La importancia de la artesanía para los pueblos indígenas

Actualmente un dilema que se trata de resolver es la erradicación de la pobreza y la inclusión de los pueblos indígenas en la matriz productiva. En este artículo hacemos énfasis en la gran oportunidad para alcanzar estos objetivos mediante su propia cultura, sus conocimientos ancestrales que representan un potencial para el crecimiento económico de sus comunidades y una oportunidad de empleo decente que debe ser promovido desde los gobiernos.

La cultura y la identidad de los pueblos es un fenómeno dinámico, que con el paso del tiempo puede perderse o alterarse; es un deber de las naciones resguardar estos tesoros. Antropológicamente hablando, la historia de un pueblo y la preservación de su cultura y sus costumbres ha sido una necesidad de expresión humana y por otro lado ha sido un transmisor de conocimientos vitales para la evolución cada sociedad. La construcción de la identidad no es un proceso que se edifica solo, es un proceso en el que la enseñanza juega un rol primordial y es una obligación del estado garantizar su correcta preservación y difusión.

La artesanía además de la religión, las manifestaciones culturales, y la comida tradicional entre otros, es claramente una manera de transmitir la historia y las diferentes culturas de la humanidad que nace desde la prehistoria con la necesidad de fabricar objetos que faciliten las actividades diarias del ser humano. Hablar de las artesanías es hablar de los artesanos puesto que son ellos los personajes principales de este tema, ellos no solo utilizan las artesanías; sin ellos no se producirían estos objetos y no perduraría la tradición y el conocimiento que heredan de sus antepasados.

Hablar de artesanos es hablar de innumerables comunidades indígenas que en su mayoría pertenecen a sectores deprimidos económicamente de la sociedad. Aunque las principales ocupaciones laborales de los pueblos indígenas difieren de país en país nos encontramos con el común denominador de que son poblaciones ricas en expresiones culturales y técnicas artesanales que representan una increíble oportunidad de empleo y crecimiento sostenible.

Entre algunas de las actividades tradicionales que sustentan estas comunidades indígenas resaltan la agricultura y las artesanías que sin en el apoyo de políticas gubernamentales que hagan énfasis en el desarrollo de habilidades y la formación profesional en campos en el que ellos ya tienen una destreza excepcional cada vez resultará más difícil crear igualdad de trabajo y una matriz productiva inclusiva.

La falta de protección y apoyo en sus derechos al acceso a un trabajo decente y protección social provoca que no solo se dé una migración de zonas rurales a urbanas en busca de empleos mejor remunerados, pero también que nuestros indígenas abandonen sus oficios y sus expresiones culturales. Esta problemática vista desde otra perspectiva lastima nuestra cultura colectiva en la que los indígenas al ser creadores son los actores principales; si abandonan sus actividades artesanales perdemos todos.

Estudios realizados por la Organización Internacional del Trabajo, una agencia especializada de la Naciones Unidas, nos dice que el número de este tipo migraciones no ha cesado principalmente en Latinoamérica y en ciertos sectores al Sur de Asia en los que encontramos más indígenas trabajando informalmente en actividades domésticas, ventas ambulantes y en el sector textil industrial. En contraste con otros países como Nueva Zelanda donde se han generado programas de capacitación en pueblos indígenas resultando en un decrecimiento de la tasa de desempleo indígena; por ejemplo, en Māori este porcentaje a descendido de un 62% en el año 2008 a un 5.8% en 2013.

A pesar del esfuerzo que realiza el sector privado en el que algunos negocios combinan tendencias modernas con la inclusión del trabajo artesanal no es suficiente para erradicar la pobreza de estas comunidades. La falta de reconocimiento de sus habilidades tradicionales y una correcta educación y entrenamiento en como sus conocimientos representan una manera de crecimiento económico deben ser temas cruciales en los planes de trabajo de los gobiernos. Medidas como un fácil acceso a ayuda financiera y capacitación en emprendimientos en conjunto con la creación de espacios que junten al mercado consumidor con el producto artesanal son necesarias para que las comunidades indígenas puedan tener un trabajo decente y formal mientras que siguen practicando su cultura.

Referencias:

Indigenous women workers, with case studies from Bangladesh, Nepal and the Americas. Working Paper. ILO 2012
Indigenous peoples access to decent work and social protection. Thematic Paper. Inter-Agency Support Group On Indigenous Peoples’ Issues. ILO 2014.

Hecho Por Nosotros Centro de Investigación con la colaboración de Joshe Ordoñez

¿Empoderamiento femenino o una estrategia de negocios?

