Archivos de la categoría Bebés y niños

Olann, corderitos para cochecitos y huevitos de bebes

LogoOlann

Luego de vivir casi 5 años en Londres y un largo recorrido en empresas multinacionales. Santiago Tomas Deane y Cecilia Gilbert tuvieron la oportunidad de conocer mucho más de cerca todos los avances en materia de sustentabilidad y las organizaciones que están liderando estos cambios. Es así como surgió en 2013 la idea de Olann, corderitos para cochecitos y huevitos de bebes.

Olann busca incorporar productos innovadores para el cuidado de bebes que combinan el uso de fibras naturales con un diseño distintivo. Sus corderitos permiten mantener a los bebes abrigados en invierno y sin humedad en verano. Ofrecen una superficie de gran comodidad y protege la piel a través de su tratamiento hipoalergénico.

“Hoy en día estamos viviendo una transformación en la forma de hacer negocios motivada principalmente por un consumidor que no se conforma con un bien que IMG_5278-001satisfaga su necesidad inmediata sino que necesita saber quien lo produce, como lo produce y que impacto tiene sobre el medio ambiente. Esto permite que una empresa que identifica y asume su rol socio-ambiental, tenga la posibilidad de agregar valor mediante la comunicación de sus principios.” admite Cecilia.   

Para este proyecto es muy importante estar comprometido con la sustentabilidad, es por eso que tienen en cuenta a todas las personas involucradas en la obtención del producto final. Sus proveedores cuentan no solo estándares de calidad (IRAM Gestión de Calidad) sino también Medioambientales (IRAM Gestión Ambiental). Por otro lado, se encuentran adheridos a una campaña mundial, la cual busca informar sobre los inigualables beneficios y versatilidad de la lana y el apoyo a los pequeños productores. (www.campaignforwool.org)

Para ellos, una dificultad imprevista fue conseguir cueros de oveja debido a que en la actualidad “muchas curtiembres han cerrado ya que no pueden conseguir cueros como IMG_1357consecuencia de que el Gigante Asiático está dispuesto a comprar por adelantado la producción actual y del próximo año” nos cuenta Cecilia. Sin embargo, Olann ya está trabajando sobre su segundo y tercer producto y busca afianzarse como marca y seguir creciendo a nivel local y regional. Aspira a ser la empresa líder en desarrollo de productos innovadores para el segmento infantil. Hoy en día cuenta con su principal punto de venta en internet, ya sea Facebook o página web, con un local en San Isidro y vendedores distribuidos tanto en Provincia como en el Interior.

 

info@babyolann.com.ar

www.babyolann.com

https://www.facebook.com/babyolann

Fabulósico: una marca argentina que nace con la misión de educar y concientizar, a partir del arte, la lectura y el diseño.

Hablamos con Verónica Sordelli, la propietaria de Fabulósico, quien desde el año 2010, lleva adelante una editorial y comercializa indumentaria infantil y juguetes. A través de su emprendimiento intenta cuidar el medio ambiente en la fase de producción y concientizar a los grandes y pequeños en hacer uso responsable de recursos naturales, como el agua, y los productos de uso convencional, como son las bolsas.

¿Bajo qué concepto nació Fabulósico? ¿Qué logros obtuvieron hasta ahora?

FABULOSICO® es un emprendimiento que diseña y comercializa productos textiles innovadores fusionados con editorial que educan a los chicos en el cuidado del medioambiente.

El emprendimiento nació en el año 2010, de la mano de su fundadora y diseñadora Verónica Sordelli. En octubre se presentó en un ciclo de diseño sustentable en la Universidad de Morón, en noviembre fue seleccionado como finalista BID CHALLENGE 2010, por “Premio a la Empresa con Mayor Impacto Ambiental Positivo” y luego en diciembre comenzaron las ventas minoristas para navidad.

Este año Fabulósico abrió su oficina y showroom en el Centro Metropolitano de Diseño (CMD) en el barrio de Barracas, como ganador del programa INCUBA VII, por ser un emprendimiento con base en industria creativa de reciente lanzamiento al mercado, con potencial de crecimiento que incorpora innovación y valor agregado a sus productos y procesos a partir del diseño.

