Archivo de la etiqueta: moda etica

¿Por qué la transparencia de la moda es importante en RSE?

Patagonia Fair Trade

Kate Larsen comparte un pequeño análisis sobre la importancia de la transparencia que deberían mantener las marcas para lograr efectivamente una moda ética y justa.

Una rápida lectura desde el punto de vista de uno de los líderes del equipo Women’s Right en Human Rights Watch sobre la necesidad de mayor transparencia en las iniciativas de Responsabilidad Social Empresaria (RSE) en la industria de la moda, como una de las herramientas para lograr #modaetica:

“Recientemente conocí tres mujeres trabajadoras en Camboya. Hasta un par de meses atrás habían trabajado para una fábrica que, contaban, producía para Gap, una de las grandes marcas del mercado. Cansadas de ser sistemáticamente forzadas a cumplir horas extra de trabajo, se organizaron para formar sindicato. La fábrica las despidió.

Una de ella, una mujer viuda que vivía con su madre anciana y su hijo, dijo que en ese momento quedó desbastada. Su hijo estaba enfermo y necesitaba tratamiento médico. Ella trató de pedir prestado el dinero, pero la gente se lo negaba. “Tú no tienes trabajo”, le decían, “¿Cómo me lo vas a devolver?”.

A su favor, Gap ha expresado un fuerte compromiso con los derechos de las trabajadores y ha ayudado a formar el programa “Intl Labour Organization’s Better Factories Cambodia”, una extensión del programa “Better Work”. Además, cuentan con un Código de Buena Conducta del Proveedor, respaldado por un equipo de funcionarios de cumplimiento social comprometidos, que al menos parecen responder a las quejas de derechos laborales. Pero, lamentablemente, también están entre las marcas que se han reservado una herramienta clave que mejoraría la debida diligencia en primer lugar: publicar su lisa de fábricas con las que trabajan.

Las listas transparentes de proveedores ayudan a los trabajadores y a los defensores a alertar rápidamente a las marcas de los riesgos que están corriendo los derechos laborales. Además hacen más fácil a los trabajadores alertar cuando las fábricas subcontratan otras fábricas que no cuentan con la aprobación de la marca. Adidas, H&M, Levi’s, Marks and Spencer, Nike y Patagonia se encuentran entre las principales marcas en publicar su lista de proveedores.

Human Rights Watch se ha unido en llamar a marcas cómo Gap para que divulguen públicamente las fábricas que producen para ellos. Sin embargo, hasta ahora Gap se ha rehusado a hacerlo, por “razones competitivas”.

Gap tiene varios temas para ponerse al día – no solamente con eliminar estereotipos de género en sus publicidades, sino también cuando se trata de transparencia.

Via: https://www.linkedin.com/pulse/why-fashion-transparency-matters-csr-kate-larsen

Crece el compromiso de la industria textil con el Bienestar Animal

El mes pasado Textile Exchange emitió el siguiente comunicado, mostrando el compromiso de las marcas textiles por aprovisionarse de lanas certificadas por el Estándar de Lana Responsable (RWS). Aquí lo compartimos con ustedes.

Bienestar Animal
Bienestar Animal

El Compromiso de las Marcas y de los Proveedores Crece

LUBBOCK, Texas, USA – Septiembre 28, 2016 –

Textile Exchange anuncia un amplio compromiso de toda la industria textil  al Estándar de Lana Responsable (RWS). El Estándar de Lana Responsable es un estándar global voluntario que se enfoca en el bienestar de los ovinos y la tierra donde pastorean. Quince marcas ya han hecho compromisos al Estándar de Lana Responsable incluyendo H&M, Marks & Spencer, William-Sonoma, Inc., Patagonia, Eddie Bauer, REI, Eileen Fisher, Tchibo, Varner, Vaude, Coyuchi, Mountain Equipment Co-op, Deckers, Kathmandu, y Knowledge Cotton Apparel.