No es ninguna sorpresa que la industria textil, después de la petrolera, sea una de las que mueve más capital en el mundo y que detrás de ella se escondan millones de trabajadores. No obstante los atractivos desfiles y el seductor visual merchandising de las marcas de moda; no todo es color de rosa en la producción de indumentaria.

Aproximadamente un 75% de la mano de obra en el sector textil y de moda esta compuesto por mujeres. Por un lado, es positiva la democratización de los puestos de trabajo, considerando la discriminación de género en estos temas y sobre todo teniendo en cuenta que las actividades textileras han sido relacionadas con el sexo femenino desde épocas previas a la revolución industrial. Pero, con una mirada más profunda a lo que esta sucediendo en la cadena productiva lo mínimo que podemos hacer es preocuparnos e informarnos si estas trabajadoras mujeres están recibiendo el trato que se merecen por producir lo que vestimos todos los días.

Es inexplicable como muchas de las empresas y marcas con mejores ingresos económicos sigan sin garantizar salarios justos, trabajos decentes y seguridad laboral. De la misma manera, es inexplicable que en pleno Siglo XXI sigan existiendo mujeres esclavizadas en una fábrica 60 a 140 horas semanalmente para que el pan de cada día no falte es sus hogares.

Emilie Schultze, del colectivo Fashion Revolution de Inglaterra, hace énfasis en el dato de que las mujeres en Bangladesh perciben un sueldo 50% inferior al salario mínimo para cubrir sus necesidades básicas; también reporta que en general, las mujeres tienen salarios inferiores a los que percibe el sexo masculino.

Esta problemática no es exclusiva de países orientales, en Latinoamérica, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe CEPAL la feminización de la mano de obra en esta industria ha ido aumentando desde las últimas décadas y es un porcentaje que sigue una tendencia de crecimiento. Desde enormes fábricas hasta el trabajo desde sus propios hogares las mujeres latinas tienen un rol primordial en la producción de indumentaria.

El empoderamiento femenino en lugar de ser tomado como una oportunidad para la erradicación de la pobreza en países en vías de desarrollo, también ha sido tomado como una ventaja por las grandes corporaciones para reducir sus costos de producción. La desigualdad social que viven las mujeres en contextos vulnerables es una de las razones por las cuales las empresas manufactureras se aprovechan para tener mano de obra más dócil y barata.

Por lo general, en esta industria las mujeres acceden a los puestos de trabajo con los peores salarios y sin muchas oportunidades de crecimiento.

Se cree que otro factor que no deja que se superen estos problemas es la falta de apoyo o la prohibición por parte de los empleadores a formar sindicatos de trabajadores o grupos internos para que las trabajadoras puedan reclamar sus derechos. El miedo a perder su trabajo es una de las causas que muchas veces callan a las mujeres, cabe mencionar que en otras ocasiones la razón por las que pierden su trabajo es por estar en estado de embarazo, en lo que empleadores prefieren no asumir los costos y permisos de maternidad que las leyes demandan.

Si bien el papel de la mujer es primordial en esta industria que por décadas a ayudado a mujeres a sacar a sus familia a adelante y, que de una u otra forma ha contribuido a la igualad de género en ámbitos laborales, es importante que la integración de la mujer en estas plazas de trabajo sea protegida y regulada por las entidades competentes pero, más aún que estas medidas sean exigidas por el consumidor, quien a la final del día manda sobre las marcas de indumentarias, por más grandes que sean. Nosotros como consumidores somos los que con nuestra vanidad ayudamos a que ciertas personas en el mundo se enriquezcan a costa del sacrificio de otras, nosotros como consumidores tenemos la responsabilidad en nuestras manos de que esta industria haga más bien que mal.

Referencias:

European Year For Development news series 24/03/2015. Schultze, Emilie “Exploitation or emancipation? Women workers in the garment industry”. https://europa.eu/eyd2015/en/fashio….

ILO (2000). Equidad de genero en el mundo del trabajo en américa latina. Avances y desafíos 5 años después de Beijing. http://www.ilo.org/public//spanish/….

The Guardian 08/03/2016. Low wages, unsafe conditions and harassment: fashion must do more to protect female workers. https://www.theguardian.com/sustain….

Celia Mather ‘Garment Industry Supply Chains’ (Women Working Worldwide) (2004). http://www.yorku.ca/rajagopa/docume….

CEPAL (1997) “Nuevos Problemas y Oportunidades para el Desarrollo Industrial de América Latina”. Desarrollo Productivo No. 31. CEPAL: Santiago de Chile.

