Archivo de la etiqueta: consumidor responsable

Pasos hacia la sustentabilidad

Los integrantes de ZDHC se comprometieron a grandes cambios para el 2020
Los integrantes de ZDHC se comprometieron a grandes cambios para el 2020

Cuatro nuevas marcas de la industria se afilian a la iniciativa de ZDHC.

Dos proveedores de materiales, una firma de tecnología gratuita y un fabricante de químicos y recubrimientos se han convertido en los últimos afiliados del grupo Zero Discharge of Hazardous Chemicals (ZDHC).

El grupo ZDHC se compone de marcas líderes a nivel mundial de ropa y calzado incluyendo Adidas Group, Grupo Benetton, C & A, Gap Inc. H & M, Inditex, Levi Strauss & Co. M & S, Nike Inc y PVH Corp. y está trabajando para dirigir la industria hacia la meta de reducir a cero el vertido de productos químicos nocivos, para el año 2020 .

Las últimas empresas afiliadas son: la empresa de gestión de datos y soluciones tecnológicas  ADEC Innovations; la proveedora china de cuero sinténtico Lanzhou Ketian New Materials Co; los fabricantes de cuero inspirados en el deporte PrimeAsia Leather Corp; y M Holdings, que produce productos químicos para trabajar el cuero y revestimientos de alto rendimiento.

“Establecer normas, la aplicación colaborativa y el compromiso de la industria  son  la clave para impulsar el éxito del programa hacia adelante.”, dice el director ejecutivo de ZDHC, Frank Michel. “Estamos entusiasmados con ver un creciente apoyo a nuestro trabajo ya que una marca o un proveedor por si solo no podría lograrlo”.

Un componente clave del “Programa ZDHC” es su Lista de Sustancias Restingidas (Manufacturing Restricted Substances List – MRSL) que restringe el uso de sustancias químicas peligrosas que se utilizan en todo el proceso de fabricación.

Stahl Holdings dijo: “Como pioneros de la sostenibilidad creemos que es nuestra responsabilidad para reducir el impacto medioambiental. Es por ello que nos hemos comprometido firmemente a eliminar estas sustancias de nuestras gamas de productos para la ropa y el calzado. Por lo tanto le podemos dar la bienvenida a la actualizada  ZDHC MRSL Versión 1.1”.

El “Programa ZDHC” comenzó en 2011 con seis marcas líderes y ahora consta de 22 marcas firmantes. Once afiliadas y cuatro asociados.

En la “ZDHC-CNTAC Conference on Hazardous Chemical Control & Sustainable Manufacturing” del próximo mes en Shanghai, ZDHC le dará a los participantes la oportunidad de probar el nuevo “Chemical Gateway”, un portal en línea para ayudar a firmas seleccionar productos químicos textiles compatibles.

Vía: http://www.just-style.com/news/four-more-value-chain-affiliates-join-zdhc-initiative_id129018.aspx

15 principios de la moda circular

 

Jan 'n June
Imagen vía Jan ‘n June

El concepto “moda circular” se basa en los principios de la economía circular y el desarrollo sostenible, y se refiere a la industria de la moda en un sentido amplio.

“El termino “moda circular” se puede definir como la ropa, zapatos o accesorios que están diseñados, producidos, usados y manipulados con la intención de que puedan circular en la sociedad el mayor tiempo posible. En primer lugar como productos completos y en segundo lugar como posibles materiales para ser reutilizados.” Anna Brismar, 2016.

Quince principios claves se definen aquí con el objetivo de promover y apoyar una industria textil y de indumentaria más sustentable, incluyendo moda, sportwear y complementos para actividades outdoor.

Estos son:

  • Principio 1: Diseñar con un propósito
  • Principio 2: Diseñar para que perdure en el tiempo
  • Principio 3: Diseñar pensando en clave biodegradable
  • Principio 4: Diseñar para el reciclaje
  • Principio 5: Materias primas y producción local
  • Principio 6: Materias primas y producción sin productos tóxicos
  • Principio 7: Fuentes y producción eficiente
  • Principio 8: Trabajar con elementos renovables
  • Principio 9: Producir y trabajar con criterio ético
  • Principio 10: Proporcionar un servicio de larga durabilidad
  • Principio 11: Reutilizar y reciclar los sobrantes
  • Principio 12: Colaborar correcta y ampliamente

Los doce principios anteriores se definen desde el punto de vista del productor. Uno de ellas es muy importante también desde una perspectiva del consumidor, que es el principio 11 (Reutilizar y reciclar los sobrantes). Sin embargo, desde la perspectiva del consumidor, tres principios adicionales también deben agregarse:

  • Principio 13: Usar, lavar y reparar con cuidado
  • Principio 14: Considerar el intercambio, ferias vintage o locales de segunda mano en lugar de comprar artículos completamente nuevos
  • Principio 15: Comprar pensando en calidad y no en cantidad

Vernos bien y sentirnos bien no tienen por qué ser opuestos al aplicar estos quince principios a nuestras actividades de producción y hábitos de consumo.

