Archivos de la categoría Uso ecológico de recursos

Lavado verde – Greenwashing

Greenwashing (del inglés green, verde, y whitewash, blanquear o encubrir), ecoblanqueamiento, lavado verde o lavado de imagen verde es una forma de propaganda en la que se realiza márquetin verde de manera engañosa para promover la percepción de que los productos, objetivos o políticas de una organización son respetuosos con el medioambiente con con el fin de aumentar sus beneficios

Acciones verdes y que ayudan el medioambiente están cada vez más común, y el conocimiento sobre sustentabilidad es creciendo. Más y más consumidores favorecen a las marcas socialmente responsables,  enfocan en marcas que ayudan al medio ambiente. Asimismo, las marcas se concentran en ser amables con el medioambiente. Al menos algunas realmente lo hacen, mientras otras es solo greenwashing  – se trata de una estrategia para vender más ropa y mejorar su imagen.

Algunos ejemplos de greenwashing:
  • Afirmar que las marcas apuestan por la sostenibilidad de los productos sin aportar pruebas fundadas ni certificados que lo demuestren.
  • Incluir etiquetas con atributos verdes que indiquen certificación del producto – aún la certificación es su propio, o queda sin información cuales acciones están realizando y como los resultados se observan.
  • Aclaraciones y compromisos de reciclaje parciales –  como declaraciones como la oficina central es 100% green y comprometido a acciones medioambientales, pero no realizan mismos actos  en procesos de manufactura.

No sabemos suficiente acerca del impacto que la industria moda tiene sobre las personas y el planeta. Incluso las marcas que aparecen en el rango más alto de puntuación, tienen un largo camino por recorrer para ser transparentes acerda de sus proveedores, la gestión de la cadena de suminstro y sus practices comerciales. Lo que nosotros, consumidores podemos hacer y preguntar a las marcas sobre sus procesos, y demanda la transparencia.

Se necesitan 1,7 planetas para satisfacer la demanda humana de recursos naturales

Se necesitan 1,7 planetas para satisfacer la demanda humana de recursos naturales. La humanidad gastará este miércoles, 2 de agosto, el ‘presupuesto ecológico’ anual de la Tierra, es decir, la provisión de recursos naturales que el planeta puede reponer durante un año en agua, suelo y aire limpio.Este Día de la Sobrecapacidad de la Tierra llega un día antes que en 2016, lo que significa que la humanidad estará viviendo ‘a crédito’ desde este miércoles hasta lo que queda de año, según señaló Global Footprint Network, la organización mundial y social de WWF que analiza la evolución de la huella ecológica del planeta.”Para el 2 de agosto de 2017 habremos usado más de la naturaleza de lo que nuestro planeta puede renovar en todo el año. Esto significa que en siete meses emitimos más carbono que los océanos y los bosques pueden absorber en un año, cogimos más peces, talamos más árboles, cosechamos más y consumimos más agua de lo que la Tierra pudo producir en ese mismo periodo”, indicó Global Footprint Network. No en vano, tanto Global Footprint como Network destacaron que se necesita el equivalente a 1,7 planetas para producir lo suficiente con el fin de satisfacer las necesidades humanas conforme a las actuales tasas de consumo.

Las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por la quema de carbón, petróleo y gas constituyen el 60% de la huella ecológica de la humanidad en la Tierra.Esta tasa varía según los países, puesto que España consume 2,4 planetas, una cifra superada por países como Australia (5,2), Estados Unidos (5,0), Corea del Sur y Rusia (3,4), Alemania (3,2), Suiza (3,1), Francia y Reino Unido (3,0), Japón (2,9) e Italia (2,6).

CADA VEZ MÁS TEMPRANO
El Día de la Sobrecapacidad de la Tierra, que se calcula desde 1986, llega más temprano cada año. En 1993 ocurrió el 21 de octubre, en 2003 el 22 de septiembre y en 2015 el 13 de agosto. No obstante, Global Footprint Network recalcó que, como aspecto positivo, el avance del Día de Soprecapacidad de la Tierra se ha ralentizado. “Si redujéramos las emisiones de carbono a la mitad, la fecha del Día de la Sobrecapacidad de la Tierra retrocedería 89 días o aproximadamente tres meses. Esto es posible y reduciría la demanda de la humanidad sobre los recursos ecológicos de 1,2 Tierras en vez de 1,7, como ahora”, apuntó. Además, WWF subrayó que las emisiones de dióxido de carbono (CO2) relacionadas con la energía no aumentaron en 2016 por tercer año consecutivo, pese al crecimiento de la economía mundial, lo que puede explicarse en parte por el importante desarrollo de las energías renovables en la electricidad.