Hecho Por Nosotros Centro de Investigación con la colaboración de Joshe Ordoñez

El potencial de las fibras naturales en América Latina

Las fibras naturales están en el centro del movimiento impulsado por la eco-moda o “ropa sostenible”; de aquel que se enfoca en las preocupaciones globales por el medio ambiente y por el bienestar de los productores y consumidores. El objetivo es crear prendas que sean sostenibles en cada etapa de su ciclo de vida, desde su producción hasta su eliminación. Precisamente, es posible crear este tipo de productos a través del proceso de las fibras naturales: de la cría de los animales, su esquila, el hilado y el tejido.

La producción, el procesamiento y la exportación de las fibras naturales son de gran importancia económica para muchos regiones con bajos recursos y vital para la subsistencia y la seguridad alimentaria de millones de pequeños agricultores y procesadores. Entre ellos se incluyen, por ejemplo, 120.000 familias de pastores de alpacas localizados en los Andes.

fibranatural

En cuanto a los camélidos domesticados, la población de llamas se estima en un total de 3,3 millones de animales y la de las alpacas, en 3 millones. Estos animales se encuentran distribuidos a lo largo de seis países de la región. Alrededor del 93% de las llamas y del 99% de las alpacas se encuentran en Perú y Bolivia; mientras que el resto se reparte entre los territorios de Chile, Argentina, Ecuador y Colombia, entre otros.

La producción total de fibras de camélidos en la región latinoamericana supera los 5 millones de kilogramos anuales. Cerca del 30% de esa cantidad se procesa y es empleada a nivel de la comunidad. Por otro lado, alrededor del 80% de la fibra de alpaca comercializada es color blanco y el 12% de ella tiene un diámetro menor de 23 micrones. Estas cifras reflejan que el aprovechamiento de las fibras producidas por los camélidos se encuentra todavía limitado pero ofrece un potencial muy importante.

Latinoamérica posee un enorme potencial en relación a las fibras naturales. Todas ellas presentan un gran nivel de calidad: las de los camélidos andinos, las ovinas, las del mohair, la angora y el algodón. Más aún, la producción ofrece grandes posibilidades de desarrollo. Esto quiere decir que es posible llevándola a mayores escalas, para acompañar el nivel de interés suscitado en el mercado internacional.

Además, la cría de camélidos favorece el desarrollo de las economías locales. Por ejemplo, permite la creación de nuevos espacios para los jóvenes de las comunidades andinas, evitando su migración hacia las ciudades. En consecuencia, la cría y producción brinda un valor agregado local a sus riquezas naturales y culturales originarias.  De hecho les permite mantener sus tradiciones culturales y procedimientos ancestrales, poder permanecer en su tierra de origen y mejorar su calidad de vida notablemente.

Hablando en términos generales hay poco conocimiento a nivel mundial y baja difusión de los camélidos en los mercados internacionales entre los consumidores medio y alto poder adquisitivo – sobre todo de los camélidos salvajes de América del Sur: la vicuña, Vicugna vicugna, y el guanaco, Lama guanico. La utilización sustentable de la vicuña y guanaco, como otros camélidos, junto a una participación bien definida de las comunidades locales, suplementaria en gran medida la economía de los pueblos andinos permitiéndoles transformar la fibra de vicuña en tejidos de la mejor calidad mundial.

Guanaco: Este ungulado silvestre de América del Sur se  encuentra en una muy amplia distribución  geográfica. El guanaco vive en el noroeste de Perú, en el oeste y el sur de Bolivia, el noroeste de  Paraguay, y en los Andes de Chile y Argentina  hacia el este hasta la costa atlántica y el sur de la  isla de Tierra del Fuego y Navarino. Así como la  vicuña, el guanaco da una fibra única y rara. Su  brillo y suavidad especial son de la más alta  calidad, permitiendo a las prendas tener una belleza  sofisticada, finura, delicadeza, manteniendo el  encanto único de la naturaleza.

Vicuña: Este miembro más pequeño de la familia de los  camélidos vive en la Puna y en los ecosistemas alto  andinos de Perú, Bolivia, Argentina y Chile. La fibra increíblemente suave y lujosa de la vicuña  que ofrece los colores naturales que van desde el  dorado hasta el leonado profundo, ha hecho de esta  criatura uno de las más codiciados tesoros desde  los tiempos antiguos. Las prendas creadas a partir  de esta fibra son de inigualable belleza y suavidad.

Finalmente, los productores de las fibras naturales, fabricantes y la industria textil deben ser conscientes de este hecho. Ellos deben responder a las oportunidades que ofrece la creciente demanda de algodón orgánico y lana, de tejidos reciclables y biodegradables, y de prácticas del “comercio justo” que ofrecen precios más altos a los productores y protege a los trabajadores de la industria textil.

Anaïs Devillers en EXPOARTESANO 2017 LA MEMORIA

“Cada historia detrás es la que los lleva adelante”.