Fuente: http://circularfashion.com/circular-fashion-definition/

El costo medioambiental del modelo Fast-Fashion

 

(Reuters/Christian Charisius)
(Reuters/Christian Charisius)

Christy Gren no describe el panorama que deja el modelo en el cual el proceso productivo de `Fast-Fashion´ esta paga un costo medioambiental verdaderamente alto, con toneladas de ropa que terminan en cestos de basura, incineradas o vertederos. Este modelo se basa en la ropa que es procesada para tenerla en el mercado lo antes posible.

La reciente estrategia sustentable de H&M

Una pila de prendas discontinuadas que alcanzaba el techo fue exhibida a los visitantes que entraron al local de la marca H&M en Nueva York el último abril. Este fue el lanzamiento de la línea “Conscious Collection” de la marca. La actriz Olivia Wilde fue la presentadora y las modelos desfilaron con los vestidos de la colección. H&M además anuncio que comenzó a aceptar donaciones de prendas de sus clientes para poder reciclarlos y crear nuevas fibras para utilizar en nuevas prendas. El objetivo principal era que los clientes se concientizaran y reciclaran su ropa, a cambio H&M entregaría vouchers para usar en sus tiendas.

Sin embargo, solamente el 0.1 porciento de toda la ropa de donaciones y programas de reciclaje son efectivamente recicladas. El gerente de Desarrollo Sustentable de la marca, Henrik Lampa, admitió esto. El Newsweek descubrió que, de hecho, este tipo de agendas no ayudan para nada. Últimamente mucha más ropa desechada es descartada en vertederos de basura.

Informes, investigaciones y encuestas

Según la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos, el 84% del excedente de ropa termina en tierras de desecho. Fast-Fashion es la segunda industria que produce más desechos, después del petróleo. Desde el 2011, Greenpeace ha estado desarrollando campañas desintoxicantes para incentivar a las marcas de ropa a que interrumpan el uso de productos químicos peligrosos en los procesos de producción de la ropa.

El problema se intensificó aun más por la velocidad de rotación de las tendencias. La moda rápida (fast-fashion), debido a su rápida generación de grandes cantidades de mercancía, busca renovar continuamente las tendencias para promover las ventas. Esto finalmente conducirá a que las compras más recientes queden fuera de moda más rápidamente que antes. Por lo tanto, una pila infinita de ropa en la basura.

Fibras naturales como la seda, el lino, el algodón y fibras semi sintéticas tienen un proceso de descomposición similar al de la comida, produciendo metano como desecho. Sin embargo, es prácticamente imposible generar compost de estos textiles.

Ademas, Jason Kibbey, CEO de Sustainable Apparel Coalition explica que estas fibras atraviesan procesos que los “desnaturalizan” en el camino a transformarse en una prenda. Otras fibras como el acrílico, el nylon y el polyester tienen base de petróleo. Esto significa que puede llegar a tardar cientos de años en descomponerse por completo.

A pesar de estos incomodos hechos, los americanos están descuidadamente tirando a la basura más ropa que nunca. En menos de 20 años, la cantidad de ropa que se tiraba en América anualmente ha sido duplicada. La Agencia de Protección Medioambiental estima que enviar los textiles tóxicos a programas de reciclaje, equivaldría a quitar de las rutas 7 millones de autos y sus eliminaciones de dióxido de carbono.

En las noticias

De acuerdo a la Consejería para Reciclado de Textil, tiendas benéficas sólo venden al por mayor el 20% de lo que venden al por menor. Cuando las prendas no se venden en las tiendas u on-line, aparece la necesidad de hacer algo con ella, resalta Michael Meyer, vicepresidente de “Donated Geroods Retail” y marketing de “Goodwill Industries National”. Por lo tanto, Goodwill e instituciones similares embalan la ropa sobrante y la vende a recicladoras de textil. Esta situación tiende a irritar a la gente que piensa que las tiendas benéficas y tiendas de segunda mano tiene la obligación de regalarle ropa a los pobres. Un titular de Fashionista de principios de este año fue “¿Qué ocurre realmente a sus donaciones de ropa”, así dio a entender que no todos van hacia una buena causa.