¿Qué productos ofrecen?

Los productos que ofrecemos son kits llamados T-BAG y están compuestos por un diseño exclusivo de una remera que se pliega y se guarda en sí misma, convirtiéndose en una bolsita de 15 x 15 cm que contiene un libro de 13 x 13 cm.

El libro, con un total de 24 páginas ilustradas a color, contiene nuestra primera fábula denominada “En el océano de los 7 mares”. Trata la historia de un cangrejo, Barroso, que se encontraba enterrado en su pozo, porque había sido invadido por el petróleo. Una serie de personajes marinos intervienen para cumplir con la moraleja más importante, que es cuidar el agua. Al final del libro hay una explicación acerca de cómo puede cada niño cuidar en su casa este recurso. Además, el papel del libro tiene certificación FSC, lo que significa que ha sido extraído de bosques controlados.

Los productos textiles son de origen vegetal. Contamos con una línea completamente orgánica, los títeres son de textiles provenientes de descartes y próximamente adjuntaremos una línea de bambú.

¿Cuál fue la motivación que te llevó a emprender algo sustentable?

Entender que el planeta y sus recursos son finitos. Cuando empecé a investigar el mundo verde, llegué a la conclusión de que existen dos puntos fundamentales para que las personas elijan una opción eco-friendly: el primero es comunicar qué es y para qué sirve cuidar el planeta y el segundo es la educación medioambiental. Los países subdesarrollados no están acostumbrados ni educados para cuidar el planeta.

¿Qué recorrido profesional hiciste anteriormente?

Comencé como asistente de modelista, luego continué como diseñadora junior en Hispana (indumentaria femenina), diseñadora senior para Tascani, jefe de producto para Timberland, diseñadora de calzado en Sipal Shoes. También me desempeñé como docente en la Universidad de Buenos Aires, la Universidad de Morón, la Universidad de Palermo, dictando diferentes asignaturas tanto de diseño como de técnicas de producción de indumentaria y seminarios profesionales.

FABULOSICO® tuvo un proceso interno de 3 años que comenzó cuando conocí el mercado sustentable produciendo indumentaria para Timberland de Argentina. En ese momento nació la convicción y se articuló con mi historia familiar, por mi madre, que es escritora, y mi formación académica (soy diseñadora de indumentaria graduada de UBA).

¿Con qué aspectos de la sustentabilidad trabajas?

Principalmente la educación medioambiental, y lo acompaño con materias primas y conceptos relacionados. Las T-BAGs están diseñadas para generar conciencia sobre el cuidado del planeta.

Analizando la problemática de las bolsas plásticas descartables y las buenas propuestas que responden a este problema de bolsas no descartables, pensé en la posibilidad de seguir por esta línea y desarrollar productos que no necesiten bolsas, ni descartable ni no descartables. La idea es no necesitar bolsa para llevar estos objetos y ahorrar también elementos. Por esto me refiero que los productos se orientan a generar conciencia, más específicamente la conciencia del ahorro.

Por otro lado, el libro ocupa un espacio importante en lo que es el producto de indumentaria. La idea es que la lectura forme parte de la vida cotidiana de los chicos, que lo puedan incluir y lo lleven a todos lados en su bolsita o puesto.

¿Cuáles son los proyectos a mediano y largo plazo?

A mediano plazo comercializar Fabulósico en todo el país y, a largo plazo, exportar.

¿Cómo es tu experiencia actual en tu mercado local con productos sustentables?

Creo que al mercado local le falta concientización y educación ambiental. No están acostumbrados a consumir productos sustentables, por eso creo que es fundamental la educación ambiental.

¿Qué pasos se deberían dar a tu criterio para que el mercado se amplíe?

Educar, concientizar y ofrecer propuestas en relación a los precios. Es difícil ofrecer un producto 100% orgánico competitivo en precios, pero se pueden ofrecer artículos de producción responsable competitivos y comenzar a abrir el mercado de esa forma.