Esa es la inspiración para la octava edición de Expoartesano La Memoria 2017 que tomó lugar en la Plaza Mayor de Medellín en Colombia del 17 al 23 de abril.SAMSUNG CAMERA PICTURES

Foto: Anaïs Devillers

Toda la semana se pudo ver cientos de artesanías que narran historias y tradiciones de los pueblos del Caribe, el Pacífico, el Centro, el Eje Cafetero y los Llanos Orientales.

400 artesanos de 26 departamentos de Colombia incluyendo la representación de 19 etnias indígenas de todas las zonas de la nación formaron parte de esta nueva edición de Expoartesano La Memoria. Artesanos indígenas, los tradicionales y los contemporáneos representantes de las cinco regiones del país que tienen todas unas historias que contar, un oficio que rescatar y un recuerdo que evocar.SAMSUNG CAMERA PICTURES

Foto: Anaïs Devillers

Expoartesano brinda la oportunidad a artesanos colombianos de comercializar directamente ante los 30.000 visitantes que recibe la feria convirtiendo a la feria en la vitrina comercial de artesanía más importante de Antioquia. Es una plataforma que se abre a la oferta artesanal nacional como una “expresión que rinde homenaje a la tradición creadora de nuestras comunidades y a la herencia cultural.

Para Ana María Fries, gerente general de Artesanías de Colombia, “elaborar una artesanía es un proceso de meditación, es tiempo en silencio que requiere de altos niveles de concentración. Es un momento donde todos los sentidos están conectados en el objeto, la tradición y la sabiduría”.

La asociación civil Hecho por Nosotros que trabaja activamente para brindar informaciones y herramientas de creación, de diseño, de emprendimiento a todos los actores del sector y que está en lucha constante para conservar y transmitir los saberes ancestrales de toda América latina, ha sido presente en esa feria, entrevistando a varios artesanos para dar a conocer sus trabajos y la iniciativa de esta feria que permite generar ingresos a los que perpetúan las tradiciones y el patrimonio cultural de cada nación.

Introducción Upcycling

foto nota nina upcycling

Upcycling textil es muy beneficial no solo para el medioambiente sino también del punto de vista económico. A través del Upcycling de ropa usada y sobras de telas de la producción de ropa, podemos evitar contaminación y ademas se evita un enorme desgaste de energía y agua que se necesita para crecer las fibras virgines, hilar los tejidos, teñirlos y coser la ropa.

Según un reporte del MIT del 2015, la industria de moda mundial produjo mas que 150 billones de prendas en el 2010. Según el mismo reporte están prediciendo para el 2015 una producción mundial de mas que 400 billones de metros cuadrados de tela por año. 1,5 billones de prendas están producidas para el mercado de Estados Unidos cada año. De esta enorme cantidad de ropa, los consumidores tiran 14 millones de toneladas al vertedero cada año, o 80 libras por persona. Los consumidores solamente reciclan un 15% de la ropa que se quieren deshacer. El 75% se va al vertedero donde los productos químicos usados para teñir y estampar la ropa, entran en la tierra y el agua subterráneo y así eventualmente llegaran estas toxinas a las vías acuáticas.

El EPA estima que si se reciclase toda la basura textil, seria el equivalente de sacar 7.3 milliones de coches y sus emisiones de carbon dióxido de las carreteras. Ademas cuesta a las ciudades en promedio $45 por tonelada de basura textil para el transporte al vertedero o al incinerador.

El reciclaje desafortunadamente tampoco es la solución ideal, porque del momento cuando donamos la ropa, las fundaciones muchas veces solamente pueden vender un 20%, algunas grandes fundaciones supuestamente tienen un porcentaje mas alto pero muchas veces no llega al 50%. El resto se manda a otros países y la peor calidad de ropa donada se manda a Africa. Como resultado, en el 2004 el 81% de ropa comprada en Uganda era segunda mano. Por esta razón, la industria textil ha casi desaparecido en muchos países de Africa desde los años 90.

Alrededor de 30% de la ropa donada se transforma en trapos de limpieza para la industria pero estos trapos terminaran en el vertedero en poco tiempo. Aproximadamente el 20% se procesa en fibras para convertirse en insolación para edificios. Si pensamos en toda la energía, recursos naturales y esfuerzo humano que se ha puesto en estas prendas, es un verdadero desperdicio que termine su vida como relleno y con un valor tanto menor. Solamente un 0.1% de toda la ropa esta reciclado como fibra nueva. Hoy en día aun hay que mezclar la fibra reciclada con fibra virgin porque sola seria demasiado débil.