A la gente le gusta sentir que esta haciendo algo bueno. Sin embargo, la tragedia es que en Estados Unidos no existen personas privadas a la misma escala de lo que se produce.

Si uno dona ropa en el área de la ciudad de Nueva York, y las prendas se venderán en una tienda de segunda mano, probablemente terminen en Trans-America Trading Co. El modelo de moda rápida genera un alto costo medioambiental no exactamente con lo que pasa cuando la ropa termina en la basura que va al suelo. Hay una gran cantidad de desecho de recursos en el proceso de manofactura textil. Esto es cuanto menos desbastador para el planeta.

Cadenas dedicadas a la moda rápida, como H&M, Nike y Zara, entre otras, no quieren que sus clientes dejen de comprar sus productos. Sin embargo, no quieren abandonar las practicas del modelo de negocio “Fast-Fashion”.

Un rayo de esperanza

Una declaración en la revista Vogue de Marie-Claire Daveu de la compañía global de lujo Kering afirma que el ‘Santo Grial’ para la sostenibilidad en la moda es el abastecimiento de “bucle cerrado”. Kering propietaria de marcas como Gucci, Alexander McQueen, Saint Laurent y Stella McCartney.

En una tecnología de “bucle cerrado”, un producto se recicla hasta transformarlo en el mismo producto. Esta es una perspectiva tentadora para los defensores de la sostenibilidad, ya que fundamentalmente imita el proceso natural de la vida. De todas maneras esta técnica estará disponible dentro de 10 a 15 años aproximadamente. Sin embargo, será mucho mas fácil de realizar, y mas viable comercialmente, con textiles como el nylon y el elastano.

Un evento realmente positivo se dio en Mayo, cuando la marca de jeans Levi´s lanzo un prototipo de jean en afiliación con el proyecto tecnológico “Evrnu”. Este prototipo fue hecho con una combinación de algodón virgen y algodón reciclado de viejas remeras.

El veredicto

Hay una conciencia de urgencia extraordinaria en los esfuerzos que demanda cerrar el bucle, creando un nuevo mercado a partir de la ropa vieja. En 2015, el mercado de los textiles se segunda mano se derrumbó, dejando todo este sistema al borde de la desintegración.

Fiesta Nacional e Internacional del Poncho

La Fiesta del poncho de Catamarca acerca en cada edición la mirada asombrada de los visitantes a la muestra, conmovidos por la diversidad y la belleza de las artesanías locales, nacionales e internacionales.


 

13709881_10154325823217920_2891194547163031426_n

Este año se celebra la 46ª edición de la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho de Catamarca, la mayor fiesta de los catamarqueños, que convoca todos los años a artesanos, productores y emprendedores de Catamarca, Argentina y el mundo a exponer sus cualidades y productos. La fiesta empezó el pasado jueves 14 de julio y se celebrará hasta el domingo 24 de julio.

 “Un evento que pone en escena la cultura, entendida como la celebración de un pueblo que enriquece el patrimonio cultural.”

“Las fiestas son las manifestaciones más remotas que pueden conocerse en cualquier cultura vigente. Representaciones complejas como la vestimenta, las artesanías, las danzas y la comida están plasmadas dentro de una fiesta y hacen a la idiosincrasia de un pueblo.”

Se celebra la reivindicación de una prenda tan singular y representativa de Catamarca a nivel nacional e internacional.  Un poncho utilizado por nuestros ancestros, y uno de los tejidos más hermosos y finos es el poncho de vicuña.

En el contexto de las principales características de la fiesta, se destaca la muestra artesanal que cuenta con la presencia de artesanos de todo el país que ofrecen sus trabajos con una calidad y diseño único.

Estuvimos compartiendo con algunos de los artesanos, aqui les dejamos algunas fotos de sus artesanías.

 

DSC03272

Artesasanías es asta y metal

DSC03192

Artesana de Entre Ríos

DSC03224

Tejido de lana de vicuña

DSC03258

Cerámica esmaltada hecha en torno para uso cotidiano

DSC03306

Tejido y bordado artesanal

DSC03188

¿Qué cosas necesitas saber sobre tu ropa? Y por qué deberías preocuparte

usada

Nota escrita por Shannon Whitehead


 

La semana pasada, recibí este comentario en una de mis notas:

“Quiero saber más sobre lo que vos sabes. Soy un consumidor consciente cuando se trata de la comida pero nunca pensé cómo mis hábitos de consumo de moda podrían ir en contra de mi filosofía sustentable.”