¿Cuáles son los principales desafíos que te toca afrontar en este momento?

Varios, en principio ser rentable produciendo en forma responsable.

Puntos de venta (Argentina):

Jugueterías didácticas: mundo dinámico (www.mundodinamico.com.ar)
Tiendas de diseño: ominim sorpresería (www.ominimsorpreseria.com.ar)
Multimarcas de todo el país comunicándose con el showroom en el Centro Metropolitano de diseño, Algarrobo 1041, Barracas. C.A.B.A. 4126-2950 int.3152.

Datos de contacto:
Web: www.fabulosico.com.ar
Facebook: fabulosico

Ruth Carnevale en colaboración con el equipo del Foro
ruth.salve@gmail.com

***

Aquellos interesados en promocionar un producto o servicio sostenible que cumpla con los criterios de moda ética (http://www.modaetica.com/principios_detalles.php#prin_5), y/o colaborar con el Foro en distintas áreas de interés, comuníquense con info.foromodaetica@gmail.com.

Chunchino, marca ecológica para bebés. Foto.

Chunchino, primera marca de ecodiseño para bebés en Argentina

Chunchino eco-bebé, marca para los más pequeños de la familia. Foto.
©Chunchino/Difusión

Materia prima orgánica, confección con cooperativas sociales y packaging ecológico son los conceptos que caracterizan el trabajo de Chunchino, primera marca argentina en ofrecer indumentaria, colchones y accesorios de ecodiseño para bebés.

En palabras de su fundadora Ileana Lacabanne: “Chunchino no es ropa, es una idea. Poniendo en contacto con el bebé nuestros productos, los papás están brindando seguridad, suavidad, confort y -sobre todo- el ejemplo. Nos propusimos llevar a la realidad la loca idea de un desarrollo que respete a la naturaleza y a las personas, transparentando nuestro proceso productivo.”

En 2010, la marca ganó el premio de Circuito de vidrieras a la mejor vidriera en el rubro Textil/Indumentaria. El Circuito de vidrieras es parte del Programa integrando al futuro del CMD, el cual persigue la finalidad de promocionar el desarrollo sostenible, la RSE y las prácticas de comercio justoa nivel local.

Para conocer más sobre la propuesta de la marca, te invitamos a leer la entrevista que hicimos con Ileana:

Chunchino, marca ecológica para bebés. Foto.
©Chunchino/Difusión

Foro de moda ética: ¿Cuál fue la motivación que te llevó a emprender una marca sustentable?
Ileana Lacabanne: 
Primero pensé en mi hijo Felipe, cuyo apodo es Chunchino, en su futuro, en el mundo que le voy a dejar y en ser responsable de hacer algo significativo por mejorarlo.

Entonces, surgió la pregunta: ¿cómo podría encarar un proyecto sin pensar en que al mismo tiempo tenía que darle el ejemplo a mis hijos? Por eso averigüé de qué manera se podría encarar esto, haciendo lo mejor por el medio ambiente y por el prójimo. Fueron meses y meses de investigación que me sacó de mi inocencia y que generaron compromiso.

“La gente debería preguntarse siempre sobre todas las marcas: ¿Dónde obtienen el algodón? ¿Dónde se cose? ¿Quién hace el packaging? -sostiene Ileana-. Esta información la ofrecemos desde nuestra ropa, papelería, sitio web y blog porque buscamos que quienes lleguen a Chunchino se conviertan en consumidores responsables, enpersonas que compran en base a información y eligen en función de ella.”

FME: ¿Qué recorrido profesional hiciste previamente?
IL:
Estudié Diseño en comunicación visual y trabajé en ese rubro muchos años como freelance en empresas. Viví un año en Chile desarrollando identidad corporativa. Pero nada de esto me llenaba demasiado el alma. El diseño sobre el que trabajaba carecía de contenido, de valor. Me parecía que mi trabajo no era perdurable y que las conductas que modificaría no irían dirigidas hacia un objetivo redundante, que generara valor para la sociedad. Vi la necesidad de crear algo que ligara mi oficio con mi alma para dar contenido real a lo que de allí surgiera.