  • “H&M se compromete al uso de lana RWS y tiene la meta de que en el futuro sólo se aprovisiona de lana certificada RWS para nuestros productos.” – Madelene Ericsson, H&M
  • “Eddie Bauer está comprometido con el RWS, y comenzará el cambio de su base de materia prima a fibra certificada RWS en el 2017, con la meta de ser 100% certificado apenas nuestra cadena de aprovisionamiento nos pueda proveer fibra RWS en todas las categorías.” – Damien Huang, Eddie Bauer
  • “Tomamos el cuidado de expertos para asegurar que todo lo que lleve la etiqueta de Coyuchi sea producido y procesado a los mas estrictos estándares ambientales y en condiciones seguras y humanitarias, desde el campo a la fábrica a la casa; por lo tanto estamos encarando la adopción lana RWS en nuestra cadena de aprovisionamiento para otoño 2017.” – Jesse Montano, Coyuchi
  • “RWS es un componente clave del enfoque que tiene Patagonia para aprovisionarse de lana, y estamos orgullosos de haber cumplido un rol significativo junto a Textile Exchange en su desarrollo como así también lo hicieron otros comprometidos colaboradores.” – Nick Allen, Patagonia
  • “Nosotros apoyamos el trabajo de Textile Exchange para establecer un  Estándar de Lana Responsable. Miramos para adelante con el foco de desarrollar nuestras metas de adopción una vez que la cadena de aprovisionamiento esté desarrollada adecuadamente.” – Anne Marie Ragland, prAna
Diez compañías más han expresado su apoyo al estándar y están trabajando en su implementación. Estos incluyen a: LL Bean, Arc’teryx, Indigenous Designs, Nau y Point6.

Hay muchos proveedores de lana que han expresado su compromiso con el Estándar de Lana Responsable. Rambler’s Way, Imperial Stock Ranch, New Merino Australia, Ovis 21, Chargeurs, ABMT Textiles, Lanas Trinidad y Lemprière. Muchos otros proveedores han participado en eventos de entrenamiento global con el foco en armar una cadena de aprovisionamiento de lanas RWS.

El RWS ha sido auditado en auditorías piloto, calibrado y aplicado en predios laneros de distinto tamaño, región geográfica y países incluyendo Australia, Nueva Zelanda, USA, Argentina, China, Reino Unido y Sudáfrica.

En un importante paso para integrar al RWS en modelos negocios existentes, el RWS ha sido registrado como Sistema de Aseguramiento de Calidad por AWEX (Australian Wool Exchange) en sus sistema de remates. Este paso permitirá que productores y brokers de lana en Australia puedan registrar sus lotes de lana cómo Certificado RWS. y aparecerá en el catálogo de remates cómo “RWS” así los compradores de lana pueden identificar fácilmente lana RWS en el sistema de remates Australiano. Los Certificados emitidos por los Entes Certificadores serán requeridos para verificar la certificación.

Estamos orgullosos de anunciar que el primer Certificado de alcance RWS será emitido a Tchibo por Control Union para el fin de Octubre. Puede que sea unos meses antes de que haya lana certificada RWS disponible, pero una vez que esté disponible, le va a permitir a Tchibo a integrar de forma continua el material certificado cuando esté disponible.

Acerca del Estándar de Lana Responsable (RWS)

El RWS abarca prácticas de bienestar animal y de manejo de tierras en la producción lanera en todo el mundo. El Estándar se lanzo en Junio 2016 después de dos años de desarrollo con un numeroso Grupo de Trabajo Internacional compuesto por grupos de productores, grupos de bienestar animal, proveedores, marcas y otros grupos de interés.

Acerca de Textile Exchange  

Textile Exchange (TE), fue fundada en 2002, y es una organización global sin fines de lucro que trabaja con todos los sectores de la cadena textil para encontrar las mejores maneras de minimizar y hasta revertir los efectos negativos sobre las personas, el aire, agua, animales y el suelo creados por una industria de 1,7 trillones de dolares. TE logra esto proveyendo conocimiento y herramientas que esta industria necesita para hacer mejoras significativas en tres áreas centrales Fibras y Materiales, Estándares e Integridad, y Cadena de Aprovisionamiento. TE desarrollo y mantiene un número importante de estándares de la industria, incluyendo el Responsible Down Standard, el Organic Content Standard, el Recycled Claim Standard y el Global Recycled Standard.

Una organización realmente global, TE tiene su base en Estados Unidos con Empleados y Embajadores en once paises.

Información facilitada por Ovis 21

La moda ética revoluciona

Adriana Marina

A tres meses del Fashion Revolution, desde el Foro de Moda Ética Latinoamérica queremos seguir apoyando la revolución en la moda y seguir preguntándonos quién hizo mi ropa.