Global Footprint Network aseguró que las personas pueden contribuir a detener, y eventualmente a revertir, esta tendencia si comen menos carne, queman menos combustible y reducen el desperdicio de alimentos. En el año 1961, cuando se fundó WWF, la humanidad consumía sólo dos tercios de los recursos naturales disponibles en el planeta. En ese mismo año, la mayoría de los países todavía tenían saldo ecológico positivo, es decir, que su huella ecológica era mucho más pequeña y sostenible. Los actuales niveles de consumo se han disparado y actualmente la humanidad está fuera de los límites sostenibles y en la actualidad 1,7 planetas para abastecer las necesidades de consumo. De seguir esta tendencia, serán necesarias al menos tres Tierras para que las personas puedan abastecerse en 2050, según WWF.

Por eso necesitamos ACCIONES SUSTENTABLES para un mejor futuro. Conocer más ¿Cómo puedo empezar a consumir de una forma más ética y responsable?

Articulo fue publicado por La Información.

Acercándonos a un consumo responsable

¿Cómo puedo empezar a consumir de una forma más ética y responsable?

¿Sabías que la moda es la segunda industria más contaminante del mundo? Probablemente sí, ¿verdad? Además es una industria que agrupa a toda la sociedad, y por lo tanto todos somos responsables de ello. Para esas personas que sentís ese punto de responsabilidad y queréis aportar vuestro granito de arena a este planeta empezando a trabajar en un consumo más responsable en vuestro día a día, dentro de la industria textil, hoy os traemos unos pequeños y simples consejos que los podréis llevarlos a la práctica en vuestro día a día.

  1. Fomentar la práctica de la ropa de segundo uso o ropa vintage. Es una forma de conseguir ropa de calidad por un precio asequible y participar en el ciclo de la moda de una forma más sostenible. ¡Comprar ropa usada siempre es mejor que comprar vestimenta nueva para nuestro planeta!
  2. Da una segunda vida a la ropa que no utilices o esté un poco más vieja bien convirtiéndolas en otros productos y dándoles otro uso o llevándolas a un establecimiento que trabaja con ropa de segunda mano o ropa vintage.
  3. Otra opción de reutilizar la ropa y no comprar nueva puede ser la de alquilarla. Hay establecimientos que trabajan de esta forma e incluso páginas web y apps.
  4. Aprende a reparar. Esta puede ser una opción para reusar la ropa que tienes tirada por que le hace falta algún arreglo. Aprende a arreglarlas por ti mismo, hay millones de tutoriales en internet que te ayudan o incluso videos para que puedas crearte tus propios modelos, usando lo que ya tienes en casa.
  5. A la hora de comprar nuevos productos intenta comprar ropa de calidad que dure en el tiempo, en vez de ropa de menos calidad y menos duradera, aunque sea más económica.
  6. Sé curios@, investiga sobre el origen del producto que vayas a comprar, su origen, sus materiales, quién lo produjo cómo… Intentar consumir marcas que sean más transparentes y sostenibles en estos procesos.
  7. Fomentar la compra de productos, de materiales amigables con el medioambiente, y que respeten las personas y los actores involucrados en el proceso. Por ejemplo, fibras naturales, materiales que se puedan reciclar…
  8. Y por último cuida los productos que ya tienes y dales un buen trato.

¡SE CREATIVO, INFÓRMATE Y QUE COMIENCE LA ACCION! Es hora de que todos nos involucremos en este nuevo cambio de paradigma de la moda.

El potencial de las fibras naturales en América Latina

Las fibras naturales están en el centro del movimiento impulsado por la eco-moda o “ropa sostenible”; de aquel que se enfoca en las preocupaciones globales por el medio ambiente y por el bienestar de los productores y consumidores. El objetivo es crear prendas que sean sostenibles en cada etapa de su ciclo de vida, desde su producción hasta su eliminación. Precisamente, es posible crear este tipo de productos a través del proceso de las fibras naturales: de la cría de los animales, su esquila, el hilado y el tejido.