En la producción de ropa quedan entre el 10% al 30% de sobras cuando se corta la tela, según “The Renewal Workshop” que esta desarrollando un software para utilizar estas sobras para crear un sistema de “zero waste” para la industria. Con el escenario mas optimista de 10%, el mundo crea 40 billones de metros cuadrados de tela de sobra o según el escenario mas pesimista de 30% serian 120 billones de tela que se tira cada año. Ellos hacen el argumento que si estas sobras podrían estar reutilizado en la producción en manera eficiente, el mundo podría producir 15 billones de prendas nuevas con estas sobras. Si logramos convertir las sobras en un recurso para la fabricas, ganamos todos: ellos económicamente y el medioambiente por las materias primas que se protegen.

Nuevas soluciones tecnológicas como este software y las innovaciones para avanzar el reciclaje de fibra tienen un enorme potential. En adelante, también vamos a presentar diseñadores quienes encontraron soluciones inteligentes y creativas para diseñar moda con residuos, o con ropa o telas desechadas. Ellos ponen enormes esfuerzos y mucha imaginación para convertir lo que se considerada desecho o basura en un nuevo producto de moda. Transforman ropa desechada a moda actual, telas de sobras se convierten en prendas reconstruidas o incluso residuos de plásticos forman la base para una nueva tela hilada artesanalmente. En la naturaleza no existe el concepto de basura. Estos diseñadores tampoco querían ver lo desecho como basura pero como un recurso que puede tener una nueva vida en la moda. Con su trabajo ayudan para reducir la huella ecológica, protegen recursos naturales, energía y ayudan a reducir basura.

Nina Dornheim – diseñadora, miembro de Hecho por Nosotros.

Black Friday y la Moda Rápida

Gabriella Vozza analiza la relación entre el Black Friday y la moda rápida a través de su costo financiero.

Compras en comercios durante el «Black Friday» de 2014
Compras en comercios durante el «Black Friday» de 2014

El Black Friday se ha vuelto casi tan popular como el Día de Acción de Gracias. Cada año, los minoristas abren sus puertas más temprano. Este año, Macy’s anunció que abrirá sus puertas a las 5p.m. durante el Día de Acción de Gracias – tal vez antes de que alguno se haya sentado a comer el pavo.

Los inversores en las empresas de prendas de vestir y de venta al por menor, están seguramente emocionados por este día y la aproximación de la temporada de vacaciones.  Sin embargo, hay una consideración que puede no estar teniendo en cuenta, pero que podría tener ramificaciones financieras para las empresas en las que están invirtiendo.

 ¿La moda rápida es siempre rentable?

El problema de la moda rápida y los grandes ahorros, en días como el Black Friday, es que los problemas de sustentabilidad, en torno a la contratación de materias primas – muchas veces ignorados – podrían crear interrupciones en el suministro y dar lugar a mayores costos de materia prima en el tiempo.

Las preocupaciones relacionadas con el cambio climático, la escasez de agua, el uso de la tierra, la escasez de recursos y los conflictos en la cadena de suministro, están configurando la capacidad de la industria para obtener materiales como algodón, cuero, lana y metales preciosos.

La capacidad de las empresas para gestionar la escasez potencial de materiales, las interrupciones del suministro, la volatilidad de los precios y los riesgos de reputación se hace más difícil por el hecho de que obtienen materiales de regiones geográficamente diversas, generalmente a través de complejas cadenas de suministro que a menudo carecen de transparencia. Además, el tipo de riesgo que enfrentan los diferentes materiales puede requerir distintas soluciones.

Tome el algodón. Según el Instituto de Recursos Mundiales, el 57 por ciento del algodón se cultiva en áreas con niveles altos o extremadamente altos de estrés hídrico. Además, dado que se necesitan alrededor de 20.000 litros de agua para producir un kilogramo de algodón, el cultivo es susceptible a cambios en los patrones climáticos y las sequías, mientras que se contribuye a aumentar la escasez de agua.

Además, falta innovación para encontrar alternativas sustentables para estos materiales. En la actualidad, no existen técnicas de reciclado de textiles comercialmente viables para las fibras principales, utilizadas en prendas de vestir, lo que presenta un gran reto para un sistema de circuito cerrado.

Según el Instituto de Recursos Mundiales, el 57 por ciento del algodón se cultiva en áreas con niveles altos o extremadamente altos de estrés hídrico.

Soluciones empresariales

Las empresas de ropa entienden este riesgo, y algunas están tomando medidas para mejorarlo. En su FY2013 Form 10-K, Hanesbrands discutió su exposición con respecto a los precios cambiantes del algodón a través de un análisis de sensibilidad. La compañía concluyó que un aumento de $ 0.01 por libra en los precios del algodón influiría en el costo de ventas en $ 3 millones, a niveles de producción de 2013.