 

Pasaron tres meses del “Fashion Revolution” conmemorando el 24 de abril de 2013, dónde 1.134 personas murieron y unas 2.500 resultaron heridas cuando el complejo Rana Plaza que alojaba una gran fábrica de ropa se derrumbó en Dacca, Bangladesh.

Esta tragedia inspiró a diseñadores ingleses Carry Somers y Órsola de Castro para fundar  “Fashion Revolution”. – Porque 1.134 personas son demasiadas par no exigir un cambio, expresaron-.

Desde el año 2014, cada 24 de abril se conmemora como “Día de la revolución de moda” para concientizar sobre la necesidad de cambiar el modelo de negocio de la moda actual por uno más sostenible y respetuoso de los derechos humanos, de los trabajadores y del medio ambiente. 80 países participaron con acciones en la calle, charlas y seminarios de reflexión.

Y vamos a seguir preguntándonos: ¿Quién hizo mi ropa?

Una de las actividades de la Fashion Revolution week, fue una campaña llevada a cabo en la redes sociales para hacer visible el problema de la fast fashion, preguntando a las marcas, ¿Quién hizo mi ropa? mediante una selfie mostrando la ropa del revés,  para que se vea la marca de la etiqueta y así poder agradecer a los trabajadores que la hicieron Por todo su trabajo y esfuerzo. Utilizando el hashtag #WhoMadeMyClothes #QuienHizoMiRopa.

Este es el enfoque de la Fashion Revolution para los próximos cinco años. Esta simple pregunta hace que la gente piense de manera diferente sobre lo que llevan puesto. Tenemos que saber que las voces, preguntas y hábitos de los consumidores tienen el poder de cambiar nuestra realidad. La revolución de la moda tiene el poder de impulsar a la industria de la moda a ser más transparente. Grandes organizaciones internacionales como EFF Ethical Fashion Forum, -una ONG que fomenta la sustentabilidad ambiental y social dentro de la industria de la moda-,  acompañaron al Fashion Revolution

La situación hoy

Las marcas ni siquiera saben quién hace su ropa.

El fenómeno del fast fashion

¿Por qué necesitamos transparencia?

La falta de transparencia cuesta vidas. Es imposible que las empresas sean seguras, que se respeten los derechos humanos y que las prácticas ambientales sean sólidas si se desconoce dónde se fabrican los productos. Es por eso que la transparencia resulta esencial. Transparencia significa que las empresas sepan quién hace su ropa – al menos cuando se cosen como un primer paso – y puedan comunicar esto a sus clientes, accionistas y empleados. Porque los consumidores queremos saber que nuestra ropa no es producto de explotación.

Esto es lo que la revolución de la moda está pidiendo.

Como referente del movimiento en la Argentina desde 2014, Roi Benítez, fundadora de la empresa social La Costurera, asegura:

“Se trata de tener un gran impacto un día al año. Necesitamos poder hablar por las personas más vulnerables de los procesos de trabajo de la industria. Fashion Revolution es un movimiento, no tiene que ser un día al año, sino que se tiene que vivir cada día, en cada momento que nos vestimos”.

Dentro de los seminarios que se llevaron a cabo durante el Fashion Revolucion, Adriana Marina, fundadora de la ONG Hecho X Nosotros, que lleva el programa de educación “Foro de Moda Ética Latinoamérica ” y de la marca animaná, formo parte del panel de oradores, donde remarco el papel de los consumidores responsables para el cambio en la industria, exigir saber que hay tras la etiqueta, así como mesas de dialogo entre industria, empresas, talleres, gobiernos para crear programas de buenas prácticas en el mediano plazo.

 

¿Qué cosas necesitas saber sobre tu ropa? Y por qué deberías preocuparte

usada

Nota escrita por Shannon Whitehead


 

La semana pasada, recibí este comentario en una de mis notas:

“Quiero saber más sobre lo que vos sabes. Soy un consumidor consciente cuando se trata de la comida pero nunca pensé cómo mis hábitos de consumo de moda podrían ir en contra de mi filosofía sustentable.”

Me inspiró a volver a lo básico ya que el movimiento de moda sustentable es  nuevo para muchos consumidores. Para aquellos que se están preguntando cómo pueden preocuparse por lo que hay en su ropero, acá les comparto información valiosa para que comiencen a cuestionar sus hábitos de consumo.
1. Hay químicos en toda tu ropa. Y son cancerígenos.