La producción, el procesamiento y la exportación de las fibras naturales son de gran importancia económica para muchos regiones con bajos recursos y vital para la subsistencia y la seguridad alimentaria de millones de pequeños agricultores y procesadores. Entre ellos se incluyen, por ejemplo, 120.000 familias de pastores de alpacas localizados en los Andes.

fibranatural

En cuanto a los camélidos domesticados, la población de llamas se estima en un total de 3,3 millones de animales y la de las alpacas, en 3 millones. Estos animales se encuentran distribuidos a lo largo de seis países de la región. Alrededor del 93% de las llamas y del 99% de las alpacas se encuentran en Perú y Bolivia; mientras que el resto se reparte entre los territorios de Chile, Argentina, Ecuador y Colombia, entre otros.

La producción total de fibras de camélidos en la región latinoamericana supera los 5 millones de kilogramos anuales. Cerca del 30% de esa cantidad se procesa y es empleada a nivel de la comunidad. Por otro lado, alrededor del 80% de la fibra de alpaca comercializada es color blanco y el 12% de ella tiene un diámetro menor de 23 micrones. Estas cifras reflejan que el aprovechamiento de las fibras producidas por los camélidos se encuentra todavía limitado pero ofrece un potencial muy importante.

Latinoamérica posee un enorme potencial en relación a las fibras naturales. Todas ellas presentan un gran nivel de calidad: las de los camélidos andinos, las ovinas, las del mohair, la angora y el algodón. Más aún, la producción ofrece grandes posibilidades de desarrollo. Esto quiere decir que es posible llevándola a mayores escalas, para acompañar el nivel de interés suscitado en el mercado internacional.

Además, la cría de camélidos favorece el desarrollo de las economías locales. Por ejemplo, permite la creación de nuevos espacios para los jóvenes de las comunidades andinas, evitando su migración hacia las ciudades. En consecuencia, la cría y producción brinda un valor agregado local a sus riquezas naturales y culturales originarias.  De hecho les permite mantener sus tradiciones culturales y procedimientos ancestrales, poder permanecer en su tierra de origen y mejorar su calidad de vida notablemente.

Hablando en términos generales hay poco conocimiento a nivel mundial y baja difusión de los camélidos en los mercados internacionales entre los consumidores medio y alto poder adquisitivo – sobre todo de los camélidos salvajes de América del Sur: la vicuña, Vicugna vicugna, y el guanaco, Lama guanico. La utilización sustentable de la vicuña y guanaco, como otros camélidos, junto a una participación bien definida de las comunidades locales, suplementaria en gran medida la economía de los pueblos andinos permitiéndoles transformar la fibra de vicuña en tejidos de la mejor calidad mundial.

Guanaco: Este ungulado silvestre de América del Sur se  encuentra en una muy amplia distribución  geográfica. El guanaco vive en el noroeste de Perú, en el oeste y el sur de Bolivia, el noroeste de  Paraguay, y en los Andes de Chile y Argentina  hacia el este hasta la costa atlántica y el sur de la  isla de Tierra del Fuego y Navarino. Así como la  vicuña, el guanaco da una fibra única y rara. Su  brillo y suavidad especial son de la más alta  calidad, permitiendo a las prendas tener una belleza  sofisticada, finura, delicadeza, manteniendo el  encanto único de la naturaleza.

Vicuña: Este miembro más pequeño de la familia de los  camélidos vive en la Puna y en los ecosistemas alto  andinos de Perú, Bolivia, Argentina y Chile. La fibra increíblemente suave y lujosa de la vicuña  que ofrece los colores naturales que van desde el  dorado hasta el leonado profundo, ha hecho de esta  criatura uno de las más codiciados tesoros desde  los tiempos antiguos. Las prendas creadas a partir  de esta fibra son de inigualable belleza y suavidad.

Finalmente, los productores de las fibras naturales, fabricantes y la industria textil deben ser conscientes de este hecho. Ellos deben responder a las oportunidades que ofrece la creciente demanda de algodón orgánico y lana, de tejidos reciclables y biodegradables, y de prácticas del “comercio justo” que ofrecen precios más altos a los productores y protege a los trabajadores de la industria textil.