Me inspiró a volver a lo básico ya que el movimiento de moda sustentable es  nuevo para muchos consumidores. Para aquellos que se están preguntando cómo pueden preocuparse por lo que hay en su ropero, acá les comparto información valiosa para que comiencen a cuestionar sus hábitos de consumo.
1. Hay químicos en toda tu ropa. Y son cancerígenos.

Mientras el movimiento de slow food nos está atrapando y los consumidores están cada vez más conscientes en lo que comen, no pensamos que pasa lo mismo con la ropa. No sabemos que los pesticidas e insecticidas en nuestra ropa están dañando también nuestra salud. La piel en nuestro cuerpo es el órgano más grande y absorbe instintivamente todo lo que le pongamos encima – químicos de la ropa incluidos.
2. Hay entre 27-30 millones de esclavos en el mundo. Sí esclavos.

¿Alguna vez te preguntaste por qué compañías como H&M y Forever 21 pueden vender remeras a 5 dólares?. Hay personas en países como Uzbekistan, Cambodia, Bangladesh e India que están forzadas a trabajar en contra de su voluntad. Recolectan algodón o tiñen cuero y no les están pagando por hacer tu ropa. Están literalmente esclavos a un estilo de vida que no tiene escapatoria. Los trabajadores de fábricas pagos son probablemente quienes ustedes piensan como trabajadores “explotados” (sweatshops)  que probablemente están ganando menos que un salario básico. Esto quiere decir que no pueden acceder al alimento o refugio por ellos mismos y dejan solas a sus familias.

3. Las grandes marcas de ropa son un gran problema.

El negocio del shopping y la ignorancia de los consumidores está relacionada con la gente que hace nuestra ropa. Como queremos comprar una remera por menos de 20 dólares, las empresas minoristas están forzadas a encontrar formas de bajar los costos y competir en un mercado altamente saturado. Esto generalmente requiere un abaratamiento de costos como por ejemplo, fabricando en el extranjero. En Noviembre, H&M anunció públicamente los planes para entregar “un salario básico” a más de 850.000 trabajadores textiles en 2018. Suena como un gesto noble, pero genera curiosidad de porqué la marca de ropa más grande no les estaba pagando a sus trabajadores el salario que se merecían en un primer lugar. En los últimos años H&M fue acusada de promover condiciones inseguras y desfavorables, desnutrición y pobreza en sus trabajadores.
4. Nuestra ropa vieja  -malas costumbres de deshacernos de la ropa- está arruinando la economía Africana.

Mientras la reventa de ropa usada suena ético, es la enorme cantidad de donaciones el mayor problema. Salvation Army, Goodwill reciben más ropa donada que lo que realmente pueden revender. Entonces ¿qué pasa con el exceso? La mayoría de la ropa donada se vende a los comerciantes de ropa de segunda mano, quienes la revenden, generalmente fuera del país donde fue originalmente donada. En Africa, dónde un tercio de toda la ropa donada globalmente es vendida, la industria textil y su fabricación se ven comprometidas.
5. Pueden pasar décadas hasta que tu ropa se descomponga.

La industria del fast fashion pasó de cuatro estaciones a 52 “micro estaciones” para empujar nuevas tendencias y alentar el consumismo. Las empresas minoristas le hacen la vida más fácil a los consumidores; comprar un vestido barato, usarlo una vez y nunca más. Nosotros nunca pensamos a dónde va nuestra ropa después de que nos deshicimos de ella. Nylon, polyester y otros materiales sintéticos son plásticos esenciales que van a estar entre nosotros más que nosotros mismos.

 

6. No es un caso perdido.

Los consumidores tienen el poder de comprar. Todos tenemos la habilidad de cambiar la industria eligiendo qué compañías merecen nuestros dólares. Solo es cuestión de educarnos y ajustar nuestro estilo de vida de manera que no requiera de un consumo excesivo de ropa desechable. Educarnos puede ser tan simple como seguir algunos blogs de moda ética. Seguramente aprendas algo durante el día sólo leyendo los titulares de algunas notas. Algunos de mis favoritos son Ecouterre, EcoSalon & Ethical Fashion Forum.