Mientras el movimiento de slow food nos está atrapando y los consumidores están cada vez más conscientes en lo que comen, no pensamos que pasa lo mismo con la ropa. No sabemos que los pesticidas e insecticidas en nuestra ropa están dañando también nuestra salud. La piel en nuestro cuerpo es el órgano más grande y absorbe instintivamente todo lo que le pongamos encima – químicos de la ropa incluidos.
2. Hay entre 27-30 millones de esclavos en el mundo. Sí esclavos.

¿Alguna vez te preguntaste por qué compañías como H&M y Forever 21 pueden vender remeras a 5 dólares?. Hay personas en países como Uzbekistan, Cambodia, Bangladesh e India que están forzadas a trabajar en contra de su voluntad. Recolectan algodón o tiñen cuero y no les están pagando por hacer tu ropa. Están literalmente esclavos a un estilo de vida que no tiene escapatoria. Los trabajadores de fábricas pagos son probablemente quienes ustedes piensan como trabajadores “explotados” (sweatshops)  que probablemente están ganando menos que un salario básico. Esto quiere decir que no pueden acceder al alimento o refugio por ellos mismos y dejan solas a sus familias.

3. Las grandes marcas de ropa son un gran problema.

El negocio del shopping y la ignorancia de los consumidores está relacionada con la gente que hace nuestra ropa. Como queremos comprar una remera por menos de 20 dólares, las empresas minoristas están forzadas a encontrar formas de bajar los costos y competir en un mercado altamente saturado. Esto generalmente requiere un abaratamiento de costos como por ejemplo, fabricando en el extranjero. En Noviembre, H&M anunció públicamente los planes para entregar “un salario básico” a más de 850.000 trabajadores textiles en 2018. Suena como un gesto noble, pero genera curiosidad de porqué la marca de ropa más grande no les estaba pagando a sus trabajadores el salario que se merecían en un primer lugar. En los últimos años H&M fue acusada de promover condiciones inseguras y desfavorables, desnutrición y pobreza en sus trabajadores.
4. Nuestra ropa vieja  -malas costumbres de deshacernos de la ropa- está arruinando la economía Africana.

Mientras la reventa de ropa usada suena ético, es la enorme cantidad de donaciones el mayor problema. Salvation Army, Goodwill reciben más ropa donada que lo que realmente pueden revender. Entonces ¿qué pasa con el exceso? La mayoría de la ropa donada se vende a los comerciantes de ropa de segunda mano, quienes la revenden, generalmente fuera del país donde fue originalmente donada. En Africa, dónde un tercio de toda la ropa donada globalmente es vendida, la industria textil y su fabricación se ven comprometidas.
5. Pueden pasar décadas hasta que tu ropa se descomponga.

La industria del fast fashion pasó de cuatro estaciones a 52 “micro estaciones” para empujar nuevas tendencias y alentar el consumismo. Las empresas minoristas le hacen la vida más fácil a los consumidores; comprar un vestido barato, usarlo una vez y nunca más. Nosotros nunca pensamos a dónde va nuestra ropa después de que nos deshicimos de ella. Nylon, polyester y otros materiales sintéticos son plásticos esenciales que van a estar entre nosotros más que nosotros mismos.

 

6. No es un caso perdido.

Los consumidores tienen el poder de comprar. Todos tenemos la habilidad de cambiar la industria eligiendo qué compañías merecen nuestros dólares. Solo es cuestión de educarnos y ajustar nuestro estilo de vida de manera que no requiera de un consumo excesivo de ropa desechable. Educarnos puede ser tan simple como seguir algunos blogs de moda ética. Seguramente aprendas algo durante el día sólo leyendo los titulares de algunas notas. Algunos de mis favoritos son Ecouterre, EcoSalon & Ethical Fashion Forum.

 

¿Pueden las nuevas empresas amigables con el medio ambiente modificar los valores de la industria?

 

6-bcorp-43af9bbd5fadc4322a4e12b44a62f0ae

Las marcas de moda enfocadas en el exceso desde hace tiempo, se están despertando a la sustentabilidad


 

Cuando Yael Aflalo, fundador de Reformation, experimentó la magnitud de la contaminación, tomó una decisión en su vida.  Hoy su compañía se está enfocando en reducir los residuos a través de prácticas sustentables en toda su cadena de suministros.