Introducción Upcycling

foto nota nina upcycling

Upcycling textil es muy beneficial no solo para el medioambiente sino también del punto de vista económico. A través del Upcycling de ropa usada y sobras de telas de la producción de ropa, podemos evitar contaminación y ademas se evita un enorme desgaste de energía y agua que se necesita para crecer las fibras virgines, hilar los tejidos, teñirlos y coser la ropa.

Según un reporte del MIT del 2015, la industria de moda mundial produjo mas que 150 billones de prendas en el 2010. Según el mismo reporte están prediciendo para el 2015 una producción mundial de mas que 400 billones de metros cuadrados de tela por año. 1,5 billones de prendas están producidas para el mercado de Estados Unidos cada año. De esta enorme cantidad de ropa, los consumidores tiran 14 millones de toneladas al vertedero cada año, o 80 libras por persona. Los consumidores solamente reciclan un 15% de la ropa que se quieren deshacer. El 75% se va al vertedero donde los productos químicos usados para teñir y estampar la ropa, entran en la tierra y el agua subterráneo y así eventualmente llegaran estas toxinas a las vías acuáticas.

El EPA estima que si se reciclase toda la basura textil, seria el equivalente de sacar 7.3 milliones de coches y sus emisiones de carbon dióxido de las carreteras. Ademas cuesta a las ciudades en promedio $45 por tonelada de basura textil para el transporte al vertedero o al incinerador.

El reciclaje desafortunadamente tampoco es la solución ideal, porque del momento cuando donamos la ropa, las fundaciones muchas veces solamente pueden vender un 20%, algunas grandes fundaciones supuestamente tienen un porcentaje mas alto pero muchas veces no llega al 50%. El resto se manda a otros países y la peor calidad de ropa donada se manda a Africa. Como resultado, en el 2004 el 81% de ropa comprada en Uganda era segunda mano. Por esta razón, la industria textil ha casi desaparecido en muchos países de Africa desde los años 90.

Alrededor de 30% de la ropa donada se transforma en trapos de limpieza para la industria pero estos trapos terminaran en el vertedero en poco tiempo. Aproximadamente el 20% se procesa en fibras para convertirse en insolación para edificios. Si pensamos en toda la energía, recursos naturales y esfuerzo humano que se ha puesto en estas prendas, es un verdadero desperdicio que termine su vida como relleno y con un valor tanto menor. Solamente un 0.1% de toda la ropa esta reciclado como fibra nueva. Hoy en día aun hay que mezclar la fibra reciclada con fibra virgin porque sola seria demasiado débil.

En la producción de ropa quedan entre el 10% al 30% de sobras cuando se corta la tela, según “The Renewal Workshop” que esta desarrollando un software para utilizar estas sobras para crear un sistema de “zero waste” para la industria. Con el escenario mas optimista de 10%, el mundo crea 40 billones de metros cuadrados de tela de sobra o según el escenario mas pesimista de 30% serian 120 billones de tela que se tira cada año. Ellos hacen el argumento que si estas sobras podrían estar reutilizado en la producción en manera eficiente, el mundo podría producir 15 billones de prendas nuevas con estas sobras. Si logramos convertir las sobras en un recurso para la fabricas, ganamos todos: ellos económicamente y el medioambiente por las materias primas que se protegen.

Nuevas soluciones tecnológicas como este software y las innovaciones para avanzar el reciclaje de fibra tienen un enorme potential. En adelante, también vamos a presentar diseñadores quienes encontraron soluciones inteligentes y creativas para diseñar moda con residuos, o con ropa o telas desechadas. Ellos ponen enormes esfuerzos y mucha imaginación para convertir lo que se considerada desecho o basura en un nuevo producto de moda. Transforman ropa desechada a moda actual, telas de sobras se convierten en prendas reconstruidas o incluso residuos de plásticos forman la base para una nueva tela hilada artesanalmente. En la naturaleza no existe el concepto de basura. Estos diseñadores tampoco querían ver lo desecho como basura pero como un recurso que puede tener una nueva vida en la moda. Con su trabajo ayudan para reducir la huella ecológica, protegen recursos naturales, energía y ayudan a reducir basura.