FME: ¿Con qué aspectos de la sustentabilidad trabajas?
IL: Trato de abarcar todos porque eso es lo que define la real sustentabilidad: contemplar todo. Que algunas cosas no se puedan hacer aún no significa que no haya que tenerlas en cuenta.

Trabajo con materia prima orgánica o agroecológica. Trato de preferir siempre el uso de materiales naturales y reciclados. Para la costura prefiero las cooperativas que lleven adelante alguna acción social valiosa y en el packaging introduzco la integración a través del trabajo de personas con capacidades diferentes.

Aademás, ahora que tengo bastante descarte, estoy en contacto con otros diseñadores que reutilizan lo que a Chunchino le queda luego de la confección.

FME: ¿Cuáles son tus proyectos a mediano y largo plazo?
IL: Mientras estudiaba y desarrollaba Chunchino me hice fan del “craddle to craddle” y a eso apunto en el desarrollo del producto: contemplar el impacto social y ambiental de todo su proceso productivo.

Chunchino, ropita especial para tus hijos. Foto.
©Chunchino/Difusión

Por eso me he planteado dos objetivos. El primero es que el proceso productivo apunte a ser 100 por ciento sustentable y, en segunda instancia, que su ciclo de vida sea 100 por ciento sustentable. Lograrlo es extremadamente difícil porque siempre hay impactos negativos y esquivarlos es prácticamente imposible con los recursos disponibles, al menos regionalmente. Pero esta idea es la que rige las decisiones y se ha transformado en la ética de la marca.

FME: ¿Cómo es tu experiencia actual en el mercado local con productos sustentables?IL: De a poco va creciendo y veo que el consumidor responsable está apareciendo gracias a la cantidad de información disponible y los puentes de comunicación que han facilitado las redes sociales.

La gente por lo menos se empieza a cuestionar las cosas y a decidir sus compras con información. Es mucho más fácil vender al consumidor final que a las empresas o locales.

FME: ¿Qué pasos se deberían dar a tu criterio para que el mercado se amplíe?
IL:
Desde que comencé, me dirigí a las empresas ofreciendo Chunchino como regalo corporativo porque tengo la firme convicción de que la Responsabilidad Social Empresaria es una de las movidas más importantes para que la sustentabilidad no sea una moda, sino una realidad. Si las empresas pudiesen ser responsables, modificaríamos la realidad del mundo, de la contaminación, la pobreza y la salud de la gente. Creí que si una empresa compraba mi producto, daba un mensaje a su empleado y eso comprometería a mabos en la idea de hacer un mundo mejor.

Ropa para bebés de Chunchino. Foto.
©Chunchino/Difusión

Pero me topé con muchas dificultades para que empresas que tienen programas de RSE fueran consecuentes con su mensaje, muchas trabajan sobre la RSE externa e incluso la ejercen equivocadamente, confundiendo acciones concretas y perdurables con simples donaciones, dejando el trabajo interno resumido a la nada sin que sus empleados sepan o comprendan siquiera qué significa la sigla RSE.

Así fue que me introduje aún más en el tema y Chunchino se convirtió en referente de la RSE. La marca es en esencia eso: responsabilidad con el mundo y con las personas.

Para que el mercado se amplíe estoy convencida de que las empresas -las que emplean gente para que con su sueldo consuma, vista y eduque a sus hijos- deberían ser un gran aliado para la modificación de las conductas de los consumidores. El problema es que para la mayoría no conviene que esto suceda.

“Nada se puede pensar a corto plazo, los emprendimientos sustentables deben nacer con la visión de futuro, de muy largo plazo”.

Y por otro lado, más importante aún, creo que las escuelas deberían tomar parte en esto. Quizás nuestra generación ya está perdida, pero la que viene necesita ser educada para dejar de ser cómplice del abuso de nuestros recursos y de las personas que forman parte de procesos que los explotan. Detrás de muchos productos hay trata de personas, explotación infantil, abusos, maltratos y contaminación. Si ponemos foco en educar a los futuros consumidores para que indaguen, claramente estaremos ampliando el mercado de productos responsables.