En septiembre, la Fundación H&M invirtió $ 6,5 millones en un fondo de asociación de cuatro años para investigar y desarrollar nuevas tecnologías de reciclaje de textiles, con el objetivo de reciclar tejidos mezclados en nuevos tejidos e hilados. Patagonia será la primera en utilizar la fibra Tencel en sus productos a principios de 2017. Tencel está hecha de residuos de algodón post-industrial y su producción produce un 95 por ciento menos de agua que la producción tradicional de algodón.

Sabemos que hay riesgos en la cadena de suministro de cada compañía, en las prendas de vestir basada en las materias primas que utilizan para fabricar sus productos. Lo que no sabemos es cuánto de cada materia prima usan las principales empresas de confección y cuáles son los riesgos asociados con cada material. Sabemos que hay riesgos en la cadena de suministro de cada compañía de prendas de vestir, basada en las materias primas que utilizan para fabricar sus productos.

Proteja sus ganancias

Para aquellos inversionistas que quieran involucrarse en las empresas y hacerles preguntas, tales como: ¿Qué riesgos pueden asociarse con los materiales dependientes que requiere la empresa? ¿Cómo la empresa innova para mitigar estos riesgos?

Para tomar mejores decisiones de inversión, los inversionistas deben considerar los factores ambientales, sociales y de gobernabilidad (como restricciones de recursos y de dónde las empresas están obteniendo sus materiales) además de los números de ventas tradicionales y las métricas de valoración.

Este Black Friday, lo invito a considerar estas preguntas y además, a comprometerse con las compañías en las que invierte, preguntando cómo están asegurando la sustentabilidad ambiental y financiera de su negocio.

La imagen muestra el estado actual de la divulgación de las materias primas por las mayores empresas de ropa, accesorios y calzado que cotizan en bolsa.

Nueve de las 10 principales empresas de este sector revelan este tema en sus informes financieros anuales, pero no es una divulgación efectiva porque no hay métricas cuantitativas comparables ni información específica sobre cada material. Se necesitan más detalles sobre cómo se gestionan sus materias primas.

analisis-sasb

Análisis SASB realizado entre mayo y agosto del 2016, utilizando los últimos documentos anuales de la SEC para las principales empresas, por ingresos, por industria SICS (máximo 10 empresas).

 Via: https://www.greenbiz.com/article/black-friday-fings-financial-costs-fast-fashion

Hecho X Nosotros en Festilana

Via @misioncucunuba
Via @misioncucunuba

Hecho x Nosotros está presente para la novena edición del festival Festilana, el 19 y 20 de noviembre, en Cucunubá (Municipio cerca de Bogotá). Ese festival busca preservar las técnicas y los saberes tradicionales colombianos a través de la tejeduría, de la venta de artesanías, de talleres y concursos.

Los extranjeros tanto como los locales podrán visibilizar el trabajo que por años se ha realizado con los artesanos de esta región para rescatar y conservar la tradición tejedora. El festival es un espacio en el cual se exhiben y se presentan actividades culturales típicas, directamente relacionadas con el oficio de la tejeduría y con la producción de su principal materia prima, la lana.

El uso y el conocimiento de materias primas tanto como la conservación y la transmisión de las técnicas textiles tradicionales son unos de los principios más que importante para poder hacer de la moda, una moda ética y responsable y respetuosa del medio ambiente. Vincular herramientas de comunicación y conocimiento para promover la sustentabilidad es el trabajo que lleva adelante HxN.

Anais Devillers, miembro activa de la ONG Hecho x Nosotros, estará presente a Festilana para entrevistar y conocer a los diseñadores y artesanos colombianos que estarán presentes. Es una joven diseñadora textil que se enamoró de los Andes y de las tradiciones textiles andinas durante un primer viaje a Perú en el 2012. Decidió ser un actor presencial de la cultura de los Andes, con la voluntad de comunicar sobre el arte textil andino y la riqueza de sus técnicas ancestrales que hay que conservar y transmitir. Vivió en Buenos Aires durante un año y allí hizo una primera colaboración con la ONG HxN y el Foro de Moda Ética capacitándose sobre la sustentabilidad y los principios de la moda ética. Aprovechó también para aprender nuevas técnicas de tejeduría precolombina, haciendo Fajas (cinturones tradicionales) y exhibiendo su trabajo y su visión de la creación textil en el museo de arte popular José Hernández de Buenos Aires junto a otras compañeras. Ahora está viviendo en Medellín, capital de la moda colombiana, trabajando como corresponsal junto a Monica Sandu, colaboradora importante y referente de la red de la ONG y del Foro de Moda Ética Latinoamérica.

Los diseñadores colombianos participando a Festilana 2016 son: María Luisa Ortiz, Juliana Hurtado, Julia de Rodríguez, Juan Pablo Socarrás y Diego Guarnizo.