Nina Dornheim – diseñadora, miembro de Hecho por Nosotros.

¿Pueden las nuevas empresas amigables con el medio ambiente modificar los valores de la industria?

 

6-bcorp-43af9bbd5fadc4322a4e12b44a62f0ae

Las marcas de moda enfocadas en el exceso desde hace tiempo, se están despertando a la sustentabilidad


 

Cuando Yael Aflalo, fundador de Reformation, experimentó la magnitud de la contaminación, tomó una decisión en su vida.  Hoy su compañía se está enfocando en reducir los residuos a través de prácticas sustentables en toda su cadena de suministros.

El lema de Reformation: “Hacemos ropa matadora que no mata el medio ambiente”

Reformation logra que la gente tome cada vez más decisiones de compra basándose en la evaluación que es simultáneamente monetaria y social. Para las marcas de ropa, eso significa que la moda y la sustentabilidad deben coexistir.  Cuando la gente compra prendas de ropa en Reformation, ellos están pagando el conocimiento de cómo y dónde cada pieza fue fabricada.

Están pagando por algo que creen.

Por supuesto que existe mucha gente maniática que compra ropa sólo porque es económica. Pero hay un número elevado de consumidores de moda que determinan lo que el precio de una prenda significa; para ellos un precio es también valor, elogio y gratificación.

No sorprende que hoy las nuevas empresas de moda de mayor crecimiento se encuentran en la encrucijada de hacer el bien y hacerlo bien; en relación con el precio y el valor agregado. Expresan un precio de mercado basado en una visión ambiental en relación con sus prendas y a través de los beneficios de aquellos involucrados en el proceso de producción.  La ropa vintage reciclada, paulatinamente se valora más que las nuevas prendas fabricadas en Bangladesh.

Para una gran parte de consumidores de la moda actual; las prendas hechas a medida, las ediciones limitadas y las prendas que perduran en el tiempo son exactamente lo que buscan. La economía de la vieja escuela;  el cálculo y el juicio fueron considerados como procesos separados. El valor era económico, los valores eran sociales. No había una mezcla de ambos. Esto provocó un cambio climático, una explotación laboral y condiciones laborales inseguras.

“La moda es una de las terceras industrias contaminantes, y la segunda más grande consumidora y contaminadora del agua en el mundo.”

En China solamente, la industria textil crea 2.5 billones de toneladas de aguas residuales y 3 billones de toneladas de residuos cada año. En Estados Unidos, más del 85% de ropa que se desecha, termina siendo descartada, en vez de ser reutilizada o reciclada. Esto significa que el polyester de tu corpiño de Victoria Secret permanecerá para los nietos de tus nietos.

A medida que más consumidores tomen consciencia sobre estos hechos,  los tendrán en cuenta para su próxima compra.

Ahora mismo, compañías como Reformation son nuestro oasis en el desierto. Nos muestran donde el futuro de la moda se está dirigiendo, y en este futuro, la minoría más rica del mundo puede ser la menos valiosa.

GFW Graduate Fashion Week presenta el “Premio Ético Vivienne Westwood”

 

GFW Graduate Fashion Week presenta a la dama Vivienne Westwood como patrona y lanzan el “PREMIO ÉTICO VIVIENNE WESTWOOD”


Vivienne Westwood forma parte de una de las auténticas y originales industrias globales de moda, desde un lugar de inspiración, diseño radical y polémico. Su destacada influencia en la industria contemporánea de la moda británica y en décadas con estudiantes de moda, es reconocida y celebrada por GFW, quien le da la bienvenida como patrona formando parte de los festejos del 25 aniversario.

El reconocimiento del premio surge con la presentación del anual GFW Ethical Award (Premio Ético) renombrado como “PREMIO ETICO VIVIENNE WESTWOOD”- una competencia abierta a todos los alumnos y miembros del GFW con proyectos que tienen raíces en ética y sustentabilidad.

“Compra menos, elige bien, haz que dure.” 