FME: ¿Cuáles son los principales desafíos que te toca afrontar en este momento?
IL:
Para el emprendimiento en particular, el desafío principal es sobrevivir para poder escalar y llegar a un punto de equilibrio. Chunchino tiene que crecer hasta donde pueda garantizar la integridad de su proceso productivo. Por suerte, este crecimiento se viene dando de la mano de nuestros proveedores, de manera que el desafío viene compartido con ellos.

Acabo de lanzar la ampliación de línea que llevó mucho tiempo y mucha inversión. Finalmente quedó en un precio que a mi particularmente no me gusta, preferiría que fuera mucho más accesible, pero estamos insertos en un sistema que por escala hace que tenga que manejar ciertos precios.

Packaging sustentable de la marca. Foto.
©Chunchino/Difusión

FME: ¿Cuál consideras que es el aporte original o principal de tu propuesta?
IL:
Creo que es el ejemplo. Siempre digo que Chunchino tiene la responsabilidad de ser exitoso, si fracasa comercialmente fracasa el mensaje, la idea de que se puede hacer negocios responsablemente: es una mochila que no me quiero sacar de encima. Sería muy fácil cerrar la puerta un día y dedicarme a criar a mis dos inspiraciones, pero tengo un compromiso asumido con Chunchino que es el de dar el ejemplo y por eso trabajo cada día.

Contáctate con Chunchino:
ventas@chunchino.com
Tel: 0221 156208697
Skype: chunchino.ecobebe
@chunchino twitter

FME: ¿Te gustaría vincularte con otros emprendedores que compartan tus inquietudes?
IL: Sí, claro. Actualmente estoy hablando con otro diseñador sustentable para poder organizarnos tanto en la compra de materia prima como en las producciones y entradas a taller, entre otros temas que nos vinculan.

El trabajo en conjunto es fundamental, pero es difícil. Si alguien quiere participar, que nos escriba porque estamos justamente tratando de organizarnos para mejorar la agilidad de nuestros procesos productivos.

Dónde encontrar a la marca:

Buenos Aires- CABA

Cubreme
Godoy Cruz 1720
Abrierto de 12 a 19 hs Martes a Sábado
Prendas y colchones

– La Mejor Flor
Kits de nacimiento personalizados.
Honduras 4642. Tel.:(054) 11 4832.0895.
Compra Telefónica 0800-55-LA MEJOR (5263567)

– Baby Soul
Arenales 2434, entre Pueyrredón y Larrea
Tel: 011 4828-0925

La Plata, City Bell, Gonnet 

– Bioalmacén La Kiwicha
Calle 25 Nº 3600 (esq. 496) Gonnet
Mail: info@lakiwicha.com.ar
Tel.: (0221) . 484 6578

– Anidando
Talleres para padres y el embarazo en La Plata.
Calle 516 N° 1240, entre 7 y 8
Tel: 0221 4845803

– Cuinvo, un lugar para que los chicos aprendan y se diviertan
De lunes a viernes de 9:00 a 13:00 y de 17:00 a 20:00. Sábados de 10:00 a 13:00 y de 17:00 a 20:00
Calle 472 N° 181, esquina 13b, City Bell.
Te:l 0221 472-0282

– Del recuerdo, casa de té y cocina familiar
Calle 14C, entre Cantilo y 15
Tel: 0221 472-1420

– Autor, tienda de diseño
Calle 14, entre Cantilo y 472.

Chubut

– Agasajar
Dorrego 1576, Comodoro Rivadavia

Neuquén

– Para vestir santos… (y no tan santos!)
Perito Moreno 928. Local 2, San Martín de Los Andes
Tel: 02972- 413646
pvsynts@gmail.com

– Haciendo fiaca
Mendoza 124, Neuquén
Tel: 0299 4483417
haciendo-fiaca@hotmail.com

Chile

www.chunchino.cl | ventas@chunchino.cl

Ruth Carnevale en colaboración con el equipo del Foro.
ruth.salve@gmail.com