras.

animaná y el Foro de Moda Ética Latinoamérica exhibieron en el International Heritage Show de Paris el fruto de trabajo conjunto con 20 comunidades andinas

Entre el 3 y 6 de noviembre, en un evento organizado por la UNESCO, animaná y el Foro mostraron las piezas realizadas por los artesanos, con la curaduría de Mathilde Georget, la diseñadora textil francesa con la cual trabajaron durante ocho meses en el programa Equidad para las Artes Aplicadas.
animaná y el Foro de Moda Ética Latinoamérica. Foto.

En su vocación por apoyar y promover al mundo la comercialización de producción local sustentable, la empresa social animaná y el Foro Moda Ética Latinoamérica trabajaron de la mano de UNESCO en el programa Equidad para las Artes Aplicadas. Este -siendo parte integral del proyecto del Foro y animaná en Fortalecimiento de Centros de Artes y Oficios en Latinoamérica- busca brindar valor agregado a la producción artesanal local mediante el intercambio de experiencias de diseñadores textiles internacionales con los productores locales.

Mathilde Georget, experta en la exploración y elaboración de textiles innovadores. Mathilde Georget, centro.

Durante ocho meses, la diseñadora textil Mathilde Georget, experta en la exploración y elaboración de textiles innovadores y técnicas de bordado artesanal, convivió con 20 comunidades de artesanos andinos en Perú y Argentina, en los pueblos de Moquegua, Huancavelica, Vicco y el NOA argentino, entre otros.

Durante ese período, Georget aprendió de su cultura, hábitos, formas de abastecimiento de la materia prima, técnicas de tejido, uso del telar y teñido natural de las fibras de origen animal y vegetal provenientes de Los Andes, acercándoles a su vez propuestas estéticas demandadas por los consumidores más exigentes del mercado europeo.

Georget colaboró con animaná en las áreas de diseño y elaboración de producto junto a un equipo de expertos diseñadores y coordinadores locales. Se trabajó atendiendo a las necesidades de producción, elaboración y reciclaje de materiales, y a través de la búsqueda de innovación y propuestas novedosas que surgieron a partir de la recuperación de las técnicas ancestrales utilizadas por nuestros artesanos.

Gracias al intercambio generado, algunas de estas comunidades tendrán colocados sus productos en boutiques parisinas, suizas y estadounidenses como parte de la colección  otoño- invierno 2012.

El Foro, junto a animaná, viene realizando hace ya varios años distintas actividades relacionadas al fortalecimiento de Centros de Artes y Oficios mediante la invitación a diseñadores internaciones y expertos en materia de tejido a realizar en comunidades de artesanos pasantías que ayuden a facilitar la comercialización de productos elaborados bajo principios de moda ética. Así, en los años 2008 y 2009, trabajamos, entre otros, con diseñadores con vocación por el desarrollo sustentable, como el argentino Marcelo Senra, con experiencia de más de 20 años en recupero de técnicas ancestrales de tejido; Paula Bellsola, quien realizó línea de carteras con telas andinas y cueros del lugar; Mariela Oliva, con quien abrimos varios talleres que dieron trabajo y capacitación a más de 150 artesanos; y Jimena Cornejo.

Los mismos brindaron lineamientos en diseño sustentable a los artesanos trabajando en los tres ejes del programa: recuperación y preservación de técnicas ancestrales, y su difusión; trabajo en gestión; y trabajo con tintes naturales de plantas nativas. Durante 2010 y 2011, participaron del programa Dominique Peclers (experta internacional en tendencias de moda y fundadora de Peclers Paris), Suzie Hall (exdiseñadora en People Tree) y en tiempo completo la diseñadora  Mathilde Georget.

Las muestras, fruto del trabajo conjunto de los artesanos con Georget, se exhibieron en las diferentes ferias de moda ética de Europa.

Finalmente, destacamos nuestra presencia en el International Heritage Show, entre el 3 y 6 de noviembre,  Carrousel du Louvre  de París, donde se exhibió nuevamente todo el trabajo realizado por los artesanos en un evento organizado por la Fundación Cultura y Diversidad de la UNESCO, en el marco de su programa “Travel to learn Arts and Crafts”.

¡Compartimos con ustedes algunas fotos!

Fotos de las muestras.

Fotos de las muestras.

Fotos de las muestras.

Apoyando el desarrollo de la moda ética en Perú

Estuvimos en Perú trabajando con empresas y artesanos que emplean técnicas ancestrales, telar de cintura, tintes, e iconografía de la zona y también tejen a palito o agujas, crochet, y tiñen con plantas naturales logrando alcanzar una gran diversidad de colores.

Nos reunimos con Isabelle Quéhé, creadora y directora de Ethical Fashion Show de Paris y Universal Love, en virtud de la realización de proyectos conjuntos. Isabelle es una empresaria dedicada a apoyar a comunidades de artesanos tejedores. Ha creado a través de los años una red de expertos profesionales en moda ética y se ha convertido en consultora y directora de arte en eventos públicos, profesionales y educacionales.

Trabajamos en PerúModa, evento que reúne las mejores ofertas exportables peruanas en confecciones y promueve la moda ética, haciendo encuestas a más de 50 asociaciones de artesanos de diferentes departamentos del Perú. Estas asociaciones presentaban en la feria sus productos y habilidades que desarrollan en el marco del Comercio Justo y recupero de hilaturas ancestrales.  

Los convocamos a la competencia de proveedores de moda ética que realizaremos con el Ethical Fashion Show de Paris este septiembre 2011.

Estuvimos, de la mano de Isabelle Quéhé, buscando los posibles candidatos  para esta competencia

Junto a Isabelle Quéhé intervinimos como jurado en la elección del premio que el Ethical Fashion Show (EFS) otorgaba a la empresa involucrada en el Programa de Buenas prácticas  de Comercio Justo de Promperú.