El lema de Reformation: “Hacemos ropa matadora que no mata el medio ambiente”

Reformation logra que la gente tome cada vez más decisiones de compra basándose en la evaluación que es simultáneamente monetaria y social. Para las marcas de ropa, eso significa que la moda y la sustentabilidad deben coexistir.  Cuando la gente compra prendas de ropa en Reformation, ellos están pagando el conocimiento de cómo y dónde cada pieza fue fabricada.

Están pagando por algo que creen.

Por supuesto que existe mucha gente maniática que compra ropa sólo porque es económica. Pero hay un número elevado de consumidores de moda que determinan lo que el precio de una prenda significa; para ellos un precio es también valor, elogio y gratificación.

No sorprende que hoy las nuevas empresas de moda de mayor crecimiento se encuentran en la encrucijada de hacer el bien y hacerlo bien; en relación con el precio y el valor agregado. Expresan un precio de mercado basado en una visión ambiental en relación con sus prendas y a través de los beneficios de aquellos involucrados en el proceso de producción.  La ropa vintage reciclada, paulatinamente se valora más que las nuevas prendas fabricadas en Bangladesh.

Para una gran parte de consumidores de la moda actual; las prendas hechas a medida, las ediciones limitadas y las prendas que perduran en el tiempo son exactamente lo que buscan. La economía de la vieja escuela;  el cálculo y el juicio fueron considerados como procesos separados. El valor era económico, los valores eran sociales. No había una mezcla de ambos. Esto provocó un cambio climático, una explotación laboral y condiciones laborales inseguras.

“La moda es una de las terceras industrias contaminantes, y la segunda más grande consumidora y contaminadora del agua en el mundo.”

En China solamente, la industria textil crea 2.5 billones de toneladas de aguas residuales y 3 billones de toneladas de residuos cada año. En Estados Unidos, más del 85% de ropa que se desecha, termina siendo descartada, en vez de ser reutilizada o reciclada. Esto significa que el polyester de tu corpiño de Victoria Secret permanecerá para los nietos de tus nietos.

A medida que más consumidores tomen consciencia sobre estos hechos,  los tendrán en cuenta para su próxima compra.

Ahora mismo, compañías como Reformation son nuestro oasis en el desierto. Nos muestran donde el futuro de la moda se está dirigiendo, y en este futuro, la minoría más rica del mundo puede ser la menos valiosa.

Ruta de Diseño e Innovación Sustentable – Buenos Aires / Córdoba / San Pablo

Hoy los invitamos a participar de un evento muy interesante.

Ruta de Diseño e Innovación Sustentable es un evento que se realizará en diferentes puntos de la Región (Argentina, Brasil) para promover nuevas maneras de diseñar productos, indumentaria, arquitectura sostenible, modelos de negocios contemplando la colaboración entre la industria y los expertos para lograr cambios estratégicos de dirección hacia los desafíos ambientales, sociales, económicos y éticos.

pic

Las jornadas de la Ruta de Diseño e Innovación Sustentable se realizarán en Córdoba, Buenos Aires, y Sao Paulo. Cada evento local durará dos días divididos en Conferencias y Workshops especializadas por temas entre el 22 al 30 de junio.

Algunas temáticas a abordar son:

Tendencias de Diseño Circular, Diseño Sostenible, Eco diseño, Rediseño, Economía Circular, Bioarquitectura, Arquitectura Sustentable, Nuevos Materiales, Nuevos Modelos de Negocios.

En Córdoba, 22 y 23 de junio
En Buenos Aires, 26 y 27 de junio
En Sao Paulo, 29 y 30 de junio

Los oradores de Ruta de Diseño e Innovación Sustentable en Buenos Aires son: Gema Gómez (España), Nicola Cerantola (Italia), Bárbara Vespa, Carola Cantini, Ethel Bonnet – Laverge (Francia), Gabriela Lichtenstein, Guillermo Canale, Laura Cerioni, Leopoldo Díaz Cano, Lorena Tenuta, Luciana González Franco, María Carolina Cebey, María Florencia Segura, María Julia Tramutola, María Sánchez, Martin Albert Jasper (Alemania), Martín Ávila, Miguel Ángel Gardetti, Pablo Damián Bianchi, Paula Bisiauy Valeria Coronel Andrada.

La moderación de las Conferencias estará a cargo de María Pía Almeida Bou, del Área CMD Sustentable.

Para más información y compra de entradas ingresen aquí. 

Tambien pueden participar en un cocurso para ganar dos entradas a estos eventos registrándose aquí.