Si sólo la gente comprara ropa bonita, eso sería una Revolución del Medio ambiente. Cultivemos talento. Gracias Jeff Banks, estoy encantada de convertirme en patrona del GFW y crear el “PREMIO ÉTICO VIVIENNE WESTWOOD” – Vivienne Westwood

“Vivienne es una de las figuras más inspiradoras dentro de la industria de la moda británica. Ella afirma que el talento para el diseño, la visión y el comercio generan una combinación efectiva y promueve ideas fuertes. Su trabajo ha sido influenciado, utilizado y amado por estudiantes de moda en el Reino Unido desde 1980. Un genio del diseño, un icono de estilo y reliquia nacional. La manera en que desarrolla su empresa, cautivando la prensa, colaboradores, inversores; ha creado modelos para futuras generaciones de estudiantes. Como su empresa continúa creciendo, sin compromiso, ella está emocionada, inspirada y más pertinente que nunca.” – Mark Newton-Jones, Presidente de GFW

El ganador del “PREMIO ÉTICO VIVIENNE WESTWOOD” en colaboración con el EFF recibirá una pasantía en el estudio Westwood en Londres – uno de los más sofisticados atelieres del mundo. Asimismo, se realizará aparte como premio, la suscripción gratuita a la plataforma online del EFF (Foro de Moda Ética), se premiarán a los primeros tres estudiantes de la competencia, garantizando 12 meses de acceso a canales sofisticados de información sobre moda sustentable inteligente. Las entradas serán entregadas por el EFF y el finalista será seleccionado por Brigitte Stepputis, encargada de Couture, la colección de Vivienne Westwood y Tamsin Lejeune, CEO de EFF.

 

“El apoyo de Vivienne Westwood con el Premio Ético representa la importancia y la consciencia de la ética y sustentabilidad en la industria de la moda actual, estamos entusiasmados de convertirla en patrona para apoyar las próximas generaciones de diseñadores. ”      – Tamsin Lejeune, fundadora y CEO del EFF (Ethical Fashion Forum)


 

Joyería ética por la paz. Foto.

Zapatos veganos y joyería ética buscan financiamiento colectivo

Joyería ética por la paz. Foto.
©Purple Buddha Project/Difusión

Plataformas como KickStarter o Indiegogo le dieron la posibilidad a muchos emprendedores de mostrar sus innovadores proyectos para encontrar en el público y las empresas posibles socios para financiar sus desarrollos. El campo de la moda no se queda afuera de esta modalidad, por lo que hoy es posible encontrar en dichos sistemas diversas marcas y diseñadores presentando sus piezas.

A continuación podrás conocer a dos de ellos: Ivana Basilotta, con su propuesta de zapatos veganos, y Forrest Curran, quien busca reciclar municiones de guerra para crear hermosas joyas.

Además, en este nuevo compilado con lo último del sector, te mostramos la apuesta más reciente de Patagonia, empresa de indumentaria dedicada también a apoyar a los emprendedores que posean desarrollos de gran potencial.

 Línea de zapatos veganos de Ivana Basilotta

Ballerinas veganas de Ivana Basilotta. Foto.
©Ivana Basilotta/Difusión

La diseñadora inglesa Ivana Basilotta es amante de los animales y de los zapatos, por lo que creó la línea libre de crueldad No One’s Skin, que desafía la posición ganada por el cuero como un producto “natural” y superior, así como también el concepto de que toda producción humana es dañina para el planeta.

La colección incluye zapatos bajos y altos, así como también un modelo de botas. Cada pieza está hecha con materiales éticos y amigables con el medioambiente como la gamuza vegana, micro fibra ecológica derivada de materiales reciclados, o un revestimiento especial que combina granos y semillas (no alimenticios) y polímeros de origen vegetal.

Si su campaña en Kickstarter para hacer masivos estos zapatos tiene éxito, Basilotta quiere extender su producción a bolsos, accesorios e incluso una gama de ropa para hombres.

Patagonia se une a Yerdle

Yerdle, app apoyada por Patagonia. Foto.
©Yerdle/Difusión

La marca de ropa deportiva y de aventura Patagonia hace años que emprende acciones para hacer más extensivas diversas prácticas éticas y sustentables tanto en los productores como en los consumidores. Entre ellas se destacan, por ejemplo, su asociación con la compañía de tecnología limpia Yulux para dar con una alternativa a los materiales sintéticos usados en los trajes de neopreno o la financiación del largometraje DamNation.