Hecho x Nosotros will be present for the ninth edition of the festival Festilana, on November 19th and 20th, in Cucunubá (near Bogota).This festival seeks to preserve traditional Colombian techniques and knowledge through weaving, the sale of handicrafts, workshops and competitions.

Foreigners as well as locals will be able to see the work that for years has been done with the artisans of this region to rescue and preserve the tradition of weaving. The festival is a space in which typical cultural activities are exhibited and presented, directly related to the weaving business and the production of its main raw material, wool.

The use and knowledge of raw materials as well as the conservation and transmission of traditional textile techniques are one of the most important principles to be able to make fashion an ethical and responsible fashion and respectful of the environment. Linking communication and knowledge tools to promote sustainability is the work of HxN.

Anais Devillers, an active member of the NGO Hecho x Nosotros, will be present at Festilana to interview and meet the Colombian designers and artisans of this festival edition. She is a young textile designer who fell in love with the Andes and Andean textile traditions during a first trip to Peru in 2012. She decided to be an actor of the culture of the Andes, with the desire to communicate on Andean textile art and the richness of their ancestral techniques that must be preserved and transmitted. She lived in Buenos Aires for a year and there she made a first collaboration with the HxN NGO and the Ethical Fashion Forum, training on sustainability and the principles of ethical fashion. She also used to learn new techniques of pre-Columbian weaving, making Fajas (traditionalbelts) and exhibiting her work and her vision of textile creation in the folk art museum José Hernández of Buenos Aires with other companions. She is now living in Medellin, capital of Colombian fashion, working as a correspondent with Monica Sandu, an important collaborator and referent of the NGO network and the Ethical Fashion Forum Latin America.

The Colombian designers participating in Festilana 2016 are: María Luisa Ortiz, Juliana Hurtado, Julia de Rodríguez, Juan Pablo Socarrás y Diego Guarnizo.

El Futuro de la Moda es Circular

Mañana, 16 de noviembre, en la Universidad Anáhuac de la Ciudad de México, se estará llevando adelante la mesa de debate El Futuro de la Moda es Circular: Apropiación Contra Retribución.

Carmen Artigas

Entre las especialistas ponentes de la charla se encontrara una de las colaboradoras del Foro de Moda Ética Latinoamérica desde México, Carmen Artigas, consultora de la Iniciativa de EFI. También estarán presentes Marta Turok, especialista en textiles tradicionales y coordinadora del Centro de Estudios de Arte Popular Ruth D. Lechuga, Dulce Martínez de la Rosa, fundadora de la empresa social Fábrica Social y Fátima Álvarez representando a la fábrica social Flor de Mayo.

A partir de las nuevas tendencias ellas intercambiaran ideas sobre la apropiación cultural y la introducción al modelo de economía circular aplicado a la moda.

De pronto, lo étnico está de moda. ¿Pero qué ocurre en realidad cuando bordados, tejidos, dibujos, cortes son usados por empresas nacionales y trasnacionales que no dudan en reproducir como “diseño” lo que es patrimonio de comunidades indígenas y mestizas? ¿Y qué ocurre cuando esta apropiación pone en entredicho derechos culturales y económicos de los pueblos? ¿Es posible entrelazar ética y cultura con moda y mercado?

Para discutir este tema es que la Licenciatura en Lenguas Modernas y Gestión Cultural de la Universidad Anáhuac México Campus Norte ha invitado a estas especialistas y así poner este issue sobre la mesa.

QUÉ ES LA ECONOMÍA CIRCULAR?

La economía circular es un sistema que tiene el mismo fin que el actual: crear bienes de consumo; pero a la diferencia del sistema actual, está a favor de la utilización de materiales biodegradables (que llamamos materiales eco-friendly) para que después puedan volver a la naturaleza sin causar daños medioambientales con una nueva utilidad y un nuevo rol para jugar. Claro que algunos elementos no van a poder volver a la naturaleza: estos van a estar reincorporados al ciclo de producción de la manera la más sencilla posible y, si no es posible, se reciclará respetuosamente al medio ambiente.

Para saber mas sobre este tema visita nuestra nota Qué es el concepto de “economía circular”?

Hecho X Nosotros en “Cambiar La Moda Para El Clima”

Animaná y Hecho x Nosotros  estarán presentes en el próximo Cambiar La Moda Por El Clima.

CHANGER LE MODE POUR LE CLIMAT

« Cambiar la moda para el Clima » es el side-event organizado por Universal Love, en el marco de la COP 22 en Marruecos, a cargo del comité de directivo de la Cumbre del Clima, que tendrá lugar desde el 7 hasta el 18 de noviembre.