Recientemente sumó a su lista de estrategias el apoyo económico a Yerdle, una aplicación que permite a los usuarios ofrecer artículos que ya no usan y obtener créditos reembolsables a cambio. La idea principal que persigue la misma es ahorrar dinero y reducir la cantidad de residuos que se generan a diario por la ola de consumo.

Así, en Yerdle pueden encontrarse desde prendas usadas de bebé hasta dispositivos electrónicos que, al viejo estilo del trueque, pueden obtenerse mediante los créditos ganados por los objetos que a su vez allí fueron entregados por un mismo usuario. (Vía FastCoExist)

Joyas éticas por la paz

Joyería hecha con municiones recicladas. Foto.
©Purple Buddha Project/Difusión

A pesar de que muchos años pasaron ya desde el fin de la guerra civil en Camboya, lo cierto es que el país sigue sufriendo su violencia debido a una enorme cantidad de minas que quedaron instaladas en su territorio. En este contexto nace Purple Buddha, proyecto que también busca financiamiento colectivo para reciclar municiones y bombas con el objetivo de convertirlas en piezas de joyería que se ajusten a un modelo de comercio justo en el que se capacite a los artesanos locales para que puedan encargarse de su confección.

El creador de la iniciativa es Forrest Curran, quien asegura que por cada pieza de joyería comprada, Purple Buddha donará dinero a organizaciones que se dediquen a detectar y extraer de Laos y Camboya las bombas ocultas que todavía amenazan sus suelos. (Vía TreeHugger)

¿Conocías estos emprendimientos?

Material hecho con excremento de caracol. Foto.

Cuatro materiales inusuales para una moda más sustentable

Material hecho con excremento de caracol. Foto.
©Lieske Schreuder/Difusión

Sabemos que la industria textil es una de las más contaminantes y derrochadoras a nivel mundial, por lo que una gran cantidad de emprendedores y firmas de menor o mayor escala investigan y experimentan constantemente para dar con métodos más sustentables y éticos.

Muchas de las respuestas encontradas apuntan hacia el uso de materiales alternativos que permitan dejar de lado aquellos que amenazan al medioambiente, como por ejemplo la celulosa obtenida de los bosques. Conoce junto a nosotros cuatro de ellos:

Residuos de soja

Si bien la producción de soja resulta un tanto polémica –solo el 3.2 por ciento de su oferta mundial está certificada, mientras que al resto se lo relaciona con la deforestación y malas condiciones laborales-, existen quienes ven en ella una oportunidad para la moda ecológica a partir del reciclado de productos alimenticios derivados, como el queso y aceite, para crear telas.

Licuando la proteína de la soja se obtienen fibras largas y continuas que se cortan y procesan como el algodón. El producto final es tan suave que se ha planteado como una alternativa a la seda y la cachemira. Entre las marcas que utilizan esta tela en sus colecciones se encuentra la estadounidense Flock.

Biocaucho para reemplazar el neopreno

Arbusto para producir biocaucho. Foto.
©Eugene van der Pijll/Dominio público

La empresa Patagonia se asoció con la compañía de tecnología limpia Yulux para buscar una alternativa a los materiales sintéticos usados en los trajes de neopreno. El resultado formó parte de la colección Otoño/Invierno 2014 de la marca: trajes hechos en un 40 por ciento de neopreno (polímero del cloropreno) y el resto con biocaucho obtenido del guayule, arbusto que crece en el desierto.

Para animar el consumo de dicho material dentro de la industria del surf, Patagonia lo ofrece ya listo para su uso.

Café reutilizado

©yo_aguilar/Creative Commons
©yo_aguilar/Creative Commons

Alertado por el enorme consumo de café que se da en el mundo entero y por los desechos que este genera, Jason Chen, gerente general de la fábrica de telas Singtex Industries, pensó de qué forma podrían reutilizarse.

Así se encontró una manera de extraer y transformar el remanente del café molido en nano estructuras que luego se incorporan en la producción de tela.

El material final forma parte de la línea de productos S.Cafe tm yarn, la cual ofrece textiles que, según la empresa, son perfectos para el denim y las prendas deportivas por su capacidad de rápido secado y protección UV.

La compañía recolecta los desechos de café de Starbucks. Con el producto necesario para una taza tiene suficiente material como para hacer dos camisetas.

Excreciones de caracol

Hilos con deyecciones de caracoles. Foto.
©Lieske Schreuder/Difusión

Durante una plaga de caracoles en su hogar, la diseñadora holandesa Lieske Schreuder descubrió que, al comer papel de color, sus deposiciones se tiñen. Así, se dispuso a comprar cientos de caracoles y a armar un laboratorio en el que almacenó los desechos coloreados para prensarlos luego en forma de hilos, conformando un nuevo material, flexible y único.

Al mejor ‘estilo caracol’, la producción es lenta: lleva alrededor de cinco días que nueve moluscos generen la cantidad necesaria de desechos como para un metro de hilo, por lo que se estima que el mismo podrá aplicarse únicamente en la alta costura. Otro punto a tener en cuenta del extraño material es su perdurabilidad: con el tiempo se va deshaciendo.

En cuanto al estado de los caracoles, Schreuder señaló que el proceso no les genera ningún tipo de problema: el papel que utiliza tiene una estructura muy similar a la de las plantas que suelen comer y el tinte, aparentemente, no los dañaría.

¿Conocías estos materiales pensados para la industria de la moda? ¿Qué opinas sobre ellos?

Limpieza del guardarropas

Moda ética en casa: Tres claves para limpiar y reciclar tu armario

Limpieza del guardarropas
©Rubbermaid Products/Creative Commons

Para ser un consumidor responsable no sólo es necesario conocer el origen de los productos, también hay que ser consciente sobre qué necesitamos y qué no. Esto es especialmente importante en la industria de la moda, desde donde se imponen estéticas de corta duración que empujan a una actitud consumista impulsiva.

Una forma interesante de evitar ese comportamiento es limpiar el armario para saber qué sobra, qué falta y qué se puede recuperar. Esta es una de las recomendaciones del libro Wear No Evil de Greta Eagan –fundadora del sitio de moda ética fhasiongreenme.com-, donde la autora repasa todas las claves para ‘cambiar el mundo desde tu armario’. Una de las más importantes: tener un armario consciente con prendas que usamos, comprar sólo lo necesario y donar lo que ya no necesitemos.

Wear No Evil de Greta Eagan
©Greta Eagan/Difusión

Para lograrlo, Eagan recomienda:

Observar con atención cada pieza

Se puede organizar por sección, distinguiendo entre ropa, accesorios y calzado. Cada objeto que se saca del armario tiene que ser evaluado con un ‘sí’, un ‘no’, o un ‘tal vez’: la respuesta define si continúa siendo parte del guardarropa o no. La primera clasificación suele corresponder a las prendas de uso frecuente o con algún un valor sentimental, la segunda a las que durante el último año permanecieron archivadas –por ejemplo, por cambiar el talle-, y la tercera y última a las que necesitan de una segunda evaluación.

En esta instancia puede ser de gran ayuda recurrir a un amigo que ofrezca su opinión.

Definir qué hacer con las prendas apartadas

Las calificadas con un ‘no’ pueden donarse a organizaciones benéficas: en todas las ciudades del mundo existen lugares donde colaborar (una de las más conocidas es la red de centros del Ejército de Salvación). También se pueden vender en tiendas y ferias alternativas como Galpón de ropa en Argentina, o de manera online a través de redes sociales o plataformas de e-commerce.

Galpón de ropa en Argentina
©Galpón de ropa/Difusión

Las prendas calificadas con un ‘tal vez’ se pueden renovar agregándoles tejidos o accesorios. También es posible reciclar sus telas para armar diseños caseros o donar a alguna empresa.

Renovar a consciencia

Una vez que el armario está limpio –Greta asegura que con esta técnica el contenido se reduce en casi cinco kilogramos- es posible hacer un diagnóstico sobre lo que se necesita y lo que no. Además de elegir productos elaborados bajo los estándares de comercio justo y sustentabilidad, existen alternativas que están siendo cada vez más consideradas como por ejemplo alquilar ropa en lugar de comprar –mira la propuesta de Mud Jeans-, intercambiar prendas con conocidos o en ferias de trueque, o confeccionar los propios diseños.

¿Pondrás en práctica estas ideas?