Contenido de « Cambiar la Moda Para El Clima »

El side-event se compondrá de dos momentos principales:

En primer lugar, se desarrollará la presentación « El reverso de mi look: ¿Qué impactos tiene mi ropa sobre el medioambiente? ». En ella se exhibirán los daños que los procesos productivos de la industria causan al medioambiente.

Al finalizar se procederá a la conferencia en la que marcas internacionales y diseñadores firmarán la « Carta de Compromiso de la Moda para el Clima » compuesta de los siguientes puntos:

1- Diseñar procurando la durabilidad y la posibilidad de reutilización

2- Utilización de materias primas locales, con bajo consumo de agua y pesticidas

3- Implementar procesos con bajo consumo de agua y energía, además de controles a las

emisiones al aire, suelo y agua.

4- Priorizar los medios de transporte que no generan emisiones de gases contribuyentes

al efecto invernadero (trasporte fluvial).

5- Informar a los consumidores acerca de los procedimientos de cuidado y

mantenimiento de las prendas, en pos de la lucha contra el cambio climático

(frecuencia y temperatura de lavado, modo de secado y productos de limpieza)

6- Trabajar para el desarrollo de canales de reciclaje y ofrecer prendas y textiles que den

la posibilidad de reutilizarse.

7- Promover innovaciones en la industria que permitan reducir el impacto

medioambiental devenido de la producción, el trasporte, distribución y consumo de

textiles y prendas de vestir

8- Compartir las mejores prácticas a nivel internacional

Estos 8 puntos ya fueron pre-firmados durante la COP 21 por las siguientes instituciones:

– UIT

– Federación de la malla y de la Lingerie

– Mme Ségolène Royal, Ministra francesa de la Ecología y del Desarrollo

Sustentable

– Alter Tex – http://altertex.fr/en/

– Grupo NOYON – http://www.noyon-dentelle.com

Celebramos las acciones que nos acerquen cada vez más a lograr una moda ética y justa.

¿Por qué la transparencia de la moda es importante en RSE?

Patagonia Fair Trade

Kate Larsen comparte un pequeño análisis sobre la importancia de la transparencia que deberían mantener las marcas para lograr efectivamente una moda ética y justa.

Una rápida lectura desde el punto de vista de uno de los líderes del equipo Women’s Right en Human Rights Watch sobre la necesidad de mayor transparencia en las iniciativas de Responsabilidad Social Empresaria (RSE) en la industria de la moda, como una de las herramientas para lograr #modaetica:

“Recientemente conocí tres mujeres trabajadoras en Camboya. Hasta un par de meses atrás habían trabajado para una fábrica que, contaban, producía para Gap, una de las grandes marcas del mercado. Cansadas de ser sistemáticamente forzadas a cumplir horas extra de trabajo, se organizaron para formar sindicato. La fábrica las despidió.

Una de ella, una mujer viuda que vivía con su madre anciana y su hijo, dijo que en ese momento quedó desbastada. Su hijo estaba enfermo y necesitaba tratamiento médico. Ella trató de pedir prestado el dinero, pero la gente se lo negaba. “Tú no tienes trabajo”, le decían, “¿Cómo me lo vas a devolver?”.

A su favor, Gap ha expresado un fuerte compromiso con los derechos de las trabajadores y ha ayudado a formar el programa “Intl Labour Organization’s Better Factories Cambodia”, una extensión del programa “Better Work”. Además, cuentan con un Código de Buena Conducta del Proveedor, respaldado por un equipo de funcionarios de cumplimiento social comprometidos, que al menos parecen responder a las quejas de derechos laborales. Pero, lamentablemente, también están entre las marcas que se han reservado una herramienta clave que mejoraría la debida diligencia en primer lugar: publicar su lisa de fábricas con las que trabajan.

Las listas transparentes de proveedores ayudan a los trabajadores y a los defensores a alertar rápidamente a las marcas de los riesgos que están corriendo los derechos laborales. Además hacen más fácil a los trabajadores alertar cuando las fábricas subcontratan otras fábricas que no cuentan con la aprobación de la marca. Adidas, H&M, Levi’s, Marks and Spencer, Nike y Patagonia se encuentran entre las principales marcas en publicar su lista de proveedores.

Human Rights Watch se ha unido en llamar a marcas cómo Gap para que divulguen públicamente las fábricas que producen para ellos. Sin embargo, hasta ahora Gap se ha rehusado a hacerlo, por “razones competitivas”.

Gap tiene varios temas para ponerse al día – no solamente con eliminar estereotipos de género en sus publicidades, sino también cuando se trata de transparencia.

Via: https://www.linkedin.com/pulse/why-fashion-transparency-matters-csr-kate-larsen